martes, 17 de diciembre de 2013

Árbol navideño













Soy maniática guardando las cosas que escribo y le llega hondo a las personas, por eso quiero colocar en el blog este mensaje que con motivo de la navidad hace un par de años envié por correo electrónico a mis familiares y amigos, colocado en forma de árbol navideño en un documento en word  (en el que deposite mucho amor para esparcirlo sobre todos) y con un pequeño preámbulo, lo adjunte como tarjeta de felicitación. Sus respuestas fueron tan halagadoras y emotivas que merecía guardarlo para usarlo en otra ocasión, esta me parece muy propicia.
Como el árbol contenía imágenes que ya no tengo en mi PC, lo convertí  en imagen (jpg) para poder subirlo tal como lo creé y obviamente cambié las fechas,  aquí les va y espero les guste.  

FELICES FIESTAS Y UN 2014 CARGADO DE BUENAS NUEVAS PARA TODOS.

“Muchas veces a una se le acaban las palabras bonitas, los buenos deseos resultan repetitivos y los años pasan casi siempre igual, para algunos la vida ha mejorado, pero en sentido general las cosas cada vez se ven mas difíciles y complicadas para la gran mayoría, la seguridad, la armonía y la paz aunque no se quiera, se ven afectadas por los grandes males de la sociedad mundial, pero aun así, hay algo que no podemos permitir que se nos acabe nunca y es nuestra fe en un Dios Superior que vela por nuestro bien y con ello las esperanzas de despertar un día y encontrar un mundo mucho mejor que el actual, por eso aunque resulte repetitivo quiero desearles a todos un año 2014 lleno de dicha, alegría y sobre todo mucha salud, armonía, amor y paz. 

Que pasen unas felices fiestas y no olviden compartir algo de lo que poseen con alguna persona necesitada, y lo más importante, dar de su tiempo y su amor, siempre hay alguien esperando recibir un poco de afecto, esta temporada es propicia para dar más de nosotros”.



Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 


Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

viernes, 13 de diciembre de 2013

!Ay, los seres humanos!

Que difícil se hace entender las interioridades del ser humano en sentido general.

En estos días, con motivo del funeral de Nelson Mandela, se han dilucidado una serie de actuaciones que de hecho nada tienen de censurables, es solo la envidia, el egoísmo y por qué no decirlo, el maldito racismo que lamentablemente no se ha terminado.

Se ha criticado mucho en la red la conducta ¿inapropiada? del presidente Barack Obama, primero por ser el único jefe de estado capaz de arrancarle simpatía y ovaciones al público presente, al dar un discurso coherente y a la altura de la memoria de Mandela, y segundo, porque no encontraron nada mejor que hacer los que como siempre nada bueno tienen que aportar a la humanidad.

Se criticó su saludo e intercambio de palabras con el presidente cubano Raúl Castro, que parecía sincero de ambas partes, ya fuese programado o no y ¿qué mejor manera de honrar la memoria de Mandela que dar un paso de acercamiento y posible tregua a este conflicto tan adulto e inmaduro a la vez?  Parece que olvidaron que Mandela visitó Cuba y se estrechó con Fidel Castro en un abrazo de hermandad.

Por otro lado, se ha hecho un revuelo por una simple conversación amena y una fotografía para la posteridad que al parecer quiso guardar la primer ministro danesa Helle Thorning-Schmidt, a la que tanto Barack Obama como el primer ministro británico David Cameron accedieron. Claro, esto le picó más a los desdichados racistas que a la misma Michelle Obama, ya que no pudieron tolerar que esta hermosa rubia fuera tan simpática y se viera tan a gusto y altamente honrada por la presencia a su lado de ese negro, que les guste o no, es el presidente de los Estados Unidos. No le busquen ninguna otra explicación, si la mujer hubiera sido negra no levanta ningún comentario, o si en vez de Obama hubiera sido Bill Clinton el presidente, tampoco hubiera levantado comentarios-

Esto señoras y señores, es puro racismo, aderezado con envidia y celos, más que nada porque en el fondo saben la grandeza y el valor de ese negro llamado Barack Obama.


Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 


Esta entrada fue publicada en el periódico El Caribe
http://issuu.com/elcaribe/docs/dn_20131216/22 


Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

jueves, 12 de diciembre de 2013

La Navidad


Estamos nuevamente en la época de navidad. El año pasado con motivo de esta temporada se me ocurrió escribir algo que ayudara a palear las pesimistas perspectivas del nuevo año que se acercaba (el 2013), algo que pudiera alegrarnos y sacar al menos nuestro lado positivo, al hacerlo lo compartí con la familia, los amigos, por correo electrónico y además una amiga lo puso en su blog, el cual les exhorto a visitar, la dirección es: http://corazonyrazon.wordpress.com/. 
Se corrió la voz y los resultados fueron bastante positivos. Como es válido para este año también, lo quiero compartir con ustedes hoy en mi blog.
Créanme, dio buenos resultados, lo hice en mi casa, lo puse en la entrada y en varios lugares, ¡Cuanto lo disfrutamos!

A continuación el escrito

HO, HO, HO, HO…
Llegó el momento de dejar de enfocarnos en los problemas y todas las cosas negativas que nos rodean, nos bombardean y seguimos nutriendo con nuestro morbo y supuesto interés de cambiarlas, pero al final de cuentas ese cambio que debe empezar primero por nosotros mismos y nuestros hogares, nunca lo hacemos.

Me parece que es hora de ponernos el disfraz de Santa Claus y empezar a decir al menos, Ho, Ho, Ho, Ho, que aunque en verdad ya suena bastante ficticio en Santa no digo yo en nosotros, pero al menos nos cambia el semblante y la perspectiva en esta navidad.

Aquí está mi slogan, si desean pueden hacerlo suyo.




No es cuestión de engañarnos sino más bien de soltar las negatividades un rato y dar colorido y melodía al ambiente con las risas y cánticos alegres característicos de la navidad.
Es hora de reunirnos en familia y sonreirle a la vida y al año que se aproxima para recibirlo con nuestras mejores sonrisas y expectativas.

Empieza a decir el ficticio, pesado y hasta ridículo “Ho, Ho, Ho, Ho”, escríbelo por toda la casa, la oficina, donde quiera que te muevas durante el día y te aseguro que te sacara carcajadas alegres, cada vez que lo veas, sonreirás, tus hijos reirán y se reirán de ti.

Pruébalo nada pierdes con esto, al contrario veras cuantas personas estaremos más sonrientes y alegres en navidad solo con este pequeño detalle.

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2014   
HO, HO, HO, HO… 
No olviden el slogan:

“Que la navidad no te saque el jugo, sácale tú el jugo a la navidad”

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente.

Esta entrada fue publicada en el periodico El Caribe:
http://issuu.com/elcaribe/docs/dn_20141227?e=1423128/3825453

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

sábado, 7 de diciembre de 2013

El Miedo

Últimamente el vocablo “Miedo” se ha convertido en una palabra mayor y nos hemos visto en la necesidad de escribirla en alta y no es para menos, se ha apoderado del mayor numero de la población mundial, ya que ni siquiera hay que pronunciarlo, se huele por todas partes y créanme que da hasta Miedo desglosar este tema.

El Miedo ataca los puntos más débiles del ser humano, lo paraliza y crea un sentir de conformidad y desamparo, resignación y cobardía, como si no fuéramos lo suficientemente fuertes para enfrentarlo y decir ¡Aléjate de mi! ¡Basta ya! ¡Fuera de mi vida!



Lo cierto es que somos lo suficientemente fuertes para dominarlo y vencerlo, lo que sucede es que no lo sabemos a ciencia cierta, no estamos seguros de nosotros, no confiamos en nosotros mismos, en nuestra fortaleza para enfrentar o resolver cualquier adversidad. Siempre estamos temerosos, esperando por ayuda, a que venga la caballería, Superman, Batman, el presidente del país, o el Chapulín Colorado, cualquiera está más capacitado que nosotros según nuestro criterio y para los creyentes, Dios, que es lo máximo, se encargara por nosotros de resolver la situación.

Nuestra vida está plagada de acciones dirigidas por el miedo a…  Todo gira en torno a nuestros temores, ya sean infundados, heredados, adquiridos, aprendidos, experimentados en vidas anteriores o imaginarios. Dentro de cada uno de nosotros como individuos hay un sin número de miedos, pero no todos les tememos a las mismas cosas.

Ahora bien dentro de nosotros como grupo de familia, comunidad y sociedad mundial, existen muchos miedos similares, característicos, racionales, que compartimos y sentimos al unísono. Estos miedos son muy peligrosos y difíciles de enfrentar solos, son nuestro peor enemigo, son los llamados miedos colectivos.


Si empezamos por aceptar, enfrentar y vencer nuestros miedos individuales, estaremos en capacidad y con la motivación y fortaleza necesarias, para al menos unirnos a los que enfrentan, luchan y hasta dan su vida por vencer o mejor dicho disolver los miedos colectivos. Un ejemplo de esto es Nelson Mandela, luchador incansable por la justicia y la igualdad que murió hace un par de días a la edad de 95 años y que fue un vivo y claro ejemplo de una vida sin miedos, no porque tal vez no los sintiera, sino porque supo enfrentarlos y vencerlos y sobre sus hombros recae la gloria de disolver en su país un gran miedo colectivo (el racismo), que cambió para bien la historia de Sudáfrica y del mundo.

No tienes que ser un héroe, ni siquiera famoso o popular, solo empieza por hacer las cosas pequeñas que te corresponden, necesitas y sabes que debes hacer, vence tus miedos y hazlas y sin darte cuenta terminaras haciendo cosas extraordinarias, así comenzó Mandela, haciendo lo que entendía era lo correcto y necesario según sus principios y su criterio. Venciendo sus miedos termino haciendo algo trascendental, algo tan grande que el mundo lo recordara y agradecerá por siempre.

Tus miedos no existen realmente, solo están en tu mente o tu recuerdo, ordénales salir ya, aunque no lo creas el mundo te lo agradecerá.   



“He aprendido que el coraje no es la ausencia de miedo sino el triunfo sobre él. Valiente no es aquel que no teme sino aquel que conquista ese miedo” Nelson Mandela         

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Esta entrada fue publicada en el periódico El Caribe:
http://www.elcaribe.com.do/2014/11/12/correo-los-lectores


Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

jueves, 5 de diciembre de 2013

La Paciencia

La paciencia ¿será sinónimo de buen ciudadano para los dominicanos?

Si vas a hacer cualquier reclamo sobre los servicios esenciales como luz, agua, basura, teléfono, transporte, sueldo, etc., en Republica Dominicana, la PACIENCIA  no debe faltar, es esencial para no terminar en la cárcel.

Recomendaciones para hacer un reporte de avería a CODETEL actualmente ¿CLARO?

Si va usted a reportar una avería o algún inconveniente con su línea de teléfono, le aconsejo que antes de hacerlo invite a unos amigos a su casa para compartir unos bocadillos, unos tragos y como siempre, no puede faltar la música  aunque sea de fondo.


Cuando el ambiente este bastante relajado y alegre, es el momento ideal para hacer el reporte de la avería, que si es del teléfono residencial y va a usar un celular para hacerlo, asegúrese de tener una buena cantidad de minutos disponibles, lo mejor es hacer una recarga antes de por lo menos RD$500.00 pesos, si su celular no es post pago.

Entre espera y espera escuchando opciones de una maquina operadora con voz femenina dándole las indicaciones de todos sus servicios y los inconvenientes de lugar, le aseguro que los bocadillos se estarán terminando, los tragos se irán agotando al igual que su paciencia y comenzara a sentir que la música le molesta.


Lo peor de todo esto es que cuando ya cree que terminará, le dicen que debe digitar los nueve  números de la cédula de la persona a nombre de quien está el teléfono, si no lo sabe esta perdido, no importa que use la opción de un operador, al hablar con él /ella, igual le pasan a que le atienda la maquina pues es ella la que está facultada para entrar la información y la cédula al sistema y procesarla, así que le recomiendo tener a mano el curriculum vitae de la persona por si acaso se encuentra fuera del país y no tenga que hacer varias llamadas al extranjero antes de conseguir hacer efectivo su reporte o si no tiene forma de localizarla y menudo problema, no podrá hacer ningún reporte y obviamente olvídese del servicio telefónico hasta que no sepa su paradero.


Antes bastaba con el nombre del dueño del contrato, ahora incluyeron la cédula y dentro de poco quien sabe que agregaran, por eso es bueno tener toda su información personal, numero de cédula, pasaporte, licencia de conducir, grado académico, estado civil, dirección, tipo de sangre, si tiene visa americana o ha viajado al extranjero etc.


Si se lleva del consejo inicial, los amigos le persuadirán de romper algo de valor en la casa, gritarle al perro o a los niños o la pareja o lo que es de esperar, de insultar inescrupulosamente a la maquina o al operador/a que al fin y al cabo solo están haciendo su complicadísimo y riguroso trabajo.

¿Qué no sabe cuál es la causa de tan agotador procedimiento?, pues despierte, bienvenido al avance tecnológico, al desarrollo y la era de las maquinas y al retroceso del cada vez mas incompetente ser humano, que cada día debe usar menos su cerebro, carece de sentido común y ni hablar de lógica, y lo peor es que hasta lo celebra y se jacta diciendo “Para eso están las maquinas”.


Por su propio bien le aconsejo que trate de que la última cosa que usted pierda sea La Paciencia, le servirá para salvaguardar su integridad física y moral.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente.


Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

jueves, 28 de noviembre de 2013

Hay que dar con gozo y recibir con gratitud

Siempre se nos ha inculcado a la mayoría de los seres humanos la cultura del dar, de ser desprendidos, de compartir y cooperar con los demás y está más que claro que es una de nuestras mejores actitudes, pues lo que no se comparte difícilmente se disfrute en su máxima capacidad.

Ahora bien también se viene haciendo hincapié tiempo atrás en saber recibir, ya que muchos opinan que para el ser humano es más fácil dar que recibir, supongo que esto sucede por la asociación que hacemos con una cosa y otra, el que generalmente da, se tiende a percibir que le sobra, que tiene abundancia, aunque esta no sea la realidad y del que recibe se tiende a pensar que tiene carencias y necesidades insatisfechas y sin posibilidades de podérselas satisfacer por el mismo, aunque esto tampoco sea así de cierto.




Existen personas cuya felicidad consiste en dar y darse a los demás y no les importa si necesitas o no sus dádivas, solo quieren dar, compartir lo que poseen y con este tipo de personas hay que ser receptivos aunque no tengamos necesidad de aceptar sus dádivas, pues también son bastantes receptivas a la hora de aceptar cualquier tipo de ayuda o cooperación. Pero también hay personas cuya felicidad es que les hagan dádivas y regalos, les encanta recibir y ser distinguidos con algún obsequio o halago personal, eso las hace sentir verdaderamente queridas y mimadas y no tienen ningún inconveniente en dar y compartir con los demás lo que poseen.

Existe un dicho que reza: “Hay de todo en la viña del Señor”, así que existen además otros dos tipos de personas, las que están muy dispuestas a dar pero detestan recibir y las que están siempre bien dispuestas a recibir pero no les gusta dar ni compartir lo suyo.

En el patio contiguo a nuestra casa hay una gran mata de mango, no he visto árbol más generoso que este, siempre está dando de si, por épocas nos da sus hojas marchitas y secas, diariamente nos cubre el piso con ellas, por épocas nos da sus flores que también a diario cubren el piso, en su mejor época nos da su jugoso, sabroso y dulce fruto que también cae abundantemente en nuestro patio y durante todo el año nos regala su grandiosa sombra, ¿Se puede pedir más? Si somos realmente agradecidos de sus favores no solo debemos agradecer su sombra y sus deliciosos frutos, también debemos agradecer sus hojas y sus flores caídas aunque dejen el piso impregnado de su trementina y eso nos obligue a limpiar a diario, esa limpieza la debemos hacer con agrado, dando las gracias y bendiciendo su dadivosa abundancia todo el año.




Para lograr un sano equilibrio debemos dar con gozo y recibir con gratitud, no hay nada más hermoso que saber compartir y además ser agradecidos por las cosas recibidas, aunque en el momento no las percibimos como bendiciones o como necesarias, lo son, si no para nosotros, al menos para el que las da, más tarde lo podremos constatar.

Así que cuando te toque de nuevo dar algo tuyo o dar de ti, hazlo con gozo y cuando te toque recibir algo de alguien o aceptar alguna dádiva, ayuda o compañía, hazlo con agrado y da siempre las gracias de corazón.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 


Esta entrada fue publicada en el periódico El Caribe:
http://www.elcaribe.com.do/2014/10/24/correo-los-lectores


Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Reconocimiento especial

Recientemente pude constatar que todavía hay profesores que les ponen trabajos escritos a mano a los estudiantes, ojala y el numero de estos profesores fuera significativo en las escuelas y colegios, y las universidades contaran con muchos de ellos también, ya que esto aunque fastidia sobre manera al estudiante, lo que verdaderamente hace es instruirlo, pues se ve en la obligación de leer, escribir, resumir y sacar conclusiones propias, y por muy mecánico que lo haga, una buena parte se le queda impregnada en el cerebro, a diferencia del copia y pega cuando usan las computadoras, donde leen por arribita, sin prestar la menor atención, importancia o interés, y por ende lo poco que captan es superficial y lo olvidan en pocas horas.


Por eso quiero hacer un reconocimiento especial para estos profesores que son verdaderos maestros y reconocen y están bien conscientes de su rol como educadores en la sociedad. Este es el tipo de enseñanza a la que hay que darle crédito y reconocerle sus méritos, no a la que está plagada de mecanismos y accesorios que facilitan y tienden a aniquilar los dotes y facultades especiales del cerebro y del ser humano, que de seguir como vamos nos olvidaremos hasta de escribir por falta de hacerlo manualmente.

Hoy día aprender no es el reto, sino pasar de curso, pasarle la materia al profesor y graduarse valiéndose de mecanismos modernos o fraudulentos y adoptando como último recurso para conseguir el objetivo, estudiar.

Hago mención de honor para ustedes, maestros de escuelas, colegios y universidades que entienden la necesidad imperiosa de salvaguardar nuestro magnifico, espectacular, hermoso y sin igual  cerebro y con él, nuestro cuerpo y sus cualidades, habilidades y funciones sicomotoras, receptoras, reproductoras y transmisoras. 


Es bueno y hasta indispensable agregar mecanismos modernos a la enseñanza siempre y cuando esto no equivalga a sustituir los básicos y esenciales, sino a complementarlos, ni siquiera a facilitarlos, pues lo que fácil se adquiere, fácil se pierde, y lo que fácil se “aprende” fácil se olvida.

Los exhorto a seguir así y que nada los haga tirar la toalla, cualquiera que sea el tipo de calificación al que sean sometidos, siempre obtendrán la máxima calificación a su arduo trabajo y esfuerzo. Aunque la remuneración no sea económica, aunque no reciban un reconocimiento especial como se merecen, estoy segura de que la satisfacción del deber cumplido es mucho más valiosa y reconfortante y la paz interior de saber el bien que hacen es mucho más duradera.


¡Bendiciones multiplicadas para ustedes! 


Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

domingo, 17 de noviembre de 2013

¿Avances tecnológicos o atrasos psicológicos?

En la actualidad escuchamos las siguientes frases:

“La tecnología ha hecho que avancemos a pasos de gigante”, “Los avances tecnológicos han revolucionado el mundo”, “La ciencia debe su deslumbrante progreso a los avances tecnológicos”…, etc.

Aunque definitivamente esto es algo real, la palabra “tecnología”, se repite por doquier casi como si fuera un mantra, pero a diferencia de este, en vez de relajar y liberarnos tiende a inquietarnos y esclavizarnos.

Hay un dicho que reza así: “Todo es según el color del cristal con que se mire”
También existe un ejemplo muy típico del optimista y el pesimista, es el del vaso medio lleno o medio vacío.

Como nunca me quedo con lo que se ve a simple vista, sino que analizo todos los ángulos posibles y trato de que los demás lo hagan también, ya que de esa forma se es mas objetivo y no recibimos sorpresas desagradables inesperadas, visualizar los pro y los contra y buscarle la quinta pata al gato siempre, es motivo para que generalmente me tilden de pesimista y aguafiestas, cosa que realmente me tiene sin cuidado, ya que lo que no acostumbro es a hacerme falsas ilusiones y a quedarme embelesada con el primer impacto, tiendo a reaccionar enseguida y aunque no se la causa, mis pensamientos vuelan a una velocidad que muchas veces me sorprende.



Esta forma de pensar y de ser es la que me lleva a hacer esta interrogante ¿Avances tecnológicos o atrasos psicológicos?

Definiciones de psicológico:

1.  Relacionado con el estudio de la vida psíquica y la conducta de las personas
2.  Relativo a la manera de sentir, de pensar y de comportarse de una persona o un grupo.
3. Se aplica a la situación o suceso que provoca una rápida alteración de la manera de sentir y de pensar de una persona o de un grupo de personas.

Sabemos que todo tiene su opuesto, oscuridad / luz, pequeño / grande, frio / caliente, vacio / lleno, etc., así que para que haya avance debe existir su opuesto, atraso.  


Así también, desarrollando y acrecentando la sabiduría y los conocimientos de algunos cerebros privilegiados que han existido a través de la historia de la humanidad, explotándolos producto de la ambición, consecuentemente atrofiamos y disminuimos la sabiduría y los conocimientos de los cerebros menos privilegiados (que son la mayoría), o sea, un pequeño grupo estuvo antiguamente y otro está actualmente rompiéndose el cerebro en los laboratorios, para que el resto no tenga necesidad de usar el suyo, eso realmente me parece “patético, exagerado, innecesario y extremadamente degradante” y lo peor de todo es que no sabemos al final quien resulta más dañado, si el que vivió o vive como un zombi, insaciable de conocimientos y deja toda su vida petrificada en un laboratorio, o el que vive como una momia con su cerebro atrofiado y todo su cuerpo vendado y atrapado por la tecnología, a excepción de sus ojos para ver las diferentes pantallas.




Recuerden que me llaman pesimista, así que en este caso prefiero ver el vaso medio vacío. Si queridos lectores, prefiero verlo como atraso psicológico en vez de avance tecnológico, aunque, mi pesimismo no me impide reconocer que gracias a ese atraso, hoy estoy escribiendo esto en una laptop y subiéndolo al blog para que todo el que tenga acceso a esto y lo desee, lo pueda leer.

Que quede claro que no estoy renegando a la realidad moderna, sino mas bien tratando de que puedan visualizar el precio a pagar por esta, llamando las cosas por su nombre real. Tal vez, si en lugar de promocionar tanto el avance tecnológico lo llamáramos por su otro nombre, el verdadero, atraso psicológico, quizás el efecto de la forma negativa de expresarlo cree un efecto positivo en nuestro cerebro y seamos menos dependientes, menos ignorantes y por ende más astutos y sabios.  


Si concebimos un mundo como lo fue en sus orígenes, y actuamos para forjar un mundo sano en todos los aspectos, libre de enfermedades fabricadas en los laboratorios y propagadas por sus fabricantes como plagas para hacernos dependientes de sus fármacos, un mundo que nos aporte todo lo necesario para vivir alegremente, como de hecho fundamentalmente lo es, no creo que los avances tecnológicos tengan mucha relevancia en un mundo así, libre de contaminación, egoísmo, ambición desmedida, guerras, discriminación y falsedades.
En un mundo donde prime lo sano y limpio, la confraternidad y hermandad, el desapego material, la igualdad y la verdad, la convivencia armoniosa, donde el amor sea lo básico, esencial y primordial, la tecnología sale sobrando, en realidad tuvo que perderse todo eso para que la tecnología apareciera y se desarrollara como lo ha hecho, pues aquí también prevalece la ley de los opuestos, para poder crear también hay que destruir.

Ustedes saquen sus propias conclusiones y elijan el nombre que más se acomode a su forma de pensar.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Esta entrada fue publicada en el periódico El Caribe:
http://www.elcaribe.com.do/2015/02/11/correo-los-lectores

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

¿Hay vida en el exterior?

Siendo el universo todo lo inmenso que es, resulta casi una utopía pensar que somos la única forma de vida inteligente que lo habita. Cuando digo vida, me refiero a la vida material, a las formas, a la materia viva en sí, no a vida abstracta, antimateria, espiritual, o energía, pues esta pulula en todas partes del universo.
Deben existir miles de especies inteligentes con características parecidas y con cualidades superiores y ¿por qué no?, también inferiores a la de los humanos y muchos miles más muy distintos de nosotros.

Si en el planeta tierra la hay no lo sé, pero creo que en caso de haberla deben ser inferiores a nosotros y por eso se esconden, si fueran superiores ya se habrían dejado sentir y nos estuvieran gobernando o por el contrario ayudándonos y dándonos las pautas para superarnos, cosa que obviamente no están haciendo porque de ser superiores no se equivocarían al contactarnos, y pondrían su sabiduría al servicio de los ambiciosos y perversos depredadores del universo, por lo que creo que en el planeta Tierra, los humanos somos la especie más avanzada, pero no necesariamente la forma de vida más inteligente. 


Como soy experta en ideas descabelladas se me ocurre pensar que somos algo así como los juguetes caros de especies superiores a nosotros, de vidas más inteligentes y más avanzadas que viven en otros planetas y galaxias, por decirlo en términos modernos, nuestra galaxia es como el juego de nintendo o wii, de estos seres y estamos a su merced, quizás para ayudarlos a descifrar algún código oculto del universo. Así como nosotros hacemos experimentos y enviamos satélites y naves espaciales para observar, estudiar y conocer mejor el exterior que nos rodea, de esa misma forma, ellos hacen experimentos más avanzados con nosotros y están observándonos y estudiando nuestros pasos.

Donde quiera que nos movamos en el planeta hay vida, inteligente o no, la hay y quién sabe si a lo que llamamos vida no inteligente resulta ser más inteligente que nosotros y lo que ocurre es que nos falta un tipo de inteligencia  superior y sabiduría para entenderla y establecer comunicación con ella. Soy de la opinión de que toda vida es inteligente y sabia, lo que cambia es la forma de expresión y comunicación de estas y la capacidad o incapacidad de interpretación, de entendimiento.


¿Acaso el agua, que es vida en movimiento continuo, incesante, cambiante, no es inteligente?, me parece que su inteligencia es superior a la nuestra, pues tiene un poderío, un control, un comportamiento y una armonía que desearíamos tener los humanos, simplemente es otro tipo de inteligencia desconocida por nosotros y necesaria para descifrar su lenguaje, para lo cual hay que tener un alto grado de desarrollo auditivo, los animales, las plantas, el universo de seguro que la entienden a la perfección, los humanos sabemos escuchar muy poco, además de no tener tan desarrollado ese sentido, solo oímos lo que está próximo a nosotros y nos llega con interferencias que distorsionan el verdadero sentido de lo expresado.

El agua es la vida por excelencia del planeta, es quien sustenta la vida en él, por eso está constituido mayormente de agua al igual que el cuerpo humano. Esta se encarga de saciar nuestra sed, de regar y fecundar la tierra para producir sus alimentos, de regular el clima, de equilibrar, compensar y combatir cualquier fenómeno que quiera dañarnos, es nuestro guardián. Por eso es que en las exploraciones de otros planetas para saber si existe o es posible la vida, se busca la presencia de agua antes que nada, pues sin ella no hay vida, al menos no como la conocemos los humanos.


No me cabe la menor duda, no estamos solos en el universo, aun sea un tipo de vida totalmente desconocida, inconcebible, incomprensible, inimaginable e inaceptable a nuestro escaso entendimiento racional, aun no tenga nada parecido a nosotros, nada que ver con nuestro raciocinio o capacidad de imaginación, tanto la lógica, el sentido común, la razón y sobre todo el corazón, en fin la vida misma me revela que así como nosotros observamos el cielo, de esa misma forma ellos nos observan a nosotros, respetándonos y guardando distancias, así lo percibo y lo siento y este sentir me lleva a hacer esta afirmación:
¡Hay vida en el exterior! 

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Y así sucesivamente

Desde que tengo uso de razón, vengo escuchando decir esta frase “Y así sucesivamente”, entendiendo que se trata de una especie de resumen para decir cosas que resultan repetitivas o se sobreentienden porque van en secuencia, o sea, se suceden unas a otras. Por ejemplo: “Si quieres entrar en la universidad primero debes ir a la escuela y hacer el primer curso, el segundo, el tercero y así sucesivamente hasta terminar el bachillerato”, hay infinidad de ejemplos pero todos básicamente tienen el mismo fin, acortar o economizar tiempo o palabras. Supongo que el “etcétera”, es su primo hermano, que aunque también sirve para acortar o economizar tiempo o palabras, tiene diferente sentido de uso, ya que en este caso no necesariamente hay sucesión, sino mas bien numerosos eventos o recursos sobre el tema en cuestión y para ponerle fin usamos el etc., o los puntos suspensivos (…) que son otra forma de abreviar cosas que a veces resultan ser, más de lo mismo.


Hace un tiempo ya, escuche a alguien decir: “Y  así subversivamente”, a manera de broma y desde luego que me causó risa. No sé por qué se asomó al pensamiento ahora ese recuerdo y fue lo que motivó este escrito, pero al igual que la vez que lo escuche, me provocó risa recordarlo, y créanme si les digo que en seguida me vino a la mente una nueva perspectiva de la broma y como siempre le doy el beneficio de la duda a muchas cosas, enseguida vino la interrogante ¿Y si en vez de una broma lo hubiera dicho en serio?


Ahora bien, el mundo colorido de hoy, en comparación al en blanco y negro de hace 50 años atrás no se parece en nada en cuanto a desarrollo científico, tecnológico, industrial, cognitivo, didáctico, culinario, sociológico, sicológico…, y sin embargo seguimos escuchando las mismas frases de antes: “El mundo está mal”, “Esta vida se ha puesto muy difícil”, “La economía anda por el suelo”, “El mundo se está acabando”, ”Antes las cosas eran mejores”, ”Todo está muy caro”, etc., etc.

Entonces concluyo que en esencia, seguimos siendo y haciendo lo mismo, lo cuál es la verdadera causa de que los problemas de la sociedad mundial se mantengan inalterables, casi con el mismo orden jerárquico y conserven su vigencia y malestar generación tras generación, avance tras avance, como si fuera un software que viene adherido a nuestra medula ósea en el empaque de vida que nos toca vivir.

Quizás sea correcto decir “… Y así subversivamente…, el mundo cambió”, ya que tal vez sea ahí donde está la solución a la raíz de nuestros males (en alterar el orden político, social o moral establecido)*, lo cual solo se consigue “Evolucionando” pues hasta el momento, masivamente nos hemos comportado como mansos corderitos, siendo sumisos y ya es hora de dejar tanta sumisión y ser subversivos de una manera objetiva, eficaz y firme sin excedernos en violencias. 


Dicen que hasta que no aprendamos lo que vinimos a aprender a este mundo seguiremos repitiendo el curso, mientras sigamos cometiendo los mismos errores, dando las mismas vueltas como el trompo, seguiremos viviendo vidas repetidas hasta superarnos y pasar de nivel, si esto es cierto y para mi tiene bastante lógica y sentido, debo caer en la triste realidad de que aunque individualmente hayamos avanzado y pasado de nivel, si el numero de promovidos no es significativo, colectivamente seguimos estancados, repitiendo el curso una y otra vez, razón más que valedera para pensar que somos mas individualistas que ninguna otra especie, mas egoístas que ninguna, y que mientras no determinemos y fijemos un centro con un objetivo común para el bienestar colectivo a partir del cual todos giremos al igual que lo hacen los planetas alrededor de su eje y también alrededor  del sol (no como el trompo solo alrededor de su eje), lamentablemente seguiremos repitiendo el curso como especie, una y otra vez, una y otra vez y así sucesivamente.

* Subversivo: que intenta alterar el orden político, social o moral establecido.


Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

jueves, 7 de noviembre de 2013

¿Hacia donde nos lleva el barco?

No soy muy versada en temas bíblicos, pero tengo entendido que Noé subió en la famosa arca a toda su familia y de cada especie animal subió una pareja para preservarla por orden de Dios. Imagino que a Noé no se le ocurrió preguntar hacia donde los llevarían las aguas, solo hizo lo que mejor sabia hacer, obedeció con fe.

Imagino que de igual manera nos subimos todos a este enorme barco llamado planeta tierra, nadie sabe exactamente cómo llegamos aquí y hacia dónde nos lleva este barco que navega en el universo sin capitán visible, ni proa, ni popa, solo obedece a una fuerza gravitatoria superior que lo dirige a la perfección evitando su colisión con otros barcos que también navegan en el mismo mar (universo).




Aquí estamos, al igual que Noé, confiados, protegidos, enviando palomas (satélites y naves espaciales) para ver si ya nos podemos bajar, pero hasta no estar 100% seguros de lo que hay afuera, por mucho que nos quejemos, nadie se quiere apear, pues sabemos menos todavía hacia donde lleva el barco fantasma de la muerte.

El mundo es inmenso, y comparado con todo lo que se conoce hoy día como universo, el planeta Tierra es insignificante, pero aun así, resulta sumamente enorme para nosotros (sus habitantes), aunque muchas veces escuchamos decir lo siguiente: “Este mundo si es chiquito, esto es un patio”, lo cual también es muy cierto.

Entonces llego a la siguiente conclusión, somos grandes, pero a la vez somos muy pequeños y eso es más que obvio. Por ejemplo el desierto es enorme pero está formado por minúsculos granos de arena, el mar es inmenso pero está formado por insignificantes gotas de agua, el aire está formado por incontables partículas microscópicas, el fuego está formado por millones de chispa, la tierra constituida por millones y millones de partículas, minerales, especies animales y vegetales y le sigue un largo etc.

Los animales y los seres humanos nacemos de un tamaño muy diminuto y luego nos hacemos más grandes. En el caso de los humanos imagino que esa semilla que somos originalmente antes de tomar forma humana, tampoco se pregunta hacia donde lo llevara ese barco llamado cuerpo humano, solo se deja guiar y obedece con fe, para lograr su propósito de vida, aunque a veces “aparentemente” nos equivocamos. 
   
En resumen, estamos subidos en un barco gigantesco llamado “Planeta Tierra” y este está formado por infinidad de pequeños barcos (continentes, océanos, naciones, ciudades, comunidades, familias, etc.), pero a su vez es un pequeño barco que forma parte de uno más grande llamado “Sistema Solar” y este forma parte de uno mayor llamado “Vía Láctea” y esta forma parte de… y… este forma parte del “Universo” aparentemente infinito. Todo está compuesto por múltiplos y submúltiplos. Todo es grande y pequeño a la vez.


Moraleja:

Por muy orgulloso que estés, recuerda siempre que tu barco va subido en otro mayor cuyo capitán tiene el mando, y por insignificante que te sientas recuerda siempre que eres el capitán de un barco en el que van subido muchos otros también.

Eres pequeño con relación a unos, pero eres grande con respecto a otros. Y sin importar lo grande o pequeño que seamos, el común denominador de todo es que no sabemos hacia donde nos lleva el barco y no creo que sea relevante saberlo, lo importante es tomar cada cual su remo y ayudarlo a navegar en la dirección correcta, sin oponerle resistencia, solo una buena dosis de fe como hizo Noé y dejarlo fluir, para así fluir nosotros con él, y es precisamente en ese fluir donde se nos hará la luz, donde alcanzaremos un alto grado de conciencia y sabremos con seguridad, hacia donde es que el barco nos lleva.  


Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Esta entrada fue publicada en el periodico El Caribe:
http://www.elcaribe.com.do/2015/01/20/correo-los-lectores

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

jueves, 31 de octubre de 2013

Somos más valiosos muertos

Siempre me ha intrigado la muerte, ya que desde pequeña he tenido varios encuentros cercanos con ella, y precisamente lo que inicialmente me ayudó en mi despertar, y vino a cambiar mi perspectiva de la vida y la muerte fue un libro que ya les había mencionado en una antigua entrada “Martes con mi viejo profesor”, o “Encuentros con Morris”, el cual trata de cómo cambió la vida de un profesor universitario al enfrentarse a una enfermedad terminal y al convertirse en una persona moribunda.
Sabemos que todos tarde o temprano moriremos, pero no es lo mismo saber más o menos el tiempo en que ocurrirá, que saber que algún día (que por cierto siempre vemos muy lejano) ocurrirá. El hecho es que al saber que pronto vamos a morir nuestra vida cobra más valor, para nosotros mismos y para los demás que empiezan a vernos con lástima y con un interés morboso también, como si pretendieran que les diéramos un adelanto de lo que a todos nos espera.

La vida de Morris al parecer había transcurrido enseñando y dando lo mejor de sí a sus estudiantes y a todos, pero el hecho de saberse su eminente y pronta muerte lo convirtió en una persona más interesante, causó que sus amigos y allegados y sobre todo el mismo Morris, decidiera sacarle el mayor provecho posible al tiempo que le quedaba de vida, lo cual convirtió su casa en una especie de Universidad de la vida, donde todos acudían en busca de orientación, sabiduría o simplemente a admirar el valor de ese hombre.


Este caso como tantos otros nos dejan ver una cruel realidad, somos más valiosos muertos o cerca de la muerte, que vivos. No se a que se deba este fenómeno, pero cuando mueres o se sabe que vas a morir dentro de poco tiempo, cobras un interés que en vida tal vez nunca despertaste. Los familiares y amigos que no tenían ni siquiera un segundo disponible para ti, de repente desfilan uno por uno delante de tu cuerpo sin vida en un ataúd, incluso hasta vienen del extranjero a darte el ultimo adiós, cuando ya no puedes ni siquiera regalarles una sonrisa.

El dinero que no fuiste capaz de reunir para resolver algún problema o del que no pudiste disponer para simplemente tomarte un descanso merecido e irte de vacaciones, de pronto aparece para usarlo en tu funeral. ¡Qué paradojas y sorpresas tiene la vida! Es probable que días antes visitaras a un doctor porque te aquejaba algún dolor o malestar, pero incluso el doctor no tiene mucho interés en ti, eres solo una cifra de dinero para él, te indica una serie de estudios innecesarios solo para conseguir unos bonos extra de comisión, le llevas los exámenes y aun cuando hay valores sospechosos y sabe la causa, te sigue indicando mas y mas estudios, o por el contrario hace caso omiso a esos resultados y te dice que solo tienes un virus, que guardes reposo y tomes mucho liquido, luego a las pocas horas te mueres y entonces se interesan más en ti, te hacen una autopsia para saber que tenias, de que moriste y toda una serie de investigaciones y cosas, que carecen de importancia ya, porque nada te devolverá la vida.


La muerte tiene dos etapas de decisiva importancia, la primera es cuando todavía estas fresco, recién muerto, todos te rinden homenaje y hablan bien de ti, empieza a aflorar todo lo bueno que hiciste y se deja a un lado lo mal hecho, esto dura alrededor de varios meses, de tres a siete como máximo, luego cumples el año y pocos lo recuerdan. La segunda etapa es cuando ya llevas muchos años de muerto, de siete a diez como mínimo, al pasar ese tiempo, la nostalgia de tu recuerdo aparece y de nuevo cobras importancia, en especial para la historia, si fuiste alguien reconocido a nivel nacional o internacional, para la genealogía, que estudia los antecedentes familiares con diferentes fines y especialmente para la familia, que al hablarle de ti a generaciones posteriores, enaltecen tus valores.

Si pasaste desapercibido en vida, al morir y dependiendo de la forma en que lo hagas, cobrarás importancia, si fuiste una persona reconocida lo serás doblemente al morir, como ocurrió con el médico peruano que murió en el tiroteo del atentado terrorista en un centro comercial en Kenia el mes pasado, y si por casualidad fuiste famoso, al morir la fama será mayor, especialmente tu muerte, será algo sensacional.

Hace unos días, mi hija menor me dijo lo siguiente: “Mami, cuando mueras muchas personas querrán leer tu blog”, lo cierto es que no lo dudo, el tiempo que damos por sentado y la vida nos roba, la muerte se encarga de enmendarlo, aunque tal vez un poco tarde. De lo que sí podemos estar seguros es de lo siguiente; hagamos lo que hagamos, siempre será más interesante, más importante, más relevante y más valioso después de nuestra muerte. 


Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Esta entrada fue publicada en el periodico El Caribe:
http://www.elcaribe.com.do/2015/02/18/correo-los-lectores

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

sábado, 26 de octubre de 2013

El silencio...bello y encantador

La belleza produce placer, deleite o admiración y el encanto atrae o embelesa, a mi entender el silencio tiende a producir esos efectos, por eso digo que es bello y encantador.

En un mundo que se ha vuelto tan ruidoso y compulsivo, el silencio cada vez es más valioso y necesario, la mayoría lo requiere, aunque otros prefieren aturdirse con el ruido y escapar de la realidad que les revela el silencio. 

Es cierto que hay silencios embarazosos, inapropiados, insoportables, que duelen y que hieren en lo más hondo del ser, pero no es menos cierto que también el silencio es una manera de confortar el alma, una forma de expresión elocuente, con mil y una formas de interpretación, un arma de doble filo, una forma de protestar, etc., pero más que todo el silencio es un Don y un arte (el que tenga dudas solo debe ver las famosas películas mudas).


Cuando permanecemos en silencio y quietos, ya que el movimiento produce ruidos y tiene su propio lenguaje, es cuando más abiertos están nuestros sentidos a apreciar el lenguaje de la naturaleza, que es sumamente rico en matices, sonidos, aromas, sensaciones, etc. 

Pero el verdadero silencio, el absoluto, solo se consigue callando nuestra voz interior, ya que aunque el entorno exterior permanezca en aparente calma y quietud y nosotros con él, generalmente hay una vocecilla que no para de hablarnos para atraer nuestra atención, es nuestra conciencia dual, que siempre está haciéndonos cuestionamientos, comparaciones, elucubraciones y tratando de aclararnos o confundirnos.

Si conseguimos controlar esta voz, ponerle freno y horarios, o sea, si conseguimos dominarla, y no que ella nos domine y nos controle a nosotros, podremos conocer el verdadero éxtasis del silencio total, que no es la ausencia de sonidos como muchos creen, sino la ausencia de ruidos, sonidos fuertes y desagradables y voces, este tipo de silencio es el que se consigue mediante la meditación.

Una cosa es ausencia de sonidos (que nunca la hay, pues nuestra respiración lo produce y todo lo que se está moviendo en la naturaleza, o sea, todo lo que está vivo, respira y produce movimiento vibratorio y por ende sonido) y otra muy diferente es que no los escuchemos por estar absortos, embelesados, entregados al placer y el deleite, al éxtasis del silencio interior.


Este tipo de silencio te hace sentir como si flotaras en el aire, te sientes sumamente ligero, relajado, feliz, con una paz incomparable en tu ser, como un estado de plenitud, un estado inmaterial del ser, donde nada necesitas ni te falta, no hay pensamientos, no hay nada que te impida sentirte dichoso, simplemente “ERES’ junto con el silencio, el aire y con todo, una sola cosa, un solo sentir, placentero, grato, delicioso, es como si tu cuerpo de repente no pesara nada, como si te elevaras y estuvieras descansando en nubes suaves de algodón y terciopelo y estas te acariciaran delicadamente, se metieran dentro de ti y se convirtieran en tu cuerpo y flotaras, lo cual te proporciona la mayor felicidad y paz que jamás hubieras conocido, sonríes y te entregas plenamente a ese momento de éxtasis indescriptible, sosegado, suave, ligero, pleno, feliz, te inundas por completo de un amor puro y total.   

Espero que todo ser humano pueda experimentar este tipo de silencio alguna vez  en su vida y disfrutar su belleza y encanto, lo he vivido en varias ocasiones y deseo fervientemente poder hacerlo parte de mí en cualquier momento y lugar, cuan difícil se hace soltar el equipaje de la vida y controlar la vocecilla interior, pero no desmayaré, se que algún día lograré conquistar ese silencio, o mejor dicho, algún día dejare que ese silencio bello y encantador me conquiste por completo.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

domingo, 20 de octubre de 2013

"La Familia", la mayor empresa de la sociedad

Amigos lectores, hoy día 20 el blog está cumpliendo su tercer mes, quiero agradecerles su visita y pedirles que si tienen alguna sugerencia o critica se sientan en libertad de expresarla, esto contribuye a mejorar la calidad y el contenido del mismo. Se que muchas de las entradas se exceden mas de lo apropiado para una fácil y rápida lectura, pero créanme si les digo que trato en lo medida de lo posible de acortarlas, sin que se pierda el sentido y la esencia del mensaje que quiero expresar.
Para mi es grato y hasta sorprendente saber que al día de hoy el blog tenga ya casi mil visitas, espero que algunos de los temas haya sido de utilidad o interés para al menos unos cuantos. 

Gracias a todos y les dejo la siguiente entrega.


"La Familia", la mayor empresa de la sociedad

Sin duda alguna, en cualquier lugar del mundo la familia constituye la mayor empresa de la sociedad. Anteriormente las tribus o clanes eran una gran familia dirigida por un líder o cabeza de familia, con los años las cosas fueron cambiando y cada pequeño grupo familiar se fue emancipando y formando campaña aparte y estableciendo sus propias reglas dentro del área que ocupaban, la cual consideraban de su propiedad y posteriormente denominaron hogar. Hoy día el grupo se ha reducido más y más, pues cada pareja y sus crías forman una familia y el tronco familiar con todos sus descendientes pasan a ser familiares o grupos de familias distintas.

La base en que se sustenta la familia es primordial para el sano desarrollo de la sociedad, el hecho de que en la actualidad esa empresa se haya diseminado tanto y esté bajo la influencia de tantos criterios, valores y reglas diferentes ha influenciado en parte en el deterioro de la solidez de esta, además de que al ajustarse a los tiempos modernos los roles también se están reajustando y acondicionando lo que ha provocado cierto rechazo y descuido, y esto también ha contribuido en el deterioro de la familia.




Las mujeres definitivamente han puesto un alto a ciertos privilegios que eran exclusivos de los hombres, hoy día se lucha de igual a igual, lo que ha provocado que también se pierdan casi todos los privilegios exclusivos de la mujer a excepción de los de las embarazadas, lo cual me parece prudente y lógico. La emancipación de la mujer y su independencia económica parcial o total del hombre con la finalidad de conseguir un mejor y justo trato de la sociedad y del hombre mismo,  trajo como consecuencia un cierto abandono del hogar y los roles que se desempeñaban en él por parte de ambos sexos, lo que ha afectado grandemente al deterioro de esta empresa. La vivienda se ha dejado parcialmente en soledad, los hijos se crían prácticamente solos, con muy poca supervisión y en los mejores casos están bajo el cuidado del servicio, de centros pedagógicos infantiles o de los abuelos, que definitivamente no están preparados para lidiar con los embates de los tiempos modernos.
En la familia como en las demás empresas, existen roles, generalmente el hombre era el protector y encargado de la producción y la mujer que “aparentemente” estaba muy cómoda y tranquila en el hogar, era la encargada de la administración, planificación, organización, supervisión y ejecución de los planeamientos, además de velar por la buena salud y comportamiento de los hijos, por esta razón se le catalogaba como “La Ama de casa”, apelativo que define perfectamente la importancia de su rol y su incidencia primordial en esta empresa. Pero hoy día ese calificativo resulta despectivo incluso hasta insultante para una gran cantidad de mujeres, y yo me pregunto ¿Por qué?  ¿Acaso esto tiene que ver con el feminismo y el machismo, donde muchos adjetivos expresados en el género masculino son valerosos y los mismos adjetivos expresados en el género femenino son despectivos? ¿Será esta la razón para que el decir que somos “Amas de casa” sea una deshonra y que el hombre diga que es el “Amo de la casa” sea un honor? La verdad que no lo entiendo, la inteligencia no se mide por lo que haces, sino por el por qué y el cómo lo haces.

Soy ama de casa y una mujer profesional (tengo dos profesiones) y me siento más orgullosa de decir que soy  ama de casa que de mis dos profesiones, que dicho sea de paso abandone la primera (ingeniería civil) para criar a mis hijos, darles una mejor educación, enseñanza y calidad de vida con una supervisión permanente y para disfrutar con ellos el mayor tiempo posible sus diferentes etapas de desarrollo antes de que crecieran y se fueran de mis manos sin darme cuenta de cómo y cuando sucedió. Mi orgullo se debe primero al privilegio que es hoy día criar a tus hijos porque cuentas con un buen compañero que te apoya y asume su rol de producción y protector del hogar, además de que el involucrarte y ejercer directamente tu rol de Ama de casa, te proporciona varias licenciaturas, maestrías y doctorados sin necesidad de  asistir a la universidad, por ejemplo: administradora de empresa, secretaria, sexóloga, sicóloga, pediatra, enfermera, doctora, cantante, profesora, chef, sanadora pránica, diseñadora y decoradora de interiores y otras profesiones más, que las ejerces con determinación, dedicación, ternura, amor y una sabiduría que no se consigue en ninguna universidad del mundo y la más importante de todas, la de ser “Madre y Mamá”.


La mujer se emancipó económicamente del hombre pero sigue atada legal y emocionalmente a él, esta aparente emancipación la ha desligado de sus roles intrínsecos y naturales y la ha atado cada vez más a otros menos relevantes, está atada a los malos tratos de la sociedad, del jefe, del esposo, de los hijos, incluso se ve sujeta a tolerar hasta el trato irrespetuoso del servicio, por depender tanto de él para darle soporte y apoyo en el hogar que ha descuidado. Aunque nos independizamos económicamente, nos hemos convertido en subordinadas del tiempo, del trabajo, de los jefes, de los esposos, de los hijos, de la sociedad moderna, de la belleza, etc., etc., hemos perdido unos hermosos privilegios a cambio de una igualdad y un respeto ficticio, pues cada vez nos ultrajan mas y mas, nos juzgan y condenan mas, nos utilizan y nos exigen más, nos desconsideran y nos explotan mas, nos manchan, nos abusan  y nos desvalorizan mas. Estoy de acuerdo en que la mujer se supere intelectualmente y forme parte del soporte económico del hogar, pero lo que no comparto es que permanezca tantas horas o más que el hombre fuera y lejos del hogar, ya que en lo que ella es buena y superior y se ha demostrado que imprescindible también, es en el arduo trabajo de dirigir, manejar y supervisar el hogar y no es lo mismo ni igual hacerlo a distancia, tarde o temprano los resultados salen a relucir y la mayoría de las veces el precio que se paga por descuidar la empresa llamada “familia” es muy alto.
Aunque el hombre siempre ha sido “aparentemente” el cabeza de familia, de sobra se sabe que mayormente la mujer además de ser el cuerpo, también es la programadora y controladora de esa cabeza, por decirlo en términos modernos, ella es la que inserta el chip en el cerebro del hombre, pues la cabeza está totalmente a su disposición, al menos al principio así es, si ella no supo programar bien el chip o insertarlo adecuadamente en el momento preciso y darle el mantenimiento adecuado y necesario, la empresa fracasará y se irá a pique. 




En la actualidad, esto está sucediendo rápida y masivamente, pues ahora resulta que hay dos cabezas de familia, cansadas y agotadas, sin cuerpo y sin ningunas manos aparentes para programarlas e insertarles el chip, esto definitivamente que ha originado un caos a nivel mundial y terminará por el desplome de “La familia” la mayor empresa de la sociedad, que es la base y sustento de todas las demás, y con este desplome vendrá el colapso total de la sociedad mundial y del ser humano como ente primordial y esencial de esta. Esto se avecina ya, y de hecho tiene hasta nombre la era que se aproxima, la han llamado “La era de las maquinas”, ellas serán las dueñas y señoras, “Las Amas y también las esclavas”, no habrá cabida para nada mas, el ser humano solo pasará a ser un peón al servicio de su buen funcionamiento, pero sin voz ni voto, ya que todos tendremos insertados un chip que será controlado por un gran ordenador universal y pasaremos a ser puras y simples maquinas también. De hecho ya estamos actuando como tal, en vez de servirnos de las maquinas, ellas se están sirviendo de nosotros ya, nos utilizan a su antojo a casi tiempo completo y ni siquiera nos estamos dando cuenta de eso, solo nos dejamos arrastrar por la corriente moderna.

Actualmente un joven ruso se ha sometido a un experimento por seis meses para ver si somos capaces de poder vivir como vivió el hombre en la Edad Media en el siglo IX, con escasas herramientas y sin ninguno de esos avances, se estará en una observación y monitoreo constante, más un análisis de los resultados que se van obteniendo y los daños sicológicos que esta privación y aislamiento podrían causarle, ya que el ser humano está muy adaptado a vivir en sociedad y demasiado dependiente de todos esos avances tecnológicos de la ciencia. 
Esperemos ver esos resultados, ojala y todavía estemos a tiempo de evitar nuestro final.         

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Un extracto de esta entrada fue publicado en el periódico El Caribe:
http://www.elcaribe.com.do/2015/11/13/correo-los-lectores

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.