Proyecciones







Cuando crees que se te han agotado todos los recursos, es cuando empiezas a ver tu gran potencial. (Harolina Payano.)


!Hola!
Esta página la creé para los amantes de la lectura, con la intención de compartir con ellos algunos escritos que han llegado a mis manos y he ido guardando por considerarlos muy interesantes y motivadores, los que según mi opinión deben leerse frecuentemente por su excelente contenido, para conseguir aplicar al menos un 30% de su enseñanza a nuestra vida, algunos no dicen el autor porque lo desconozco y aclaro que en esta pagina ninguno es de mi autoría, cuando lo sea, lo especificare. 

Trataré de ir aumentando el listado apropiadamente según me lo permitan las fuentes de recepción.

Espero que les sea de utilidad personal o asesoral. 

Buen aprendizaje.

I. Harolina P. T.


Aportes

1.- EL CEREBRO PROGRAMA TUS EMOCIONES

Por Eduardo Gómez

Este escrito es un extracto que hice del video de motivación que aparece en el siguiente link
http://www.youtube.com/watch?v=r5WoOdZlfts&feature=related, realizado por el psicólogo Eduardo Gómez, en la siguiente pagina web www.enriquecetupsicologia.com

“Tu cerebro programa tus emociones”

Esta es una frase a la que debemos prestar mucha atención, porque comúnmente muchas personas tienden a mal interpretar su significado y a adjudicar su desgracia a factores externos a ellos, librándose de la responsabilidad de mediar ellos mismos sus emociones, como si las emociones, las reacciones, fueran una respuesta involuntaria, es decir, como si nosotros no tuviéramos nada que hacer ante por ejemplo las palabras irritantes de otras personas que ser reactivos, simplemente reaccionar.
Esta frase lo que quiere decir es que tu cerebro, o sea algo que está dentro de ti, es capaz de programar tus emociones, nadie lo hace por ti, así que ni el dinero, ni el compañero, ni la vecina irritante, son dueños de tus emociones, no es así, tu cerebro las programa.

Tu comportamiento es el resultado de tus pensamientos, de nadie más.

Dos personas no reaccionan igual ante situaciones semejantes, debido a lo que sucede en su cerebro.
Simplemente la diferencia entre aquellas personas que logran éxito que avanzan en su vida y aquellas personas que se quedan pegadas en su pasado, que se hunden en la depresión, en su mayor parte, el problema está en “la interpretación que hacen de los hechos”.
Aquella persona que se dejan vencer rápidamente ante un nuevo reto y aquella persona que aunque no lo esté logrando busca las formas alternas de lograrlo, lo diferente en cada una de ellas es la interpretación de los hechos, que es el resultado de su experiencia previa.

Esta reacción está muy enfatizada también en lo que le han enseñado. Aquellas personas que suelen interpretar los hechos de manera más funcional y adaptada a las soluciones, salen adelante, lo logran más rápido que las personas hundidas en emociones negativas.

La interpretación de los hechos determina tus emociones, y tus emociones determinan tu comportamiento.   

Debemos usar nuestro cerebro para llevarlo a nuestro máximo potencial, para hacerlo es necesario que el cambio se haga adrede, a propósito, voluntariamente, no esperando que las situaciones externas mejoren, lo que sucede en tu mente, se reflejara en tu exterior.
Personas enfocadas en lo negativo serán más irritantes con los demás, tienden a señalar lo negativo de otros. Si tu proceso mental es de inutilidad estarás evitando las oportunidades que quizás te ofrezcan, no asumirás nuevos proyectos por lo cual te tomaran menos en cuenta.

Lo que sucede en nuestra mente, se refleja en nuestro exterior. 

Existen tres factores a trabajar según mi experiencia.

1. Las creencias que ya tenemos instaladas, que son parte de nuestra educación y aprendizaje.

2. La visualización de un gran propósito en nuestra vida.

3. Estimular nuevas experiencias, nuevos contactos con cosas diferentes.

Existen varias técnicas para trabajarlos, entre ellas la programación neurolingüística (PNL)

Factor creencias
Por medio del lenguaje, se logra modificar la estructura neuronal, lo que significa que por medio de lo que decimos, hablamos y mencionamos, podemos cambiar nuestro estado mental y si cambiamos nuestro cerebro, cambian nuestras emociones.
Aquellas personas que están verbalizando cosas negativas, como que se sienten mal, que no tienen energía, que no pueden, etc., el hecho de repetirse y verbalizar esto constantemente va creando un estado mental en ellos, va a ir coincidiendo cada vez más con lo que verbalizan. La ciencia ha descubierto que esto que verbalizas tiene la capacidad de modificar tu cerebro.
Ahora bien sabiendo esta información comencemos a partir de hoy a verbalizar lo bueno que nos sucede, a ser agradecidos con las personas, dando las gracias pero de corazón, agregando una justificación al agradecimiento, no por decirlo no más.

Verbalicemos con constancia las cosas buenas para modificar nuestras creencias.

Factor visualización de propósito.
Un propósito de vida que sea capaz de acabar con nuestro conformismo, conformismo de estar viviendo vidas planas, monótonas, rutinarias. Un propósito que sea desafiante para ti, visualiza al máximo los detalles, las formas y procedimientos para llegar, las acciones que no estás haciendo hoy, pero que necesitas hacer para conseguir ese propósito. Cuando tenemos un porqué que realmente nos apasiona podemos con cualquier adversidad.
Generalmente para no estropear nuestro orgullo nos proponemos metas que estamos a punto de lograr, pero los propósitos tienen que ser desafiantes para nosotros, tienen que obligarnos a adquirir nuevas habilidades, nuevos conocimientos, a MOVERNOS, motivación significa, movilización, movernos a la acción cuando hay algo verdaderamente grande en el futuro que queremos desarrollar.
La frustración en el día de hoy, la adversidad, las emociones negativas serán tan solo un medio, un obstáculo a pasar, a conocer para saber cuál es el camino que nos va a llevar a ese propósito.

Visualiza lo que necesitas para lograr tu propósito, adquiere nuevas habilidades.

Factor estimulación de experiencias nuevas
Probemos cosas diferentes, no nos interesamos por conocer a personas diferentes, por estar en lugares diferentes, el mundo está lleno de experiencias que aun no has experimentado, nuestra interpretación de los sucesos, puede cambiar también cuando tengamos contacto y experiencias que hasta hoy no hemos descubierto, pero hay que eliminar ese miedo a ir hacia ese otro lugar, una carrera se comienza a ganar cuando das el primer paso, es lo que más cuesta, el primer paso.
Lo que suceda en tu cerebro, programara tus emociones y cuando estas emociones son positivas tus pensamientos comienzan a ser positivos y este círculo vicioso aprovechémoslo a nuestro beneficio:
Pensamientos – emociones; emociones – pensamientos; positivos – positivos, que se incrementan cada vez mas.
Hay que creer en el poder de los pensamientos positivos, no como algo mágico sino como algo eficiente para predisponerte a que comiences a dar ese primer paso.
Si tus pensamientos son positivos y claros aunque llegue la adversidad al primer paso, te van a permitir observar bien donde tienes que dar el siguiente paso, muy diferente cuando tu excesiva negatividad o conformismo hace que te mantengas en el mismo punto en que estabas hace cinco años, porque pienses, que no tienes la capacidad ni la habilidad y no te preocupas por adquirirla porque el pretexto esta en los recursos económicos, pero nunca cambias hábitos, para ahorrar.
Cuando tus pensamientos son de “No poder”, muy probablemente, no podrás, pero cuando tus pensamientos están focalizados en ese norte al que quieres llegar en cuanto lo comiences a verbalizar, en cuanto lo comiences a repetir, en la medida en que comiences a buscar nuevas habilidades que te hagan llegar ahí y nuevas experiencias, tu fuerza de voluntad será mayor, tus emociones retroalimentan tu cerebro y otra vez la frase con la que comencé:
“Tu cerebro programa tus emociones”. 

2.- CITAS IMPORTANTES PARA RECORDAR

“La vida en la tierra es solamente temporal... Sin embargo, algunos viven  como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices".
"El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables."
“Si por desear estar, dejo de ser… Búscame en lo más profundo de la nada, y háblame de los lindos momentos que nunca vivimos”.
“Preocúpate más por tu conciencia que por tu reputación. Porque por tu conciencia eres lo que eres y por tu reputación eres lo que los otros piensan de ti. Lo que los otros piensen de ti, es problema de ellos”.
“Ahora trasciendo mis propios límites, de tal manera que logro aferrarme al Árbol de la Vida. La felicidad sale a mi encuentro ahora que el ego ya no está en el centro de la escena. Domino el arte de evitar estorbar en mi propio camino al desprenderme de toda obstinación”
“No te empeñes en ser conocido, sino en ser alguien que merezca la pena conocer”
“Todos ven lo que aparentas, pero pocos ven lo que realmente eres”
"Únicamente trabajamos para llenar las manos, dejando vacía la inteligencia y la conciencia"
"Los hombres se unen más para participar en el mismo odio, que para compartir en el mismo amor"
"La gente no busca razones para hacer lo que quiere, sino excusas"
"La alegría es contagiosa, desatemos una epidemia hoy mismo"
"No hay extraños, solo amigos que no conocemos"
"El hombre sabio no llora ni por los vivos ni por los muertos, solo vive el presente para saber quién es y evolucionar"

“Sólo las personas que se atreven  a ir demasiado lejos, logran descubrir hasta dónde pueden llegar”.        T. S. Eliot
“Todas las pasiones son buenas, mientras uno es dueño de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan.”  Rousseau, Jean Jacques
“Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas”     Clark, Frank
“En la prosperidad, nuestros amigos nos conocen, en la adversidad, nosotros conocemos a nuestros amigos”   J.  Churton
“La vida es una obra teatral que no importa cuanto haya durado sino cuán bien haya sido representada.”     Séneca
“No eres más porque te alaben, ni menos porque te critiquen; lo que eres delante de Dios, eso eres y nada más.”     Kempis, Thomas de
"Solía pensar que la peor cosa en la vida era terminar solo. No lo es. Lo peor en la vida es terminar con alguien que te hace sentir solo" - Robin Williams
“Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible".    San Francisco de Asís
“La verdadera medida de la grandeza de un hombre, es cómo trata a quien no puede beneficiarlo en nada”.    Ann Landers
“Observo que la mujer es mejor que yo. En el camino hacia Dios…la siento siempre un paso delante de mí. En la humildad más humilde, en la paciencia más fuerte, en la caridad más autentica… Me es fácil ver que Dios mira a la mujer con predilección y me dice casi siempre: “Mira y aprende”.  Carlo Carreto
“El egoísmo aísla al individuo de todos los demás; rompe la sociedad en fragmentos; esteriliza toda tentativa de trabajo en común; desintegra a la familia; a la agrupación profesional, al pueblo, a la ciudad y a la nación”.   Alexis Carrel
“Si no arriesgamos nada, jamás ganaremos nada.
El hombre que quiere conservarlo todo y desea siempre estar al abrigo  y al seguro, es un ser condenado a la esterilidad”.   Alexis Carrel  
“Esperar es un deber, no un lujo. Esperar no es soñar, es más bien el medio para transformar un sueño en realidad”. Card Leo Joseph Suennes
“Felices aquellos que se atreven a soñar y están dispuestos a pagar un precio más alto para que el sueño sea realidad en la vida de los hombres”.  Card Leo Joseph Suennes. 

Paradojas

“Quien sabe mucho, escucha; quien sabe poco, habla.
Quien sabe mucho, pregunta; quien sabe poco, sentencia”.
“El hombre busca respuestas y encuentra preguntas”.
“Lo más pequeño es lo más grande”.
 “La tecnología nos acerca a los más lejanos y nos distancia de los más próximos” Michele Norsa.
“Mientras que objetivamente estamos mejor que nunca, subjetivamente nos encontramos profundamente insatisfechos” José Antonio Marina.
 “Sufrimos demasiado por lo poco que nos falta  y gozamos poco de lo mucho que tenemos. Shakespeare
“Lo esencial es invisible a los ojos. Sólo se ve con el corazón” El Principito.
“Líder es aquel que consigue que personas ordinarias hagan cosas extraordinarias”.  Gordon Serfridge

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.” Albert Einstein

“Aunque sientas el cansancio, aunque el triunfo te abandone, aunque el error te lastime, aunque un negocio se quiebre, aunque una traición te hiera, aunque una ilusión se apague, aunque el dolor queme tus ojos, aunque ignoren tus esfuerzos, aunque la ingratitud sea la paga, aunque la incomprensión corte tu risa, aunque todo parezca nada…!!! VUELVE A EMPEZAR!!!”

Este es tu momento

Hay sueños que siempre nos han acompañado, los cuales hemos acariciado, mimado y postergado sin decidir convertirlos en realidad, son anhelos, deseos, proyectos a los cuales no hemos renunciado de manera definitiva, pero tampoco hemos podido o querido encontrar tiempo o recursos para hacerlos posibles.
Van pasando los años y esos sueños siguen acompañándonos, pero cada vez nos atrevemos menos a mencionarlos en voz alta, cada vez se nos hace más difícil convertirlos en realidad, los vamos marginando un poquito mas y mas de nuestra vida.
Pero estos deseos no realizados, estos sueños no compartidos, estos anhelos no satisfechos, se niegan a morir. De vez en cuando se atreven a aflorar a nuestra mente y nuestro corazón y se nos presentan de improviso, de repente, sin ser invitados. Casi siempre lo hacen en momentos de crisis, en situaciones difíciles donde aparentemente convertirlos en realidad, es una utopía.
Casi siempre nos arrancan una sonrisa de melancolía y pensamos, “Si tuviese unos años menos”. Y no, cada vez tendremos unos años más. Es ahora, justo aquí y ahora, en este día, la mejor y quizás la única oportunidad que tengas de intentar convertirlos en realidad.
Este es el momento, tu momento de comenzar a luchar y a tratar de lograr hacer esas cosas que siempre has deseado y que posiblemente no resolverán la crisis mundial, pero te ayudaran a dar su justo valor a cada situación o cosa que te afecte y sin duda alguna te ayudaran a ser más feliz.
Comienza hoy no lo dejes para luego, hay sueños que merecen ser realidad, ese sueño, tu sueño es uno de esos. (Desconozco su autor)

3.- HOY ES EL DÍA PERFECTO

Hoy es el día perfecto para mirar al cielo y dar gracias a Dios por tu salud, por tu familia, por tu vida y por tu trabajo.  Para poner tus proyectos y tus sueños en sus manos.

Hoy es el día perfecto de mirar adentro y compartir lo mejor que tienes.

Hoy es el día perfecto para unirte más a tu familia y compañeros de trabajo.

Hoy es el día perfecto de ser luz para ti y todos los que de te rodean.  Deja salir todo lo bueno y verás como retornará multiplicado. 

Hoy es el día perfecto para volver a enamorarte y enamorar a tu compañer@ de vida, para reafirmar ese lazo que los une como amigos, padres y amantes.

Hoy es día perfecto para dar más  tiempo a tus  hijos, para conocerlos y amarlos más.

Hoy es el día perfecto para visitar a tus padres y si no están con nosotros orar por ellos.

Hoy es  el día perfecto para  hacer planes sobre la base de los  principios, valores y sentimientos, no de los resultados solamente.

Hoy es el día  perfecto para izar la bandera de la humildad y  reconocer que lo material es un medio, no un fin. 

Hoy es el día perfecto para compartir tu bienestar con otr@s.

Hoy es el día perfecto para pensar en ti y buscar lo esencial.

Hoy es el día perfecto para perdonar y liberarte. 

Hoy es el día perfecto para ahorrar y pensar en mañana.

Hoy es el día perfecto para cuidar tu salud.  Ver tu cuerpo no como una vitrina sino como un templo de alma.

Hoy día perfecto para reunirte con un amig@. Para aprender un oficio, leer más, bailar más, reír más, para  hacer las cosas que te dan felicidad.

Hoy es día perfecto para limpiar y organizar tu casa, tu armario, tu escritorio, tu cartera, tu computadora, tu gaveta. El orden de lo pequeño, será el orden de lo grande.

Hoy es el día perfecto para recomenzar y arreglar tu vida 

(Desconozco su autor)

4.- EL MERO SER

Excelente reflexión que tome del siguiente link, ahí lo podrán ver en vídeo,
Paradójicamente, ahora… que la noche ha llegado vengo a despertarte.

Habitamos un cuerpo, un cuerpo con gran potencial y grandes limitaciones. Podemos hacer con él lo que queramos, porque es todo nuestro, es nuestro capital y nuestro freno en ocasiones.
En el cargamos también las cicatrices y las marcas del paso del tiempo.
Habitamos también una mente llena de ideas, dudas y certezas.
Llena de preguntas sin respuestas, llena de conocimiento adquirido, en ocasiones por nuestra voluntad, y conocimiento mayormente introducido en nosotros desde lo impuesto como norma por la familia y la sociedad en la que hemos crecido.
Una mente que se sumerge ansiosa en el futuro intentando temerosamente anticiparse a lo que viene, y que escarba en el pasado para prevernos de una identidad impuesta por nuestra historia de vida.
Esa identidad compuesta de recuerdos suele darnos una plataforma de despegue, pero también tiene el poder de encadenarnos.
¿Qué somos?
¿Todos esos recuerdos?
¿Todos nuestros logros?
¿Todos nuestros fracasos?
¿Toda nuestra salud o enfermedad?
¿Todo lo que hemos podido comprar?
¿Todo lo que hemos heredado?
¿Todo lo que el mundo nos ha dicho que somos?
¿Y qué hay de lo que todavía no hemos hecho?
¿Y de lo que el mundo no ha dicho sobre nosotros?
¿Qué hay de todo lo que aun no somos?
¿Qué hay con todo ese potencial latente en cada uno de nosotros?
¿Qué hay con el grito constante y el llamado inextinguible de la conciencia profunda?
¿Qué hay con ser conscientes y con tener tan en claro que el mundo va por mal camino?
¿Qué hay con no querer ser parte del costado más absurdo que tiene nuestro planeta?
¿Qué hay con no querer formar parte de esta destrucción?
¿Qué hay con querer evolucionar?
No es que te este acosando algún brote de locura, lo que ocurre es que te estás despertando.
Lo que ocurre es que la vida impuesta por el mundo que te rodea no te resulta saludable.
Y es que, tal y como lo dijera un sabio y gran maestro: no tiene nada de saludable estar adaptado a un mundo así de enfermo.
Pero verlo, claramente, no deja mucha opción…
No al menos a la conciencia que lata en cada ser humano.
Toda persona escucha esa voz en su interior.
No es esa voz que habla solamente con palabras.
Es una voz aun más contundente y profunda, una que te hace sentir muy fuertemente su llamado.
Y los sentimientos que emergen de su llamado, son mucho más que un grito de auxilio.
Esa voz denuncia lo extremadamente pobre que nos estamos manifestando, habiendo sido favorecidos con tanta riqueza creativa.
Esa voz nos obliga a asumir nuestra responsabilidad en todo el juego de la vida e incluso en todo cuando existe.
¿Te has vuelto un animal de carga con la cabeza gacha que se entierra en la rutina para ver pasar la vida y su propia historia… no como un protagonista de ningún cambio, sino como un simple y maniatado testigo de la locura global, indignado de su mala suerte y de la mala suerte del mundo en la que le ha tocado nacer?
Un estudiante, un empleado o empleada, un profesional, un vendedor, un comprador, un generador de divisas, un creador de mas trabajo para que la rueda siga girando, preocupado por su supervivencia y la de su familia, un alma esclava de un sistema agónico que definitivamente y bajo todo análisis coherente no tiene futuro.
Y porque no tiene futuro…ciertamente deberá cambiar!
Pero la verdad es que el mundo, no es todo lo malo que es, porque unas cuantas personas supuestamente malas se hayan adueñado de él.
Es lo que es porque tanto tu corazón como el mío y el de tantas personas con conciencia no están latiendo en el tono y el ritmo correcto.
Y el tono y el ritmo correcto están ya marcando la hora de actuar.
Por eso yo decido cambiar! Hoy y ahora.
Estoy dejando salir mi voz, para jugar el rol que me toca, porque he podido comprender que hay una salida para mí como para el resto de mis pares, los buscadores de la verdad, mis hermanos.
La salida es crear y mis hermanos en el despertar, ahora están por todos lados. Son los que ven al mundo ya sin ataduras mentales, son los que no elijen la discriminación o la exclusión como forma de pensamiento.
Son los que saben que no hay alivio después de comprar el moderno artículo salvador que vende la propaganda de turno. Son los que tienen la capacidad de ver que tanto el teléfono celular, la computadora, el ultimo televisor lanzado al mercado o cualquier nueva tecnología independientemente de la cantidad de funciones que posean, jamás alcanzaran la belleza esencial de la flor más humilde que existe.
Son los que comprenden que no hay más salvador que el que siempre ha habitado en el interior de cada uno. Son los que han podido palpar su propia eternidad. Son los que se han dado cuenta que no somos un accidente cósmico sino un minucioso paquete de información perfectamente combinada, desde el primer instante de su concepción, desde que éramos solamente una minúscula célula en el vientre de nuestra madre, una fórmula vital para que podamos venir al mundo a manifestar esta singularidad. 
Y esta singularidad es la que no tiene precio, porque es antiquísima, es desde el principio de los tiempos y es tu esencia primigenia. Porque en ella habita la matriz que sostiene toda la existencia. Tu existencia…
Es el resultado de millones de años de creación!
No tiene precio, no se vende ni se puede comprar.
Esa singularidad… es tu voz. Única!
Y tiene que ser oída! Para que los afligidos encuentren la puerta de escape!
Para que los olvidados de siempre sean al fin tenidos en cuenta!
Para que los poderosos hagan con su poder algo noble, plural y generoso y comprendan que el verdadero poder… es el amor!
Para que los que recién llegan, tengan porvenir!
Para que la niñez deje de ser sistemáticamente ultrajada!
Para que el dolor de toda criatura viviente nos duela y dejemos de fomentar el tormentoso holocausto animal.
Para que ya nadie se empecine en tener para ser.
Para que la ansiedad colectiva, se colme de paz.
Para que mi ego, tu ego y el ego del mundo, se disuelvan en el agua cristalina de la humildad.
Para que la locura de los cuerdos de lugar a la cordura de los locos.
Para que la tan mal entendida autoestima, nunca más sea el resultado de perder o ganar, sino la convicción de que la vida que habita en tu ser, es pura, inmensa y sagrada, aun en el medio del peor fracaso imaginable.
Para que la oscuridad sea definitivamente atravesada por la verdad!
Para que el mundo tenga luz!
Y mi voz, aquí y ahora solo tiene un propósito: invitarte a empezar por casa.
Porque ahora, siendo que la historia de la noche humana se cierra más oscura que nunca, ha llegado nuestra hora de despertar! 

5.- ME CAÍ DEL MUNDO… Y NO SE COMO ENTRAR  
Marciano Durán (Escritor Uruguayo)

Lo que me pasa es que no consigo andar por el mundo tirando cosas y cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre agregarle una función o achicarlo un poco.
No hace tanto, con mi mujer, lavábamos los pañales de los críos, los colgábamos en la cuerda junto a otra ropita, los planchábamos, los doblábamos y los preparábamos para que los volvieran a ensuciar.
Y ellos, nuestros nenes, apenas crecieron y tuvieron sus propios hijos se encargaron de tirar todo por la borda, incluyendo los pañales.
¡Se entregaron inescrupulosamente a los desechables! Si, ya lo sé. A nuestra generación siempre le costó botar. ¡Ni los desechos nos resultaron muy desechables! Y así anduvimos por las calles guardando los mocos en el pañuelo de tela del bolsillo.
¡¡¡Nooo!!! Yo no digo que eso era mejor. Lo que digo es que en algún momento me distraje, me caí del mundo y ahora no sé por dónde se entra. Lo más probable es que lo de ahora esté bien, eso no lo discuto. Lo que pasa es que no consigo cambiar el equipo de música una vez por año, el celular cada tres meses o el monitor de la computadora todas las navidades.
¡Guardo los vasos desechables! ¡Lavo los guantes de látex que eran para usar una sola vez!
¡Los cubiertos de plástico conviven con los de acero inoxidable en el cajón de los cubiertos!
Es que vengo de un tiempo en el que las cosas se compraban para toda la vida!
¡Es más! ¡Se compraban para la vida de los que venían después!
La gente heredaba relojes de pared, juegos de copas, vajillas y hasta palanganas de loza.
Y resulta que en nuestro no tan largo matrimonio, hemos tenido más cocinas que las que había en todo el barrio en mi infancia y hemos cambiado de refrigerador tres veces.
¡¡Nos están fastidiando!! ¡¡Yo los descubrí!! ¡¡Lo hacen adrede!! Todo se rompe, se gasta, se oxida, se quiebra o se consume al poco tiempo para que tengamos que cambiarlo. Nada se repara. Lo obsoleto es de fábrica.
¿Dónde están los zapateros arreglando las media-suelas de los tenis Nike?
¿Alguien ha visto a algún colchonero escardando colchones casa por casa?
¿Quién arregla los cuchillos eléctricos? ¿El afilador o el electricista?
¿Habrá teflón para los hojalateros o asientos de aviones para los talabarteros?
Todo se tira, todo se desecha y, mientras tanto, producimos más y más y más basura.
El otro día leí que se produjo más basura en los últimos 40 años que en toda la historia de la humanidad.
El que tenga menos de 30 años no va a creer esto: ¡¡Cuando yo era niño por mi casa no pasaba el que recogía la basura!! ¡¡Lo juro!! ¡Y tengo menos de… años!
Todos los desechos eran orgánicos e iban a parar al gallinero, a los patos o a los conejos (y no estoy hablando del siglo XVII)
No existía el plástico ni el nylon. La goma sólo la veíamos en las ruedas de los autos y las que no estaban rodando las quemábamos en la Fiesta de San Juan.
Los pocos desechos que no se comían los animales, servían de abono o se quemaban. De ‘por ahí’ vengo yo. Y no es que haya sido mejor.. Es que no es fácil para un pobre tipo al que lo educaron con el ‘guarde y guarde que alguna vez puede servir para algo’, pasarse al ‘compre y bote que ya se viene el modelo nuevo’.Hay que cambiar el auto cada 3 años como máximo, porque si no, eres un arruinado. Así el coche que tenés esté en buen estado. Y hay que vivir endeudado eternamente para pagar el nuevo!!!! Pero por Dios. Mi cabeza no resiste tanto.
Ahora mis parientes y los hijos de mis amigos no sólo cambian de celular una vez por semana, sino que, además, cambian el número, la dirección electrónica y hasta la dirección real.
Y a mí me prepararon para vivir con el mismo número, la misma mujer, la misma casa y el mismo nombre (y vaya si era un nombre como para cambiarlo) Me educaron para guardar todo. ¡¡¡Toooodo!!! Lo que servía y lo que no. Porque algún día las cosas podían volver a servir. Le dábamos crédito a todo.
Si, ya lo sé, tuvimos un gran problema: nunca nos explicaron qué cosas nos podían servir y qué cosas no. Y en el afán de guardar (porque éramos de hacer caso) guardamos hasta el ombligo de nuestro primer hijo, el diente del segundo, las carpetas del jardín de infantes y no sé cómo no guardamos la primera caquita. ¿Cómo quieren que entienda a esa gente que se desprende de su celular a los pocos meses de comprarlo? ¿Será que cuando las cosas se consiguen fácilmente, no se valoran y se vuelven desechables con la misma facilidad con la que se consiguieron?
En casa teníamos un mueble con cuatro cajones. El primer cajón era para los manteles y los repasadores, el segundo para los cubiertos y el tercero y el cuarto para todo lo que no fuera mantel ni cubierto. Y guardábamos.. . ¡¡Cómo guardábamos!! ¡¡Tooooodo lo guardábamos!! ¡¡Guardábamos las tapas de los refrescos!! ¡¿Cómo para qué?! Hacíamos limpia-calzados para poner delante de la puerta para quitarnos el barro. Dobladas y enganchadas a una piola se convertían en cortinas para los bares. Al terminar las clases le sacábamos el corcho, las martillábamos y las clavábamos en una tablita para hacer los instrumentos para la fiesta de fin de año de la escuela. ¡Tooodo guardábamos!
Cuando el mundo se exprimía el cerebro para inventar encendedores que se tiraban al terminar su ciclo, inventábamos la recarga de los encendedores descartables. Y las Gillette -hasta partidas a la mitad- se convertían en sacapuntas por todo el ciclo escolar. Y nuestros cajones guardaban las llavecitas de las latas de sardinas o del corned-beef, por las dudas que alguna lata viniera sin su llave. ¡Y las pilas! Las pilas de las primeras Spica pasaban del congelador al techo de la casa. Porque no sabíamos bien si había que darles calor o frío para que vivieran un poco más. No nos resignábamos a que se terminara su vida útil, no podíamos creer que algo viviera menos que un jazmín.
Las cosas no eran desechables. Eran guardables. ¡¡¡Los diarios!!! Servían para todo: para hacer plantillas para las botas de goma, para pone r en el piso los días de lluvia y por sobre todas las cosas para envolver. ¡¡¡Las veces que nos enterábamos de algún resultado leyendo el diario pegado al trozo de carne!!!
Y guardábamos el papel plateado de los chocolates y de los cigarros para hacer guías de pinitos de navidad y las páginas del almanaque para hacer cuadros y los goteros de las medicinas por si algún medicamento no traía el cuentagotas y los fósforos usados porque podíamos prender una hornalla de la Volcán desde la otra que estaba prendida y las cajas de zapatos que se convirtieron en los primeros álbumes de fotos y los mazos de naipes se reutilizaban aunque faltara alguna, con la inscripción a mano en una sota de espada que decía ‘éste es un 4 de bastos’.
Los cajones guardaban pedazos izquierdos de pinzas de ropa y el ganchito de metal. Al tiempo albergaban sólo pedazos derechos que esperaban a su otra mitad para convertirse otra vez en una pinza completa.
Yo sé lo que nos pasaba: nos costaba mucho declarar la muerte de nuestros objetos. Así como hoy las nuevas generaciones deciden ‘matarlos’ apenas aparentan dejar de servir, aquellos tiempos eran de no declarar muerto a nada: ¡¡¡ni a Walt Disney!!!
Y cuando nos vendieron helados en copitas cuya tapa se convertía en base y nos dijeron: ‘Cómase el helado y después tire la copita’, nosotros dijimos que sí, pero, ¡¡¡minga que la íbamos a tirar!!! Las pusimos a vivir en el estante de los vasos y de las copas. Las latas de arvejas y de duraznos se volvieron macetas y hasta teléfonos. Las primeras botellas de plástico se transformaron en adornos de dudosa belleza. Las hueveras se convirtieron en depósitos de acuarelas, las tapas de botellones en ceniceros, las primeras latas de cerveza en portalápices y los corchos esperaron encontrarse con una botella.
Y me muerdo para no hacer un paralelo entre los valores que se desechan y los que preservábamos. ¡¡¡Ah!!! ¡¡¡No lo voy a hacer!!! Me muero por decir que hoy no sólo los electrodomésticos son desechables; que también el matrimonio y hasta la amistad son descartables.
Pero no cometeré la imprudencia de comparar objetos con personas. Me muerdo para no hablar de la identidad que se va perdiendo, de la memoria colectiva que se va tirando, del pasado efímero. No lo voy a hacer. No voy a mezclar los temas, no voy a decir que a lo perenne lo han vuelto caduco y a lo caduco lo hicieron perenne. No voy a decir que a los ancianos se les declara la muerte apenas empiezan a fallar en sus funciones, que los cónyuges se cambian por modelos más nuevos, que a las personas que les falta alguna función se les discrimina o que valoran más a los lindos, con brillo,pegatina en el cabello y glamour.
Esto sólo es una crónica que habla de pañales y de celulares. De lo contrario, si mezcláramos las cosas, tendría que plantearme seriamente entregar a la ‘bruja’ como parte de pago de una señora con menos kilómetros y alguna función nueva. Pero yo soy lento para transitar este mundo de la reposición y corro el riesgo de que la ‘bruja’ me gane de mano y sea yo el entregado. 

6.- SIEMPRE POSITIVO!!!! Algunos preferimos soluciones y no problemas!!!...

Problema 1 
Cuando la NASA comenzó con el lanzamiento de astronautas al espacio, descubrieron que los bolígrafos no funcionarían sin gravedad (o con gravedad cero), pues la tinta no bajaría hasta la superficie en que se deseara escribir.    
Solución A) Resolver este problema, les llevó 6 años y 12 millones de dólares. Desarrollaron un bolígrafo que funcionaba: bajo gravedad cero, al revés, debajo del agua, prácticamente en cualquier superficie incluyendo cristal y en un rango de temperaturas que iban desde abajo del punto de congelación hasta superar los 300 grados centígrados.     

Solución B) ¿Y qué hicieron los rusos? ¡Los rusos utilizaron un lápiz!      

Problema 2     
Uno de los más memorables casos de estudio de la gestión japonesa fue el caso de la caja de jabón vacía, que ocurrió en una de las más grandes empresas de cosmética de Japón. La compañía recibió la queja de un consumidor que compró una caja de jabón y estaba vacía. Inmediatamente las autoridades aislaron el problema a la cadena de montaje, que transportaba todas las cajas empaquetadas de jabón al departamento de reparto. Por alguna razón, una caja de jabón pasó vacía por la cadena de montaje. Los altos cargos pidieron a sus ingenieros que encontraran una buena y rápida solución del problema.
     
Solución A) De inmediato, los ingenieros se lanzaron a su labor para idear una máquina de rayos X con monitores de alta resolución manejados por dos personas y así vigilar todas las cajas de jabón que pasaran por la línea para asegurarse de que no fueran vacías. Sin duda, trabajaron duro y rápido.
    
Solución B) Cuando a un empleado común en una empresa pequeña se le planteó el mismo problema, no entró en complicaciones de rayos X, robots, equipos informáticos o complicados; en lugar de eso planteó otra solución: Compró un potente ventilador industrial y lo apuntó hacia la cadena de montaje. Encendió el ventilador, y mientras cada caja pasaba por el ventilador, las que estaban vacías simplemente salían volando de la línea de producción.    

Problema 3  
Un magnate hotelero viajo a una ciudad Hindú por segunda vez a un año de distancia de su primer viaje, al llegar al mostrador de un hotel inferior en estrellas a los de su cadena, el empleado le sonríe y lo saluda diciéndole: Bienvenido nuevamente señor, que bueno verlo de vuelta en nuestro hotel; sorprendido en gran manera ya que a pesar de ser una persona tan importante, le gusta el anonimato y difícilmente el empleado tendría tan buena memoria para saber que estuvo allí un año antes, quiso imponer el mismo sistema en su cadena de hoteles ya que ese simple gesto lo hizo sentir muy bien. A su regreso inmediatamente puso a trabajar en este asunto a sus empleados para encontrar una solución a su petición.           

Solución A) La solución fue buscar el mejor software con reconocimiento de rostros, base de datos, cámaras especiales, tiempo de respuesta en micro segundos, capacitación a empleados, etc., etc. Con un costo aproximado de 2.5 millones de dólares.       

Solución B) El magnate prefirió viajar nuevamente y sobornar al empleado de aquel hotel para que revelara la tecnología que aplican. El empleado no acepto soborno alguno, sino que humildemente comento al magnate como lo hacían, el dijo: "Mire señor, tenemos un arreglo con los taxistas que lo trajeron hasta acá, ellos le preguntan si ya se ha hospedado en el hotel al cual lo está trayendo, y si es afirmativo, entonces cuando el deja su equipaje aquí en el mostrador, nos hace una señal, y así se gana una propina".        

Moraleja: ¡No compliques tu trabajo!

Concibe la solución más simple al PROBLEMA. 
Aprende a centrarte en las SOLUCIONES y no, en los PROBLEMAS. 
Siempre positivo!, Nunca negativo ! 


7.- CONSEJOS DE GURDJIEFF A SU HIJA 

 1. Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que            piensas, sientes, deseas y haces. 
 2. Termina siempre lo que comenzaste. 
 3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible. 
 4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya. 
 5. Desarrolla tu generosidad sin testigos. 
 6. Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano. 
 7. Ordena lo que has desordenado. 
 8. Aprende a recibir, agradece cada don. 
 9. Cesa de autodefinirte. 
10. No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te robas a ti mismo. 
11. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente. 
12. No desees ser imitado.
13. Haz planes de trabajo y cúmplelos. 
14. No ocupes demasiado espacio. 
15. No hagas ruidos ni gestos innecesarios. 
16. Si no la tienes, imita la fe. 
17. No te dejes impresionar por personalidades fuertes. 
18. No te apropies de nada ni de nadie. 
19. Reparte equitativamente. 
20. No seduzcas. 
21. Come y duerme lo estrictamente necesario. 
22. No hables de tus problemas personales. 
23. No emitas juicios ni críticas cuando desconozcas la mayor parte de los            hechos. 
24. No establezcas amistades inútiles. 
25. No sigas modas. 
26. No te vendas. 
27. Respeta los contratos que has firmado. 
28. Sé puntual. 
29. No envidies los bienes o los éxitos del prójimo. 
30. Habla sólo lo necesario. 
31. No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra. 
32. Nunca amenaces. 
33. Realiza tus promesas. 
34. En una discusión ponte en el lugar del otro. 
35. Admite que alguien te supere. 
36. No elimines, sino transforma. 
37. Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo que se camufla. 
38. Ayuda al otro a ayudarse a sí mismo. 
39. Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar. 
40. No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti. 
41. Transforma tu orgullo en dignidad. 
42. Transforma tu cólera en creatividad. 
43. Transforma tu avaricia en respeto por la belleza. 
44. Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro. 
45. Transforma tu odio en caridad. 
46. No te alabes ni te insultes. 
47. Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera. 
48. No te quejes. 
49. Desarrolla tu imaginación. 
50. No des órdenes sólo por el placer de ser obedecido. 
51. Paga los servicios que te dan. 
52. No hagas propaganda de tus obras o ideas. 
53. No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad,              admiración, simpatía, complicidad. 
54. No trates de distinguirte por tu apariencia. 
55. Nunca contradigas, sólo calla. 
56. No contraigas deudas, adquiere y paga en seguida. 
57. Si ofendes a alguien, pídele perdón. 
58. Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público. 
59. Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos. 
60. No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien        las enunció. 
61. No conserves objetos inútiles. 
62. No te adornes con ideas ajenas. 
63. No te fotografíes junto a personajes famosos. 
64. No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.. 
65. Nunca te definas por lo que posees. 
66. Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar. 
67. Acepta que nada es tuyo. 
68. Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di sólo sus                    cualidades. 
69. Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal considéralo tu maestro. 
70. No mires con disimulo, mira fijamente. 
71. No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les                        impida invadir toda tu vida.     
72. En el lugar en que habites consagra siempre un sitio a lo sagrado. 
73. Cuando realices un servicio no resaltes tus esfuerzos. 
74. Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer. 
75. Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz. 
76. No trates de ser todo para tu pareja; admite que busque en otros lo que        tú no puedes darle. 
77. Cuando alguien tenga su público, no acudas para contradecirlo y robarle          audiencia. 
78. Vive de un dinero ganado por ti mismo. 
79. No te jactes de aventuras amorosas. 
80. No te vanaglories de tus debilidades. 
81. Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo. 
82. Obtén para repartir. 
83. Si estás meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar... 

* Gurdjieff fue un místico greco-armenio y un profesor espiritual.
    
8.- EL CHANTAJE EMOCIONAL

"En el diario intercambio de las relaciones personales, especialmente en el ámbito de la pareja, no siempre es posible estar de acuerdo con el otro. Esa diferencia puede llevarnos a aceptar (respetar la manera de pensar y sentir  del otro sin querer modificarla),  persuadir (inducir por motivación a que el otro haga lo que deseamos que haga) o manipular (lograr que el otro cambie aunque en el camino se desconozcan sus necesidades). Una de las estrategias más usuales de manipulación que tiene a generar grandes inconvenientes es la que se conoce como el chantaje emocional.

Para Susan Forward, el chantaje emocional es una forma de manipulación que se caracteriza por la presencia de amenaza directa o indirecta de castigo, si no cumplimos con la expectativa del otro. Es un estado que incluye una mezcla emocional intensa de miedo, obligación y culpa, e incluye  dos aspectos concretos reconocibles: solicitud de complacencia y amenaza de castigo.

Estos dos aspectos configuran la estructura central del chantaje emocional, pues quien chantajea sabe que el otro requiere de su amor, de su compañía o del placer que obtiene en la relación, y es con esos elementos que son de alta necesidad para el bienestar, la estabilidad o la identidad del otro, con lo que se presiona para obtener el resultado deseado. Pareciera que instintivamente comprendemos lo que postuló la polémica filósofa antifeminista Esther Vílar, cuando señaló que tiene más poder el que experimenta menor necesidad.

Las amenazas más frecuentes en este sentido son: reducir la atención, el sexo, el dinero o la compañía, incluso, otras más graves como terminar la relación, abandonar el contacto, dañar la imagen pública o a lastimar físicamente. Las estadísticas revelan que las mujeres acuden más al chantaje con culpa y privación sexual, mientras que los hombres amenazan con limitar los recursos económicos y con ponerse físicamente violentos. En general lo que se pretende es activar el temor de experimentar pérdidas, cambios indeseados, rechazo o pérdida de poder en alguna forma.

Debe entenderse que la práctica del chantaje emocional es altamente frecuente y pocas veces consciente, pues tiende a funcionar como un mecanismo de defensa cuando no nos sentimos amados, atendidos o valoramos como suponemos que nos corresponde. Es una conducta de tipo infantil que niega la posibilidad de la comunicación, de la búsqueda de acuerdos negociados y de apoyar al otro a emitir conductas que a veces le cuesta poner en acción. No todos se dan cuenta siempre, de las necesidades de sus parejas o de sus hijos, y a veces es más un asunto de comodidad y hábito, que de mala intención o de premeditación para causar daño. Los gritos, dramas, silencios, distanciamientos, amenazas y otras manifestaciones de chantaje emocional son más frecuentes de lo que nos gustaría admitir.

Casi puede decirse que es un invitado en la mayoría de los hogares.
Los resultados de algunos intentos de chantaje emocional, puede llevarnos a pensar que funciona, pero en realidad genera conductas de resentimiento, rebeldía y venganza y a veces destruye de manera irreparable los vínculos. 

Superar esta tendencia, implica comprender que:

Este mecanismo es infantil y trae consecuencias nocivas.
Las personas son diferentes y nadie es como nosotros exactamente.
Nadie está obligado a complacernos en todo, y esperarlo revela una visión exagerada, caprichosa y potencialmente patológica de las relaciones.
Si se cede al chantaje, éste se instala como pauta normal de la relación.
Es posible pedir directamente lo que deseamos, sin tener que manipular.
Podemos aceptar un porcentaje de deseos cumplidos y aceptar que no puede ser así siempre.
Es necesario desarrollar autonomía para depender menos de los demás.
Al pedir algo a otros, debemos merecerlo o dar un equivalente a cambio.
No se defiende ni entre en discusiones, sino procure comprender qué desea el otro y negocie acuerdos sin alterarse emocionalmente, pues una vez activada la emocionalidad negativa, ésta tiende a auto-perpetuarse.Si no ve intención del otro de buscar acuerdos, pida ayuda a un mediador, y/o considere tomar decisiones que le permitan salir del círculo vicioso.
Evite, pues, chantajear a su pareja, parientes o amigos. Domine esta tendencia infantil inefectiva y sírvase de recursos positivos como la asertividad y la negociación. 

Y recuerde, que como decía el sabio Menelao: No todo es para todos en todo momento".

9.-EL TERAPEUTA

Los psicólogos después de mucho estudiar descubrieron algo trascendental:
"para estar contento, activo y sentirse feliz hay que estar de novio con la
vida "

Muchas personas tienen un amante, otras quisieran tenerlo. Están las que no
tienen amante o lo tenían y lo perdieron.

Estas últimas personas son las que habitualmente entrevisto en mi
consultorio, me cuentan que están tristes o que tienen distintos síntomas
enfermizos como por ejemplo insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis
de llanto o dolores diversos.

Agregan que sus vidas transcurren de manera monótona, solitaria y sin
expectativas. Que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en qué
ocupar sus tiempos libres. Se sienten aburridos y desesperanzados.

En consultorios anteriores lograron la condolencia de un seguro diagnóstico:
"depresión", y la infaltable receta del antidepresivo de turno.

Si he llegado a conocerlos es porque, obviamente, no mejoraron. Entonces les
digo que no necesitan un antidepresivo, que necesitan un amante.

Es curioso ver la expresión con que reciben el lacónico veredicto. Están los
que piensan: ¡cómo es posible que un profesional añoso se despache
alegremente con una sugerencia tan poco científica! También los que
escandalizados no vuelven nunca más. Aclaro que a estos últimos los
justifico, ya que en los tiempos que corren es natural ser cauto y
desconfiado con las personas a quien uno recurre en el comprensible afán de
buscar ayuda.

Los que deciden quedarse escuchan esta explicación:
Amante es: " lo que nos apasiona "
Lo que ocupa nuestros pensamientos antes de quedarnos dormidos y a veces no
nos deja dormir. Lo que nos ayuda a esperar el mañana o el tiempo necesario
para el reencuentro con el amado. Lo que nos vuelve distraídos frente al
entorno. Lo que nos deja saber nuestra secreta intimidad, que así, la vida
tiene motivación y un sentido pese a ciertos disgustos - que lo amado -suele
provocarnos.

A veces lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos, en alguien que no
es nuestra pareja. Pero también solemos hallarlo en la investigación
científica, o la literatura, la música, la política, el deporte , el trabajo
cuando es vocacional, la necesidad de trascender espiritualmente, la
solidaridad para el prójimo, el hábito de viajar, el teatro, la pintura,
la amistad, la buena mesa, el estudio, o el obsesivo placer de coleccionar
estampillas. En fin, es alguien o algo que nos pone de novio con la vida y nos aparta del triste destino de durar.

¿Y qué es durar?, durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar como
viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos,
ingerir remedios multicolores, sumar privaciones, alejarse de las
gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelva
el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol, y de la
lluvia, postergar la posibilidad de disfrutar hoy esgrimiendo el incierto y
frágil razonamiento de que quizá podamos hacerlo mañana.

Termino con una sugerencia, más que una sugerencia una súplica al probable
lector: por favor no se empeñe en durar, busque su amante, sea usted también
un amante y un protagonista...de la vida, piense que lo trágico no es morir
(al fin y al cabo la muerte nunca se ha olvidado de nadie), lo trágico es no
animarse a vivir...mientras tanto.

Desconozco su autor


10.- INTERESANTES REFLEXIONES DE KIRK DOUGLAS

Así contestó, a los 84 años, Kirk Douglas el cuestionario que conforma la excelente sección de la revista Esquire titulada,“LO QUE SE” 
  
Mis hijos no tuvieron las ventajas que tuve yo en mi infancia: cuando uno viene de la pobreza más abyecta, no hay otra dirección adonde ir que no sea hacia arriba.
 
Sé que el amor es más hondo a medida que uno se hace más viejo. 

Sé que todo el mundo tiene ego.

Sé que, por más que a los judíos nos enseñen a leer en hebreo, no entendemos un carajo de lo que estamos leyendo. Cuanto más estudio la Torá menos religioso me vuelvo, y más espiritual quizá. En el último Yom Kippur opté por la traducción al inglés y descubrí que Dios no necesita que le cantemos alabanzas sino que seamos mejores como personas.

Sé que cada hijo es diferente y que hay que darles soga, siempre: no aconsejarlos mucho y dejarlos cometer sus propios errores. Es como el pase inglés: uno tira los dados y espera a ver qué pasa.

Sé que, el que no quiere ni valora  a sus padres, es un ser muy infeliz  y lo será toda su vida pobrecillo de el, no quisiera estar en su lugar. Como explicará a sus hijos que no quiere a sus padres. Ellos devolverán de la misma manera. Para pensar no?

Sé que, el respeto y el amor a los padres jamás se debe perder por ninguna razón, a ellos les debemos todo, por más errores que hayan cometido, y hayan hecho lo que hayan hecho, les debemos perdonar todo, no nos alcanza la vida para pagarles, estamos vivos por ellos, y somos lo que somos por ellos, se entiende? soy padre y tengo hijos.
  
Sé que, a veces, lo que te compromete te libera. Yo no quería ser actor de cine. Mi vida era el teatro y la primera vez que me llamaron de Hollywood rechacé el ofrecimiento. Pero entonces nació Michael y hacía falta más dinero, y me vine para acá.

Sé que todo buen aprendizaje termina sólo cuando estás bien muerto.

Sé que, si un hombre me diera a entender que nunca cometió un pecado en su vida, no me interesaría en lo más mínimo hablar con él.

Sé que, el que odia y critica a una persona por algún motivo, (no importa cual), solo es porque no se aguanta ni él mismo, y es idéntico a la persona que critica, por eso lo ataca, generando mas odio interno a si mismo. Penoso y lamentable.

Sé que los musulmanes siguen a Mahoma; los cristianos a Jesús, y los judíos, a Moisés, pero es el mismo Dios, en mi opinión.

Sé que hacer películas es una forma un poco cara de narcisismo.

Sé que los hijos necesitan la misma cercanía física con el padre como con la madre. Cuando beso a mis hijos en la boca, alguna gente me mira raro, pero no me importa porque sé que no es una debilidad.

Sé que Atrapado sin Salida fue una gran decepción en mi vida. Compré los derechos para cine, pero nadie quería hacer una película con eso. Entonces pagué para hacerlo en Broadway, pero tampoco. Había una línea en especial en el libro que me parecía inigualable: cuando McMurphy trata de arrancar el lavatorio de la pared delante de los demás internos y no puede. Y todos lo están mirando y él gira hacia ellos y les grita: ‘¡Por lo menos traté!’. Hay días en que pienso que ése debería ser mi epitafio.

Sé que por algo es que la política se ha vuelto una mala palabra.

Sé que hay cosas en la vida que uno nunca logra hacer como Dios manda. Jugar al golf, por ejemplo.
He sobrevivido a la caída de un helicóptero, con cirugía vertebral incluida, a un infarto que casi me lleva al suicidio, tengo un marcapasos y problemas en el habla. ¿Y qué? Siempre me digo: la edad está en la cabeza. Es el único antídoto que permite seguir funcionando.

Sé que millones de personas murieron por motivos religiosos: algo anda mal ahí, ¿no?

Sé que esto puede pasar: uno se muere, lo llevan frente al barbudo sentado en el trono, uno pregunta si eso es el cielo y el barbudo responde: "¿El cielo ? De ahí acaba de venir, caballero".

Sé que la única gente que puede destruir Israel son los judíos, porque su obstinación alimenta la división. Como decía aquel chiste en que se encuentran el presidente de los Estados Unidos y el de Israel y éste le dice: ‘Sé que ha de ser difícil ser presidente de 250 millones de personas, pero ¿sabe lo que es ser presidente de cinco millones de presidentes?’

Todo el mundo se la pasa hablando de los viejos tiempos: que las películas eran mejores, que los actores eran superiores, que la gente era más solidaria. Lo único que yo sé de los viejos tiempos es que ya pasaron.

Sé que pensar un poco en los demás es una manera de distraerse de uno mismo.

Creo que recién ahora empiezo a saber quién soy. Como si mis virtudes y mis defectos hubiesen estado hirviendo en una olla todos estos años y con el hervor se hubieran ido evaporando y convirtiéndose en humo, y lo que queda en el fondo de la olla es mi esencia, y se parece inquietantemente a aquello con lo que empecé al principio. Eso es lo que sé.

11.- MAYORES DE 40 AÑOS

David Niven Ph.D. escribió un entretenido y útil libro "-La mejor parte de la vida para todas las mujeres y hombres que han sobrepasado el umbral de la cuarta década de existencia".

Según el destacado científico social la segunda mitad de la vida puede ser mejor que la primera. Para que ello suceda hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones que el profesor formula en su exitoso libro con base en investigaciones profundas sobre la conducta, los hábitos de vida y la felicidad de quienes ya tenemos arrugas (?) y canas (?).

Resumimos y comentamos algunas de esas sugerencias.

    * La felicidad no es un accidente. Se puede aumentar si uno toma conciencia de lo que está haciendo y de lo que está dejando de hacer, y asume el compromiso de cambiar lo que no le gusta.

    * Hay que intentar siempre hacer cosas nuevas. Las personas que viven en la rutina son 26 por ciento menos optimistas sobre su futuro cuando se les compara con quienes están constantemente haciendo pequeñas o grandes innovaciones en su vida.

    * Disfrute las muchas cosas bellas que hay a su alrededor: un amanecer, una flor, una obra de arte, una pieza musical, una buena jugada en el fútbol, la sonrisa de un extraño, la ternura de un bebé ó el regreso a casa, son apenas unos pocos ejemplos de las muchas cosas maravillosas que a diario suceden y que no gozamos a plenitud.

    * Nunca se jubile. Las personas activas sufren de depresión y otras enfermedades en menor proporción que los que poco o nada hacen.  Mantener la mente y el cuerpo en acción es la mejor manera de conservar un espíritu joven.

    * No vea el noticiero de televisión. Las malas noticias frecuentes producen sentimientos negativos acerca del futuro. Hay que tratar de mantener al mínimo indispensable las malas noticias.

    * Exprese su propia personalidad. Haga lo que haga después de los 40 es necesario que lo haga con su propio estilo, con su propia voz, dejando siempre su huella personal en cada paso.

    * El dinero no compra felicidad. Esta afirmación que parece no ser cierta en la primera mitad de la vida se convierte en una realidad en la segunda parte. Porque las personas se dan cuenta que prácticamente siempre los momentos felices que han vivido nada tienen que ver con dinero.

    * Mantenga sus temores a raya. Imaginarse problemas futuros, preocuparse más de la cuenta, vivir asustado, es la mejor manera de amargarse la vida, hay que procurar mantener la mente despejada y fresca el alma.

    * Los días por venir pueden ser mejores que los días del pasado. Entre más credibilidad tenga este planteamiento mayor es la probabilidad de que este deseo se materialice. Porque hay múltiples evidencias que demuestran que mucho de lo que nos sucede es producto de la actitud que tengamos frente a la vida.

    * No se aísle, sea abierto, sea receptivo, involúcrese con mucha gente, interésese en sus vidas. Así descubrirá aficiones comunes, experiencias enriquecedoras y compañía en los momentos difíciles.  Marginarse de la familia o de la sociedad es una forma de acelerar el envejecimiento del corazón.

    * Hay que ver lo bueno, no sólo lo malo de las transiciones. Después de los 40 se presentan cambios duros de aceptar, pero en muchos casos esos cambios tienen un componente positivo y se abren puertas a nuevas posibilidades.

    * Disfrute la naturaleza. Salir al campo es muy saludable para el cuerpo, la mente, el espíritu y el corazón. Por esas cosas mágicas de la vida, la belleza de lo natural inspira, relaja y distrae.

    * Reconozca que la vida en muchos frentes se descomplica. Es cierto que para algunas cosas ser joven trae sus ventajas, pero también es verdad que para muchas otras tener cierta edad implica alivio. El 60 por ciento de la gente mayor de 50 años afirma que siente menos estrés, menos ansiedad y más aprecio por la vida que cuando tenían 10 ó 20 años menos.

    * Haga trabajo voluntario. Ayudar a personas necesitadas no sólo es una noble causa, sino un gran remedio para tensiones propias. Quienes ayudan al prójimo que sufre registran 72 por ciento más de satisfacción con la vida, que quienes no lo hacen.

    * Nunca se rinda. Sea lo que sea, pase lo que pase, simplemente nunca se rinda.

    * En la medida de lo posible camine, no use su carro. Estudios demuestran que las personas que se desplazan a pie tienen menores niveles de estrés que los que recorren trayectos similares en vehículos.

    * Comparta lo que sabe. En la primera mitad de la vida se acumulan abundantes y valiosos conocimientos. Enseñarle a otra persona lo que se ha aprendido es una forma de contribuir a su mejor futuro. Y es una manera de aumentar la autoestima y la sensación de haber vivido una vida interesante.

    * No se guarde sus problemas. Contar sus dificultades a amigos y familiares, sin convertirse en una carga, es una fórmula efectiva para aliviar presiones nocivas. Los adultos jóvenes, por orgullo, se tragan sus preocupaciones, lo cual produce una gran indigestión emocional.

    * Convierta su hogar en un paraíso. Haga todo lo posible porque su casa sea un sitio ideal: espacio para el descanso, el entretenimiento, una vida familiar estrecha, fuente de tranquilidad, lugar para desarrollar sus pasatiempos, un remanso de paz. Esto le ayudará a aliviar más fácilmente las hostilidades del mundo externo.

    * Perdone. Pensamos que perdonar es algo que hacemos a favor de quienes nos ofenden, pero en realidad el principal beneficiario del perdón es quien lo da, porque se descarga de su rabia y de su dolor. Perdonar no es un signo de debilidad sino de fortaleza. Ensaye a perdonar y verá cuanto gana.

    * Asegúrese de que sus alegrías sean más ruidosas y más frecuentes que sus irritaciones.

    * Vaya más allá de los formalismos. A partir de cierta edad, para realmente aprovechar las relaciones interpersonales hay que olvidarse de los títulos, de las cuentas bancarias y de los apellidos  ilustres, para concentrarse en la esencia de los seres humanos. Así es que se descubren las verdaderas joyas que son las que de verdad alegran la vida.

    * Haga ejercicio. Practicar ejercicio al menos media hora diaria es fundamental para conservar no sólo la buena salud física sino la mental. Investigaciones comprueban que el principal beneficio del deporte frecuente es de naturaleza psicológica  más que física. Es además, una manera eficaz de despejar los nubarrones y las telarañas que se posan sobre las cabezas sedentarias.

    * Tenga amigos muy cercanos. La gente que tiene buenos amigos logra niveles de satisfacción con su vida 19 por ciento superiores a la que tienen los 'llaneros solitarios'.  Y son 23 por ciento más optimistas.

    * Vuélvase un niño. En lo posible, y sin exagerar, trate de mantener sanas actitudes infantiles: curiosidad, vitalidad, capacidad de reírse con facilidad, gusto por los juegos, sinceridad y un sentido de liviandad.

    * Escuche música todo el día. La música produce espléndidos efectos positivos en todas las dimensiones del ser humano. Para trabajar, para leer, para cenar, para cantar, para estudiar, para soñar, etc., la música es una compañía perfecta.

12.- ARCA DE NOE

Mucho de lo que necesitas saber lo puedes aprender del Arca de Noé. 

UNO: No pierdas el barco 

DOS: Recuerda que todos estamos en el mismo barco. 

TRES: Planea con tiempo. No estaba lloviendo cuando Noé construyó el arca. 

CUATRO: Mantente en forma. Cuando tengas 60 años, alguien podría pedirte 
hacer algo realmente grande. 

CINCO: No hagas caso a las críticas; sólo has el trabajo que debe ser hecho. 

SEIS: Afinca tu futuro en tierra alta. 

SIETE: Por seguridad, viaja en pareja. 

OCHO: La velocidad no siempre es ventajosa. Los caracoles estaban a bordo junto con los chitas. 

NUEVE: Cuando te encuentres estresado, flota por un rato. 

DIEZ: Recuerda, el arca fue construida por principiantes, el Titanic por profesionales. 

ONCE: No importa la fuerza de la tormenta, cuando estas con Dios, siempre hay un arco iris esperándote. 

Dios te bendiga!!!

13.- PADRE, PAPÁ, PAPI,……..PA

¡Cómo era de bueno ser padre!

Hasta hace cosa de un siglo, los hijos acataban el cuarto mandamiento como si no fuera dictamen de Dios sino reglamento de la Federación de Fútbol
  
Imperaban normas estrictas de educación: nadie se sentaba a la mesa antes que el padre; nadie hablaba sin permiso del padre; nadie se levantaba si el padre no se había levantado; nadie repetía almuerzo, porque el padre solía dar buena cuenta de las bandejas: por algo era el padre...
  
La madre ha constituido siempre el eje sentimental de la casa, pero el padre era la autoridad suprema. Cuando el padre miraba fijamente a la hija, esta abandonaba al novio, volvía a vestir falda larga y se metía de monja. A una orden suya, los hijos varones cortaban leña, alzaban bultos o se hacían matar en la guerra
- Padre: ¿quiere usted que cargue las piedras en el carro y le dé de beber al buey?
¡Qué berraquera era el padre!
Todo empezó a cambiar hace unas siete décadas, cuando el padre dejó de ser el padre y se convirtió en el papá. El mero sustantivo era una derrota. Padre es palabra sólida, rocosa; papá es apelativo para oso de felpa o perro faldero. Demasiada confiancita. Además -segunda derrota- "papá" es una invitación al infame tuteo. Con el uso de "papá" el hijo se sintió autorizado para protestar, cosa que nunca había ocurrido cuando el padre era el padre:
- ¡Pero, papá, me parece el colmo que no me prestes el carro...!
A diferencia del padre, el papá era tolerante. Permitía al hijo que fumara en su presencia, en vez de arrancarle de una bofetada el cigarrillo y media jeta, como hacía el padre en circunstancias parecidas. Los hijos empezaron a llevar amigos a casa y a organizar bailoteos y bebetas, mientras papá y mamá se desvelaban y comentaban:
- Bueno, tranquiliza saber que están tomándose unos traguitos en casa y no en quién-sabe-dónde
El papá marcó un acercamiento generacional muy importante, algo que el padre desaconsejaba por completo. Los hijos empezaron a comer en la sala mirando el televisor, mientras papá y mamá lo hacían solos en la mesa. Y a coger el teléfono sin permiso, y a sustraer billetes de la cartera de papá, y a usar sus mejores camisas. La hija, a salir con pretendientes sin chaperón y a exigirle al papá que no hiciera mala cara al insoportable novio y en vez de "señor González", como habría hecho el padre, lo llamara "Tato"
Papá seguía siendo la autoridad de la casa, pero bastante maltrecha. Nada comparable a la figura procera del padre. Era, en fin, un tipo querido, de lavar y planchar, a quien acudir en busca de consejo o plata prestada
  
Y entonces vino papi
Papi es invento reciente, de los últimos 20 o 30 años. Descendiente menguado y raquítico de padre y de papá, ya ni siquiera se le consulta o se le solicita, sino que se le notifica
- Papi, me llevo el carro, dame para gasolina...
A papi lo sacan de todo. Le ordenan que se vaya a cine con mami cuando los niños tienen fiesta y que entren en silencio por la puerta de atrás. Tiene prohibido preguntar a la nena quién es ese tipo despeinado que desayuna descalzo en la cocina. A papi le quitan todo: la tarjeta de crédito, la ropa, el turno para ducharse, la rasuradora eléctrica, el computador, las llaves...
Lo tutean, pero siempre en plan de regaño:
- Tú sí eres la embarrada, ¿no papi?
- ¡Papi, no me vuelvas a llamar "chiquita" delante de Jonathan
Aquel respeto que inspiraba padre, con papá se transformó en confiancita y se ha vuelto franco abuso con papi:
- Oye, papi, me estás dejando acabar el whisky, marica...
  
No sé qué seguirá de papi hacia abajo. Supongo que la esclavitud o el destierro. Yo estoy aterrado porque, después de haber sido nieto de padre, hijo de papá y papi de hijos, mis nietas han empezado a llamarme "PA"

14.- CASARSE DE NUEVO
       Arnaldo Jabor

Mis amigos separados no se cansan de preguntar como logré estar casado 30 años con la misma mujer.  Las mujeres siempre más maliciosas que los hombres, no le preguntan a mi esposa como ella puede estar casada con el mismo hombre, pero sí como ella puede estar casada conmigo.
Los jóvenes son los que hacen las preguntas correctas, o sea, quieren conocer el secreto para mantener un matrimonio por tanto tiempo.  Nadie enseña eso en las escuelas, al contrario.
No soy un especialista en el ramo, como todos saben, pero dicho esto, mi respuesta es más o menos la siguiente: Hoy en día el divorcio es inevitable, no se puede escapar.  Nadie aguanta convivir con la misma persona por una eternidad.
Yo, en realidad ya estoy en mi tercer matrimonio - la única diferencia es que me casé tres veces con la misma mujer.
Mi esposa, si no me engañó, está en su quinto matrimonio, porque ella pensó en agarrar las maletas más veces que yo.
El secreto del matrimonio no es la armonía eterna.  Después de los inevitables encontronazos, la solución es ponderar, calmarse y comenzar de nuevo con la misma mujer.  El secreto en el fondo, es renovar el matrimonio y no buscar uno nuevo.  Eso exige algunos cuidados y preocupaciones que son olvidados en el día a día de la pareja.
De tiempo en tiempo, es necesario renovar la relación.  De tiempo en tiempo es necesario volver a enamorar, volver a cortejar, seducir y ser seducido.
Hace cuanto tiempo ustedes no salen a bailar?
Hace cuanto tiempo no intentas conquistarla o conquistarlo como si tu par fuera un pretendiente en potencial?
Hace cuanto tiempo no hacen una luna de miel, sin los hijos eternamente peleando para tener su irrestricta atención?
Sin hablar de los innúmeros kilos que aumentaste después del matrimonio.  Marido y mujer que se separan pierden 10 kg en un solo mes - por qué ustedes no pueden hacer lo mismo?
Imagínate que estás con una nueva conquista.
Si fuera una relación nueva, seguramente pasarías a frecuentar lugares nuevos y desconocidos, cambiarías de casa o apartamento, cambiarías tu vestimenta, los discos, el corte de cabello, el maquillaje.
Pero todo eso puede hacerse sin que te separes de tu cónyuge.
Vamos a ser honestos: nadie aguanta la misma mujer o el mismo hombre por treinta años con la misma ropa, el mismo labial, con los mismos amigos, con los mismos chistes.
Muchas veces no es tu esposa que se está poniendo fastidiosa y vieja, eres tú, son tus propios muebles con la misma curtida decoración.
Si te divorciaras, seguramente cambiarías todo, que es justamente uno de los placeres de la separación.
Quien se separa se encanta con la nueva vida, la nueva casa, la nueva urbanización, un nuevo círculo de amigos.
No es necesario un divorcio litigioso para tener todo eso.  Basta cambiar de lugares e intereses y no acomodarse.
Eso obviamente cuesta caro y muchas uniones se quiebran porque la pareja se rehúsa a pagar esos pequeños costos necesarios para renovar un matrimonio.
Pero si te separas tu nueva esposa va a querer nuevos hijos, nuevos muebles, nuevas ropas y además tendrás que pagar la pensión de los hijos del matrimonio anterior.
No existe esa tal "estabilidad del matrimonio" ni esta debería ser anhelada.  El mundo cambia, y tú también, tu marido, tu esposa, tu urbanización y tus amigos.
La mejor estrategia para salvar un matrimonio no es mantener una "relación estable", mas sí saber cambiar juntos.
Todo cónyuge necesita evolucionar, estudiar, especializarse, interesarse por cosas que jamás habría pensado hacer al principio del matrimonio.
Tú haces eso constantemente en el trabajo, por qué no hacerlo en la propia familia?  Es lo que tus hijos hacen desde que vinieron al mundo.
Por lo tanto, descubran la nueva mujer o el nuevo hombre que vive a su lado, en vez de salir por ahí intentando descubrir un nuevo par.
Tengo la seguridad de que sus hijos los respetarán por la decisión de mantenerse juntos y aprenderán la importante lección de cómo crecer y evolucionar unidos, a pesar de los inconvenientes.
Peleas y discusiones siempre ocurrirán: por eso, de vez en cuando, es necesario casarse de nuevo, pero intente hacerlo siempre con la misma persona.

15.- APRENDÍ QUE

La distancia puede causar nostalgia, pero nunca olvido.
No importa lo que suceda, o lo ruin que parezca el día de hoy, la vida continúa, y el mañana será mejor.
Cuando sólo una persona me dice: “Tú me alegraste el día", me alegra el día. 
Se puede conocer bien a una persona, por la  forma en que reacciona ante tres cosas: 
Un día lluvioso, un equipaje perdido y los haces de luces que se entrelazan. de un árbol de Navidad 
Desearía haberle dicho a mi Padre que lo quiero, una vez más, antes de que falleciera. 
No importa el tipo de relación que tengas con tus padres, sentirás su falta cuando ellos no estén. 
“Saber ganar" la vida no es lo mismo que "saber vivir". 
Las oportunidades nunca se pierden; alguien tomará la que dejaste pasar. 
La vida, a veces, nos da una segunda oportunidad. 
Vivir no es sólo recibir, también es dar. Dar es, mi regocijo
Cuando te amarras a tu amargura, la felicidad amarrará en otro muelle. 
Si buscas la felicidad, te ilusionas. Pero, si centras la atención en la  familia, en los amigos, en las necesidades de los demás, en el trabajo y en  intentar hacer lo mejor, la felicidad te encontrará. 
Siempre que decido algo con el corazón abierto, generalmente acierto. 
Cuando siento dolor, no necesito  ser un dolor para los demás. 
Diariamente necesito llegar y tocar a alguien, a las personas les gusta un toque humano, sentir una mano amiga, recibir un abrazo afectuoso, o simplemente una palmada amistosa en la espalda. 
Ser bondadoso es más importante que tener la razón
Nunca debemos rechazar el regalo de un niño
Yo siempre puedo rezar por otro cuando no tengo las fuerzas para ayudarlo de alguna otra manera. 
La vida es como un rollo de papel; mientras más se acerca a su fin, más rápido se acaba. 
Deberíamos estar contentos de que Dios no nos dio todo lo que pedimos. 
Las pequeñas cosas de todos los días hacen la vida tan espectacular. 
Bajo la coraza más dura hay alguien que quiere ser apreciado y amado. 
El Señor no lo hizo todo en un día.  ¿Qué me hace pensar que yo puedo?
Cuando planeas vengarte de alguien, estás dejando que esa persona continúe hiriéndote.  
El amor y no el tiempo cierra todas las heridas 
La forma más fácil  de crecer como persona es rodearme de gente más capaz que yo. 
Nadie es perfecto hasta que te enamoras de esa persona. 
Mientras menos tiempo tengo disponible, más cosas término. 
La vida es dura pero yo soy más duro. 
Entregar amor a todos  es mi mejor arma  y deseo compartirla
Querer es hermoso y amar es divino
Cuando estás enamorado, se nota
Dos pueden ser uno.
Todos tenemos una inmensa capacidad de amar y que pocos lo sabemos.
El dinero no compra amor
Ser positivo es usar mi inteligencia 
Siendo humilde, soy más grande y poderoso.
Reír me hace bien y ser alegre es contagioso.
Todos con los que te encuentras se merecen que los recibas con una sonrisa. 
Una sonrisa es una forma muy barata de mejorar la presencia. 
Debemos mantener nuestras palabras tiernas, porque mañana tal vez debamos masticarlas. 
No puedo decidir cómo me siento, pero sí puedo decidir qué voy a hacer al respecto. 
Las personas se olvidarán de lo que dijiste... olvidarán lo que hiciste.... pero  nunca olvidarán cómo las trataste. 
La vida es corta  y hermosa y este conocimiento deseo compartirlo contigo.
Aprendí que: Aún tengo mucho que aprender. 

16.- TEXTO DE JOSE GABRIEL GARCIA MARQUEZ

“Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, aprovecharía ese tiempo lo más que pudiera”
Posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo.
Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.
Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz.
Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen.
Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto,  no solamente mi cuerpo, sino mi alma
A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse.
A un niño le daría alas, pero le dejaría que él sólo aprendiese a volar.
A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez, sino con el olvido
Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres…., He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada.
He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre.
He aprendido que  un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse.
Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero realmente de mucho no habrá de servir, porque cuando me guarden dentro de esa maleta, infelizmente me estaré muriendo.
Siempre di lo que sientes y haz lo que piensas.
Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma.
Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo, te diría “Te Quiero” y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.
Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré.
El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas. Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si  mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso y que estuviste muy ocupado para concederles un último deseo. Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles, “lo siento”, “perdóname”, “por favor”, “gracias” y todas las palabras de amor que conoces.

Nadie te recordará por tus pensamientos secretos. Pide al Señor la fuerza y sabiduría para expresarlos., Demuestra a tus amigos y seres queridos cuanto te importan.

17.- ALCANZA TUS SUEÑOS

Sé firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal.  Pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato.  Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo, vendrá a tus manos en el momento oportuno. Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas. Espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar debidamente su dulzura. 
No seas esclavo del pasado y los recuerdos tristes.  No revuelvas una herida que está cicatrizada. No rememores dolores y sufrimientos antiguos. ¡Lo que pasó, pasó! De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás.  Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó. 
Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla.  No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer.  No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar.  No trates que otros cambien; sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú. 
Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo.  No sufras por lo que viene, recuerda que "cada día tiene su propio afán". 
Deja que el amor te toque y no te defiendas de él.  Busca a alguien con quien compartir tus luchas; una persona que te entienda, te apoye y te acompañe en ellas. 
Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona, despréndete de esta y ámala, sin pedirle nada a cambio. Aprende a mirarte con amor y respeto, piensa en ti como en algo precioso y único. 
Desparrama en todas partes la alegría que hay dentro de ti. Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar la tristeza de todos los que te rodean. La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido, iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía a todos los que se acercan a nosotros Si en tu interior hay luz y dejas abiertas las ventanas de tu alma, por medio de la alegría, todos los que pasan por la calle en tinieblas, serán iluminados por tu luz. 
No desprecies el trabajo que te toca realizar en la vida. El trabajo ennoblece a aquellos que lo realizan con entusiasmo y amor. No existen trabajos humildes. Sólo se distinguen por ser bien o mal realizados. Da valor a tu trabajo, cumpliéndolo con amor y cariño y así te valorarás a ti. 
Dios nos ha creado para realizar un sueño. Vivamos por él, intentemos alcanzarlo. Pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos, quizás entonces necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas. Así, con otro aspecto, con otras posibilidades y con la gracia de Dios, lo haremos. No te des por vencido, piensa que si Dios te ha dado la vida, es porque sabe que tú puedes con ella. El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino. 
Tú y sólo tú escoges la manera en que vas a afectar el corazón de otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida. 

18.- EL ESCLAVO
       Francisco J. Ángel Real

¿Tú de qué eres esclavo? ¿De las heridas que recibiste cuando eras pequeño?,  ¿de tus traumas de la infancia?, ¿de lo que alguien más decidió que fueras?, ¿de una relación que no te satisface?, ¿de un trabajo que no disfrutas?, ¿de la rutina de tu vida? 
¡Ya libérate! ¡Tira ya ese costal que llevas en la espalda en el guardas el   resentimiento, el rencor y la culpa. Deja ya de culpar a otros y a tu pasado por lo que no marcha bien en tu vida. Cada día tienes la oportunidad de empezar otra vez. Cada mañana, al abrir los ojos, naces de nuevo, recibes otra oportunidad para cambiar lo que no te gusta y para mejorar tu vida. La responsabilidad es toda tuya. Tu felicidad no depende de tus padres, de tu pareja, de tus amigos, de tu pasado, depende solo de ti. 
Qué es lo que te tiene paralizado?, ¿el miedo al rechazo?, ¿al éxito?, ¿al fracaso?, ¿al que dirán?, ¿a la crítica?, ¿a cometer errores?, ¿a estar solo?
¡Rompe ya las cadenas que tu mismo te has impuesto! A lo único que le debes tener miedo es a no ser tú mismo, a dejar pasar tu vida sin hacer lo que quieres, a desaprovechar esta oportunidad de mostrarte a otros, de decir lo que piensas, de compartir lo que tienes. Tú eres parte de la vida y como todos, puedes caminar con la frente en alto. Los errores del pasado ya han sido olvidados y los errores del futuro serán perdonados. Date cuenta de que nadie lleva un registro de tus faltas, solo tú mismo. Ese juez que te reprocha, ese verdugo que te castiga, ese mal amigo que siempre te critica, ¡eres tú mismo! Ya déjate en paz, ya perdónate, sólo tú puedes lograrlo.
¿Cuándo vas a demostrar tu amor a tus seres queridos?, ¿Cuándo te queden unos minutos de vida?, ¿Cuándo les queden a ellos unos minutos de vida?
El amor que no demuestres hoy, se perderá para siempre. Recuerda que la vida es tan corta y tan frágil que no tenemos tiempo que perder en rencores y estúpidas discusiones. Hoy es el día de perdonar las ofensas del pasado y de arreglar las viejas rencillas. Entrégate a los que amas sin esperar cambiarlos, acéptalos tal como son y respeta el don más valioso que han recibido: Su libertad. Disfruta de tus relaciones sin hacer dramas. Si pretendes que todos hagan lo que tú quieres o que sean como tú has decidido, si pretendes controlar a los que te rodean, llenarás tu vida de conflicto. Permite a otros  que tomen sus propias decisiones como has de tomar las tuyas, tratando siempre de lograr lo que es mejor para todos. Así podrás llenar tu vida de armonía.
Y por último, ¿Qué estás esperando para empezar a disfrutar de tu vida? ¿Que se arreglen todos tus problemas?, ¿Que se te quiten todos tus traumas?, ¿Que por fin alguien reconozca tu valía?, ¿Que llegue el amor de tu vida?, ¿Que regrese el se fue?, ¿Que todo te salga como tú quieres?, ¿Que se acabe la crisis económica?, ¿Que te suceda un milagro?, ¿Que por arte de magia todo sea hermoso y perfecto?
¡Despierta ya hermano!, ¡Despierta ya hermana!, ¡Esta es la vida!  La vida no es lo que sucede cuando todos tus planes se cumplen, ni lo que pasará cuado tengas eso que tanto deseas. La vida es lo que está pasando en este preciso instante. Tú vida en este momento es leer este párrafo, donde quiera que lo estés haciendo y con las circunstancias que te rodean ahora. En este momento tu corazón lleva sangre a todas las células de tu cuerpo y tus pulmones llevan oxígeno a donde se necesita. En este momento algo que no podemos comprender, te mantiene vivo y te permite, ver, pensar, expresarte, moverte, reír, ¡hasta llorar si quieres! No te acostumbres a la vida, no te acostumbres a despertar todos los días y estar aburrido, o malhumorado, o preocupado. Abre tus ojos y agradece todas las bendiciones que puedes ver, agradece tu capacidad de oír el canto de los pájaros, tu música preferida, la risa de tus hijitos. Pon tus manos en tu pecho y siente tu corazón latir con fuerza diciéndote: “Estás vivo, estás vivo, estás vivo”. Yo se que la vida no es perfecta, que está llena de situaciones difíciles. Tal vez, así es como se supone que sea. Tal vez por eso se te han brindado todas las herramientas que necesitas para enfrentarla: Una gran fortaleza que te permite soportar las pérdidas, la libertad de elegir como reaccionar ante lo que sucede, el amor y el apoyo de tus seres queridos.
Se también que tú no eres perfecto, nadie lo es. Y sin embargo, millones de circunstancias se han reunido para que existas. Fuiste formado a partir de un diseño maravilloso y compartes con toda la humanidad sus virtudes y defectos. Así está escrito en tus genes, en los genes de todos los seres humanos que han existido y en todos los que existirán. 
Tus pasiones, tus miedos, tus heridas, tus debilidades, tus secretos y tu agresión, los compartes con todos tus hermanos. ¡Bienvenido a la raza humana! Esos supuestos defectos son parte de tu libertad, parte de tu humanidad.
Si te preguntas ¿Quién soy yo para decirte todo esto? Te contestaré que no soy nadie, soy simplemente una versión diferente de lo que tú eres. Otro ser humano más entre miles de millones, pero uno que ha decidido ser libre y recuperar todo el poder de su vida………
Espero que tú también decidas hacerlo.

19.- PAUTAS PARA MOTORIZAR LA CONSECUCIÓN DE TUS SUEÑOS

1. HAZTE UN REGALO
    Regálate un espacio para pensar y un tiempo para hacer algo por ti mismo.

2. PON POR ESCRITO TUS SUEÑOS
    Escribir los sueños hace que estos se vean más prácticos, más inmediatos 
    y menos abstractos. Este es un elemento vital para el éxito.

3. AUTOMOTIVATE
    Busca de diez a cinco cosas sin las que tu no puedas vivir. 
    Esto te dará la energía y te guiara al éxito.

4. TOCA TUS SUEÑOS
    Al menos una vez por semana toca uno de tus sueños, no importa lo que sea. 
    Si tienes varios, entonces elige el mayor de ellos. 
    El solo hecho de mirarlos y tocarlos te ayuda a enfocarte en tus metas 
    y mantenerte motivado.   

5. DIVIDE TUS SUEÑOS EN METAS MÁS PEQUEÑAS Y ALCANZABLES
    Escribe, que tu puedes hacer ahora para comenzar el proceso de tus logros.

6. ESFUERZATE MÁS
    Recorre la milla extra. Sueña, trabaja y ama a todo el mundo.

7. VISUALIZATE ALCANZANDO TUS METAS
    Esta es una fuerza motivadora increíble y poderosa. Te activara para la resistencia  
    que vendrá.

8. PRACTICA Y CONTINÚA MEJORANDO
    Practica en cualquier momento y avanza hacia los niveles más altos mejorándote a ti 
    mismo constantemente.

9. REZA
    Trabaja tan fuerte como si todo dependiera de ti y reza seguro de que todo depende
    de Dios.

10. VALORATE
   Juzga tu éxito en función de aquello a lo que has renunciado para conseguirlo. 

La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo, simplemente disfrutan al máximo todo lo que está en su camino.

20.- COMO TENER SIEMPRE TIEMPO
       Aquiles Julián, Rep.Dom.

SIEMPRE TIENES TIEMPO PARA LO QUE QUIERES Y NUNCA TENDRÁS PARA LO QUE NO QUIERES.
El tiempo es la vida. No se pierde el tiempo: se desperdicia la vida. 
Todos tenemos tiempo. El mismo tiempo: 24 valiosísimas horas. 
¿En qué lo utilizamos? ¿Cómo lo empleamos? 
No podemos tener más tiempo que otros, pero sí podemos hacer un mejor uso de este escaso recurso. 
En el mismo tiempo en que alguien prospera, otro se estanca o desmejora; en el tiempo en que alguien sana y mejora su vida, otro enferma y la pierde. En el tiempo en que alguien aprende e incrementa su saber, otro carga su mente de disparates y supersticiones, o la pereza lo lastra.
Siempre tenemos tiempo, pero no tenemos tiempo para todo. Tenemos que elegir, priorizar. 
Cuando se habla del libre albedrío en muchos aspectos es de eso que se habla: de que está en nuestras manos decidir qué hacemos con nuestro tiempo, que es decidir qué hacemos con nuestra vida. 
Suelo emplear una expresión un tanto grosera: siempre hacemos lo que nos da la gana. 
Cuando decimos no tener tiempo, en realidad declaramos que no es importante para nosotros o es menos importante que aquella actividad que tendríamos que dejar de hacer y reemplazarla.
El asunto no es si nos gusta o no algo, el asunto es su impacto en nuestras vidas a corto, mediano y largo plazo. 
Hay que vivir de manera estratégica, en función de nuestras metas, y no de forma impulsiva, espontánea y emocional, haciendo lo que nos sale de los forros sin reparar en sus consecuencias.
Las decisiones valen por sus resultados. 
El uso de nuestro tiempo vale por las consecuencias que nos depara. 
Somos los que creamos nuestra realidad, y la creamos con la asignación que hacemos de nuestro tiempo a unas acciones y no a otras. 
No podemos sembrar papa y querer cosechar manzanas. La vida no funciona así. 
¿Qué estás sembrando en el tiempo de vida que Dios te concedió?

21.- SI SOLO TE QUEDARA UN AÑO DE VIDA
       David Valois

Si sólo Te quedara Un año de Vida, ¿qué es lo que harías Exactamente?

Anthony Burguess tenía 40 años cuando le pronosticaron un tumor cerebral que le mataría en un año. Al mismo tiempo estaba completamente arruinado y no tenía nada que dejar a su esposa que pronto sería viuda.
Burguess nunca fue un novelista profesional en el pasado, pero siempre supo que tenía potencial. Así que con el sólo propósito de dejar royalties a su esposa, se puso frente a una hoja en blanco y empezó a escribir: Ni siquiera tenía la certeza de que le iban a publicar, pero aún así continuó.
Eso fue en enero de 1960. Según el pronóstico, tenía un invierno, una primavera y un verano para vivir, y moriría al final de otoño.
En esa época Burgess escribió enérgicamente, acabando no uno sino cinco libros antes de un año, parecido a lo que han producido otros grandes escritores en toda su vida.
Su cáncer remitió y luego desapareció.
En su larga vida como novelista escribió “La Naranja Mecánica” entre otros 70 libros. Pero sin la sentencia de muerte del cáncer, no hubiera escrito ninguno.

Dostoievski, el gran genio de la literatura rusa tuvo una experiencia parecida.
En una revuelta estuvo a punto de ser fusilado, y fue justo antes de ser disparado por el pelotón de fusilamiento cuando se dio cuenta del tiempo perdido.
Al final todo quedó en una amenaza y se libró de la muerte, pero aquel momento ante el pelotón de fusilamiento le hizo ver que no podía perder ni un segundo más de su vida, que tenía que sacar todo el talento que llevaba dentro y dejarlo para la eternidad.

No esperes una emergencia que te movilice para sacar la grandeza que tienes dentro.
Un buen ejercicio para motivarte es preguntarte a ti mismo qué harías si te hubieran dicho lo mismo que a Anthony Burguess o si te vieras frente al pelotón de fusilamiento.
¿Si tuvieras sólo un año de vida que harías? ¿Qué harías exactamente?
Ponte en marcha hoy
¿Qué pasaría si dieras todo el 100% en tu trabajo?
¿Qué pasaría si hoy mismo, empezaras a leer los libros necesarios, a reemplazar errores con nuevos hábitos y a asociarte con las mejores y más brillantes personas?
¿Qué pasaría si hoy mismo empezaras el plan para alcanzar tus sueños y los siguieras refinado mañana al detalle?
¡Qué diferencia más increíble tendrías frente al resto!
En unos días tirarías la desesperación y el fracaso por un barranco y el éxito se lanzaría a reconquistar su sitio.
¡Menuda vida que vivirías!
Y que herencia dejarías a los demás. Y todo porque te pusiste a trabajar.
Por tu éxito.  

22.- LAS ETAPAS DEL AMOR
       Extracto tomado del libro“Juntos hasta el cielo” 
       Phil Bosmans

En la primavera del amor el estar juntos es una fiesta. 

Nos encontramos en el séptimo cielo y olvidamos que cada primavera se acerca a un otoño y después de atravesar un invierno, llegamos de nuevo a la primavera.

Después del primer juramento apasionado de amor, llegan la mayoría de las personas a la apreciación serena de que no tienen ganas cada día de morir el uno por el otro.

VACÍO Y FRÍO
En cualquier convivencia se llega más tarde o más temprano a una crisis. 

El camino es largo, el aburrimiento comienza. 

Os conocéis mutuamente, y cada día se repite lo mismo. 

A veces queréis otras cosas. 

Os encontráis en el medio día de la vida, ya no sois jóvenes y todavía no sois viejos. Uno pierde las ilusiones y se hace indiferente. 
Todo parece vacio, falta de sensaciones y frio.
Os extraviáis en el desierto, en un desierto monótono, horriblemente yermo.
El hombre se dirige a sus antiguos amigos, la mujer se oculta tras los hijos.
Las sensaciones maravillosas de aquel tiempo se han cerrado con llave, su brillo ha desaparecido.
Si podéis esperar un poco y no pensáis: todo ha terminado, o bien: entonces tome una determinación equivocada.
Si tenéis un poco de paciencia, en vez de empezar a buscar otro compañero o buscar la huida en las pastillas o el alcohol.
Si esperáis y permanecéis fieles y vuestro corazón está abierto, dispuesto a la invitación, acogedor y hacéis revivir al compañero.
Entonces, un buen día, de forma inesperada, aparecerá una fuente en algún lugar, y en vuestra vida empezara una nueva etapa; después de la etapa del desierto llegara la etapa del oasis.

SABES QUE…
Cuando después de estar casados durante años, se empieza a soñar: sabes que…
Y el hombre dice:
En el auto te acurrucabas cada vez más cerca de mí.
Eras tan encantadora y tan cariñosa.
Y la mujer dice entonces:
Y tú conducías tan despacio, para que el camino fuera mas largo.
Tenías tiempo interminable para mí, siempre teníamos algo que decirnos.
Cuando después de estar casados durante años, los sueños se convierten en pesadillas…
Cuando la mujer dice:
Antes me llevabas en palmitas, ahora apenas me das el brazo.
Cuando antes decía alguna tontería, te reías, cuando ahora cometo algún error insignificante…
Cuando el hombre dice:
Antes colocabas flores encima de la mesa y cantabas todo el día.
Me dabas un beso apasionado, y sabias bailar… y ahora…

BUSCAR EL PERDÓN
El amor y la fidelidad pueden desembocar en tormentas.
Hay días en que uno lleva al otro en palmitas, entusiasmado y sin preocupaciones. Pueden llegar días en que hay que soportar al otro y días en los que nada funciona en lo absoluto.
A consecuencia de errores insignificantes algo se malogra. Aparecen grietas y a través de estas entra la noche en vuestro corazón y en vuestro hogar.
Uno desea y no puede, paralizado por la impotencia y el dolor. Se desea decir algo y no nos acude la palabra a los labios.
Se desea tender la mano y, sin embargo, esta se encuentra rígida como el hielo. Deseamos abrazar y permanecemos petrificados como estatuas. Deseamos perdonar y sin embargo decimos “¿Por qué lo has hecho?”
En esos días solo queda una solución: paciencia, mucha paciencia y buscar una reconciliación: El compañero hace cosas que te parecen incomprensibles y tú dices: “¿Cómo es posible?”
Tienes que luchar por tu amor, te sientes inseguro y el miedo te invade. Tienes que volar  “a ciegas” sin ver, sin entender. Entonces te viene a la mente que el otro “es un mundo en sí mismo”, que en lo más profundo, siempre estará lejano para ti. Busca entonces el perdón.
Si no puedes perdonar, aparece inmediatamente un muro. 
Y un muro es el comienzo de una cárcel.

PROBLEMAS IRRESOLUBLES
El divorcio es la huida del otro, la bancarrota de una decisión de vida.
En un matrimonio hay tantas sorpresas, tantas dificultades inesperadas, tantas situaciones imprevisibles. 
Cuando se considera posible el divorcio, se encontrara un motivo antes o después.
No penséis demasiado deprisa en el divorcio, especialmente en el caso en que haya niños.
Si existe un niño, en ese niño estará siempre escrita la vida de tu compañero y tu propia vida, es un nudo indisoluble.
En cada separación, el niño queda marcado en lo más intimo de su ser.
Hay pocos niños cuya herida sane completamente.

DÍAS BUENOS Y MALOS 
Acordaos el día de vuestra boda.
Estabais el uno con el otro como en el séptimo cielo. Entonces no veíais los problemas, porque pensabais estar preparado para todo.
La boda no es un fin, sino un gran principio. Durante el tiempo que permanezcáis casados, el llegar a ser uno, solo es un proceso de crecimiento, con caídas para volver a levantarnos.  
Tenéis que estar juntos, tanto los días buenos como los desgraciados.
Tenéis que tener en cuenta siempre al compañero.
Nunca estéis los dos enfadados al mismo tiempo.
El más inteligente debe esperar hasta el día siguiente.
Para cada convivencia hay reglas, escritas y no escritas.
A ellas os tenéis que atener. No deis un golpe bajo, lo cual es cómodo pero ruin.
Después de los años conocemos todos los puntos débiles del otro.
Cuando estéis en medio de una pelea, no deis vueltas, sino sentaos y pensad que la justicia no está solo de un lado.
Cuando resulte difícil decir de palabra lo que os tenéis que explicar, coged un trozo de papel y escribid, de tal forma que vuestro compañero lo pueda leer y no lo rasgue después de haber leído la primera frase.
Escribe también tus faltas y pide perdón.

JUNTOS EN EL INFIERNO
Juntos en el infierno no es el significado del matrimonio.
Si vuestro matrimonio se convierte en un infierno, tenéis que intentar con todas vuestras fuerzas, que no lo continúe siendo.
Si todos los intentos son vanos, si no hay solución, si vuestro hogar continua siendo un infierno, tendríais que abandonar.
Dios desea el cielo para las personas y no el infierno.
Si el resultado de vuestra convivencia es el infierno, os deberíais separar.
Hasta aquí el extracto, les recomiendo leer el libro, especialmente a las parejas.

23.- LA FUENTE DE LA JUVENTUD.
       Extracto tomado del libro "La llave de la vida y del éxito" 
       Adolfo Torres 

Examínate por un momento. ¿Son tus músculos fuertes y flexibles? ¿Hacen todo lo que les pides –y más todavía?
Si no, la culpa es tuya. Tú puedes tener un cuerpo lleno de vitalidad, un cutis sano y hermoso, músculos ágiles y viriles. Tu puedes ser el hombre o mujer que siempre has querido ser, sin arduas dietas, sin ejercicios trabajosos. 
Ni el ejercicio ni la dieta significan mucho. En realidad, el efecto principal de la dieta y el ejercicio es que conservan en la mente del paciente el RESULTADO que espera obtener, y de esa manera lo graban en la mente inconsciente. Si ese resultado se logra, es la MENTE quien lo logra, y no los ejercicios ni los alimentos.
TÚ QUE envidias las mejillas rosadas y los ojos brillantes de la juventud, que despiertas en la mañana con esa sensación de cansancio, que atiendes a tus deberes sin energía o entusiasmo, recuerda que la Juventud Perfecta o la Salud Perfecta, es sólo un estado mental.
Hay sólo una cosa que crea los músculos de tu cuerpo. Hay sólo una cosa que hace funcionar tus órganos con toda precisión y regularidad. Hay sólo una cosa capaz de darte un cuerpo perfecto. Y esa cosa es la mente inconsciente.
Porque la mente es el único creador, y el pensamiento la única energía. Todo lo que cuenta es la imagen de tu cuerpo que conservas en tus pensamientos. Si hasta ahora esa imagen ha sido de debilidad, de enfermedad, cámbiala hoy, HOY MISMO. Repítete a ti mismo, al despertar por la mañana y al retirarte por la noche: Mi cuerpo fue hecho a la imagen y semejanza de Dios. Es una creación de la imagen de Dios, y por eso todas sus células y tejidos son perfectos., todos los órganos y músculos trabajan a la perfección.
Porque la verdad es que, no importa cuántos años hayan pasado desde el día de tu nacimiento, ¡tu cuerpo tiene únicamente once meses de edad! Tu cuerpo se renueva sin cesar. Cada uno de los millones de células que lo componen se renueva constantemente. Aún tus huesos se renuevan de esa manera.
No hay ni un solo tejido en tu cuerpo, ni un solo hueso, que tengan más de once meses. ¿Por qué, entonces, tienes que envejecer? ¿Por qué ser menos ágil y fuerte que los jóvenes?
La respuesta es que no hay motivo alguno, si sólo comprendes tu JUVENTUD. Todos los órganos, músculos y tejidos de tu cuerpo están sujetos a tu mente inconsciente. Trabajan exactamente como la mente les ordena. ¿Cuál es el modelo que tiene ante tu mente? ¿Es un modelo de ancianidad y decrepitud? Ese es el modelo que la mayor parte de los hombres usan, y el resultado de esa imagen lo vemos todos los días en sus cuerpos.
Pero tú no necesitas tomar ese modelo. Tú puedes grabar en tu mente la visión de la juventud, el vigor, de la energía de la fuerza de la belleza; y ese será el modelo que tus células seguirán al renovar tu cuerpo. Tal vez tú eres débil y anémico. ¡No importa! Puedes empezar hoy mismo a reformar tu cuerpo. En once meses, cuando más, todos esos tejidos enfermos y débiles habrán sido reemplazados por tejidos fuertes y vigorosos.
De una cosa puedes estar seguro: Dios nunca nos dio una ley de decrepitud y muerte. Si hay tal ley, es porque el hombre la hizo, y el hombre puede cambiarla
Porque la muerte es como la oscuridad: nada en sí misma. La muerte es sólo la ausencia de la vida, de la misma manera que la oscuridad es sólo la ausencia de la luz.
La Mente Universal no reconoce a la imperfección, a la decrepitud o a la muerte; no produce enfermedad y muerte. Es tu mente consciente la que produce esos males. Destierra el pensamiento, y podrás desterrar los resultados. 

La vida no se hizo para ser medida con años.

Recuerdo haber leído la historia de un viejo que llegó a un país del sol perpetuo. Puesto que allí no había crepúsculos ni auroras, ni lunas ni estaciones, no había manera de medir el tiempo. Por consiguiente, para los habitantes de aquel país, el tiempo no existía. Y como no tenían tiempo, no podían medirlo, y por eso nunca envejecían. Como los organismos que consisten de una sola célula, morían sólo por accidente o violencia.
Hay más verdad que ficción en esa idea. Al medir la vida por medio del calendario robamos a la juventud su vigor y apresuramos la llegada de la vejez. Los hombres y mujeres deberían madurarse con los años y gozar de mejor salud y vigor. En vez de perderse en la oscuridad, sus mentes deberían retener imágenes más claras de la juventud y de la vida.
Ningún hombre necesita retirarse de la vida activa, no importa cuál sea el número de sus años. Los años deberían traer sabiduría y salud, y no decrepitud. Muchos de los hombres más famosos del mundo terminaron sus mejores obras a la edad en que la mayor parte de los hombres descansan en sus tumbas. Tennyson compuso las líneas inmortales de “Cruzando la Barrera” a la edad de 80 años. Platón todavía escribía a los 81. Cato aprendió el griego a la misma edad. Humboldt terminó su “Cosmos” a los noventa años, y Wesley a los 82 dijo: “Hace doce años que no he experimentado sensación alguna de fatiga”.

Tú eres tan viejo como te creas. Todas las funciones, todas las actividades de tu cuerpo están dominadas por la mente. Tus órganos vitales, tu sangre, tus músculos, tus células, todos dependen para su funcionamiento de la energía que reciben de la mente.

Tú puedes ser viejo a los 30 años. Y puedes también ser joven a los 90. 
¿Qué escoges?

Si escoges la juventud, empieza hoy mismo a renovar tu juventud. Graba en tu mente la imagen del hombre o mujer que quieras ser, estúdiala sin cesar, visualízala. ¡Piensa en esa imagen como TUYA, como la del hombre o mujer QUE VAS A SER!.
Dale ese modelo a tu MENTE Inconsciente. . . y antes de que pasen once meses, tu cuerpo habrá sufrido una transformación maravillosa.

TODOS NOSOTROS SOMOS ESCULTORES, PERO EN VEZ DE MÁRMOL O ARCILLA, USAMOS PENSAMIENTOS
¿CUÁL ES EL MODELO QUE TIENES EN TUS PENSAMIENTOS? ¿ES ENFERMEDAD? ¿SUFRIMIENTOS? ¿POBREZA? ¿LIMITACIONES? 
ENTONCES ESTÁS REPRODUCIENDO ESAS COSAS EN TU VIDA.

¡DESTIÉRRALAS! ¡OLVÍDALAS! NUNCA LAS DEJES ENTRAR EN TUS PENSAMIENTOS Y NUNCA SE MANIFESTARÁN EN TU VIDA.

Del libro:”La llave de la vida y del éxito” de Adolfo Torres.

Excelente libro escrito en los años 20, pero tan apropiado a la época como si fuera reciente, regálense su lectura. 

24.- VIAJE NECESARIO

Me preocupo cada vez que veo una persona  ansiosa, visiblemente angustiada, diciendo que  viaja en busca de un nuevo sentido para su vida...
Estar consigo mismo le es tan insoportable, que piensa que puede encontrar en los aeropuertos y carreteras sus esperanzas de paz y felicidad. Es lo peor que le puede suceder a un ser humano...
Significa que está perdiendo la confianza en si mismo, que está pasando a otros la responsabilidad sobre su propio bienestar. Esto es la muerte en dosis homeopáticas...
El problema que está dentro no puede ser resuelto fuera. Todo lo que se busque en el mundo exterior, será un ejercício inútil de huir de uno mismo...
Para una persona angustiada, Paris o Viena pueden transformarse en un infierno lleno de luces. Un corazón triste no percibe la belleza...
Pierden la felicidad en su corazón y van a buscarla en el mundo exterior...
Buscan fuera lo que perdieron dentro. Solamente en el silencio de sus corazones podrán encontrar la felicidad perdida...
Osho, el líder espiritual indiano, decía: Esta es la situación del ser humano. Uno es capaz de mirar todo lo que hay a su alrededor. Sin embargo es incapaz de ver dónde está y lo que vino a hacer a este planeta. Es incapaz de hacerse la pregunta fundamental:
QUIEN SOY YO?
Si no encuentra respuesta a esta pregunta, cancele todos los pasajes que reservo. No tiene porque ir a ningún lado; quedarse donde está es tan glorioso y gratificante, que no hay mejor lugar en el mundo donde usted se pueda reencontrar...
Cierre los ojos para poder ver la realidad que le rodea. El resto es solamente una ficción. AQUI Y AHORA son nuestras únicas realidades...
Sumérjase dentro de sí. Tenga el valor de permanecer sólo y en silencio. La mente quiere llevarle fuera porque teme perder el control de la situación...
Sea más fuerte, resista a todas las tentativas de buscar fuera la felicidad que solamente podrá encontrar dentro de usted
M E D I T E
La mente y la meditación no pueden coexistir. No se pueden tener ambas. O se queda con la mente o con la meditación, ya que la mente es pensar y la meditación es silencio...
La mente significa tantear en lo oscuro. La meditación entrar en la infinita belleza de su propio ser...
Al principio el silencio parece tristeza, porque usted siempre fue una persona activa, ocupada, relacionada y de repente se fueron todas sus actividades, sus negocios, sus quehaceres...
Tiene la impresión de haberlo perdido todo en la vida. Hasta los proyectos profesionales parecen no tener sentido. Es una sensación de tristeza profunda...
Sea un poco paciente, deje que esa tristeza se asiente. Ese es el comienzo del silencio, el comienzo de la paz...
Si usted no lleva la felicidad consigo, no la va a encontrar en ninguna parte. Recuerde: Usted se está buscando a si mismo...
Nada en este mundo tiene sentido si no tocamos el corazón de las personas. Si crecemos con los golpes duros de la vida, también podemos crecer con toques suaves en el alma.

25.- VIDA ABUNDANTE
       Jennifer Hoffman

Cada uno de nosotros quiere abundancia en nuestras vidas – queremos tener mucho dinero, amor, éxito y felicidad. Si no tenemos esas cosas creemos que la abundancia no está presente. Eso es porque tendemos a describir lo “bueno” en nuestra vida como abundancia y lo “malo” como carencia. Así que creemos que si tenemos dinero, amor, éxito y alegría entonces tenemos abundancia. Y si no tenemos esas cosas no tenemos abundancia, o tenemos carencia. Pero eso es equivocado. Nosotros existimos en un estado de abundancia todo el tiempo. Ya sea que tengamos lo que queramos o no, siempre tenemos abundancia en cada área de nuestra vida.
Nuestra tendencia a poner la abundancia junto con lo bueno en nuestra vida es lo que nos lleva equivocadamente a pensar que no podemos manifestar lo que queremos o que no estamos siendo bendecidos cuando vemos nuestra vida y solamente vemos problemas o carencia. Si cambiamos nuestra definición de abundancia de “riqueza” a simplemente tener una gran oportunidad, podemos ver dos cosas: en donde tenemos abundancia y de lo que tenemos abundancia. Entonces tendremos la información que necesitamos para manifestar lo que verdaderamente queremos.

Con una nueva definición de abundancia podemos ver nuestra vida de una forma muy diferente. ¿Existen áreas de su vida con las que no estén felices? Entonces tienen una abundancia de insatisfacción. ¿Tienen pocos amigos y no mucho de una red social? Entonces tienen una abundancia de soledad. ¿No tienen suficientes recursos financieros? Entonces tienen una abundancia de carencia. ¿Desean poder comenzar un nuevo camino en su vida pero parece que no pueden dar ese primer paso? Entonces tienen una abundancia de miedo y duda.

Cuando tenemos muchas cosas que no queremos en nuestra vida, por ejemplo, relaciones difíciles, un trabajo insatisfactorio, dinero insuficiente, problemas con amigos y familia, pensamos que no tenemos abundancia. La tenemos, tenemos una abundancia de muchas cosas que no nos gustan. ¿Quién es responsable por eso? Una pista, no es el Universo. El Universo simplemente responde a nuestras peticiones. No las juzga ni nos recuerda que estamos pidiendo cosas que no van a hacernos felices.

¿Por qué intencionalmente manifestaríamos lo que no queremos? Hay muchas razones, por costumbre, miedo, duda, lecciones kármicas, o nuestras creencias sobre cuánta felicidad, éxito, riqueza y amor merecemos. Esa sola es la razón por la que tenemos abundancia de cosas que no nos traen alegría, paz, éxito y amor. El Universo nos da lo que pedimos, no más y no menos.

Una vez que sabemos dónde existe la abundancia, podemos comenzar a enfocarnos en la creación de una abundancia de cosas que queremos y menos de lo que no queremos. Transformar lo que estamos atrayendo para nosotros es tan fácil como poner atención a lo que estamos pidiendo, cómo lo estamos pidiendo y lo que creemos. Mientras que podemos no decir intencionalmente al Universo “quiero un trabajo insatisfactorio”, nuestra creencia de que no seremos felices con un trabajo o que no podemos encontrar uno que sea satisfactorio o incluso uno que nos pague lo que creemos que merecemos es suficiente para crear un trabajo insatisfactorio.
Pedir lo que queremos no es suficiente - ¿creemos que podemos tenerlo y que lo merecemos? Si no, siempre nos quedaremos cortos de obtener algo que nos satisfaga en cada forma. Todo lo que pensamos, decimos y hacemos afecta lo que atraemos en nuestras vidas. Nuestros pensamientos tienen simplemente tanta energía como lo tienen las palabras, así que si decimos que queremos un compañero amoroso en nuestra vida pero no creemos que alguna llegará a nuestra vida, no deberíamos sorprendernos de que estemos solos todavía otro día, mes o año.

Cambiar nuestras creencias sobre lo que merecemos es una de las cosas más difíciles que podemos hacer. Requiere vigilancia constante de nuestros pensamientos y palabras. Debemos hacer un esfuerzo genuino por recordar que somos poderosos, seres espirituales divinos que tienen la habilidad de crear lo que sea que queramos. Cualquier cosa que esté actualmente en nuestra vida es un resultado de algo que pedimos, ya sea que lo hayamos pedido consciente o inconscientemente, creímos que lo merecíamos y continuaremos manifestándolo hasta que nos transformemos.

¿De qué tienen una abundancia en su vida? ¿Está fluyendo suavemente y están felices con cada aspecto de su realidad? Si no, recuerden que han creado abundancia, simplemente que no están felices con ella. Una vez que se dan cuenta de eso, pueden enfocar sus esfuerzos de manifestación en crear una abundancia de lo que les traiga éxito, alegría, amor y paz. Vigilen sus pensamientos y palabras, revisen sus creencias y cambien las que les limiten, tomen acción cuando las puertas se abran y las oportunidades se presenten y entren en su poder. Creen una abundancia de cosas que los tenga contentos para saludar cada nuevo día y vivir la vida de sus sueños. Está dentro de su poder el crear abundancia – úsenlo para crear una abundancia de alegría y bendiciones. 

26.- SOLO SE NECESITA UNA PERSONA, MARCA TU LA DIFERENCIA

Jamás olvidaré el día en que mamá me obligó a ir a una fiesta de cumpleaños,  cuando estaba en tercer grado. Una tarde llegué a casa con una invitación algo manchada de jalea. "No pienso ir", dije. "Es una chica nueva que se llama Ruth. Berniece y Pat no irán. Invitó a toda la clase. A los treinta y seis".Mamá estudió con extraña tristeza esa invitación hecha a mano. De pronto anunció: "Bueno, tú irás. Mañana iré a comprar el regalo".Yo no podía creerlo. ¡Mamá nunca me había obligado a ir a una fiesta! Eso me mataría, sin duda. Pero no hubo ataque de histeria que la hiciera  cambiar de opinión.
Llegó el sábado; mamá me sacó de la cama para que envolviera el regalo: un bonito juego de peine, espejo y cepillo de color rosa perlado, que  había comprado por menos de tres dólares. Luego me llevó en su viejo automóvil amarillo. Ruth abrió la puerta y me guió por la escalera más empinada y peligrosa que yo había visto jamás. Cruzar la puerta fue un verdadero alivio; los pisos de madera relumbraban en la sala llena de sol. Los muebles eran viejos, pero estaban recubiertos por fundas níveas e impecables.
En la mesa vi la torta más grande de mi vida. Estaba decorada con nueve velas rosadas, un "Feliz Cumpleaños, Ruthie" bastante desmañado y algo que parecían pimpollos de rosa. Rodeaban la torta treinta y seis tazas llenas de chocolate casero, cada una con su nombre."No será tan horrible una vez que lleguen los otros", me dije. Y pregunté a Ruth: "¿Dónde está tu mamá?" Ella bajó la vista al suelo. "Bueno, está medio enferma". "Ah. ¿Y tu papá?" "Se fue". Luego se hizo silencio; sólo se oían algunas toses carrasposas detrás de una puerta cerrada. Pasaron quince minutos. Luego, diez más. De pronto comprendí la horrible verdad: no vendría nadie. ¿Cómo escapar de allí?
En medio de mi autocompasión oí unos sollozos apagados. Al levantar la vista me encontré con la cara de Ruth, surcada de lágrimas. De inmediato, mi corazón de niña se llenó de simpatía hacia Ruth y de ira contra mis treinta y cinco egoístas compañeras.
Me levanté de un salto, plantando en el suelo los zapatos de charol blanco, y proclamé a todo pulmón: "¿Para qué queremos a los otros?"La expresión sobresaltada de Ruth se convirtió en entusiasmado acuerdo. Allí estábamos: dos niñas de ocho años con una torta de tres pisos, treinta y seis tazas de chocolate, helado, litros y litros de refresco rojo,  tres docenas de artículos de cotillón, juegos a jugar, premios a ganar.
Empezamos por la torta. Como no encontrábamos ningún fósforo y Ruthie (había dejado de ser Ruth) no quería molestar a su mamá, nos limitamos a fingir que las encendíamos. Le canté el "Happy Birthday" en tanto ella pedía un deseo y apagaba de un soplido las velas imaginarias. En un abrir y cerrar de ojos llegó el mediodía y mamá hizo sonar su bocina frente a la casa. Después de recoger todos mis recuerdos y de dar mil gracias a Ruthie, volé al auto burbujeando de alegría. "¡Gané todos los juegos! Bueno, la verdad es que Ruthie ganó el de ponerle la cola al burro, pero dijo que la del cumpleaños no podía llevarse los premios, así que me lo cedió. Y repartimos las cosas de cotillón, la mitad para cada una. Le encantó el juego de tocador, mamá. Yo era la única.¡La única de todo el tercer grado! y no veo la hora de decirle a los otros que se perdieron una fiesta estupenda".Mamá detuvo el coche junto al cordón y me abrazó con fuerza. "Estoy orgullosa de ti", me dijo con lágrimas en los ojos. Ese día descubrí que una sola persona puede cambiar las cosas. Yo había cambiado por completo el noveno  cumpleaños de Ruthie, y mamá había cambiado mi vida por completo.

Hoy puede ser tu día para cambiarle el día a alguien.  Fuiste llamado a marcar la diferencia y a poner una sonrisa donde hay lágrimas.  (Lee Anne Reaves)

27.- “LA FUERZA DE LA RAZÓN”

Un tema filosófico para meditar en medio de un bello escenario natural y arrullado por un estupendo y melodioso marco musical. “No solamente existe la Historia del Arte, sino también el Arte de la Historia”
Nada hay tan poderoso como la RAZÓN.
Nada ni nadie se puede oponer a quien obra al amparo de la Ley, que es  la justicia erigida en norma.
Y tanto la Ley como la Justicia se basan en la Razón. De ahí la trascendencia  de tan importante trilogía.
Por algo el mundo rompió sus cadenas y salió del Oscurantismo entrando triunfante en      La Ilustración (también conocida como El Siglo de las Luces y La Edad de la Razón).
¡Nombres muy bien puestos!
Y aquí es importante citar que este movimiento no se inició en un principio en forma violenta, sino debido e inspirado por  la poderosa fuerza del pensamiento de un  puñado de hombres insignes, que fueron los Enciclopedistas Franceses del Siglo XVIII.
Voltaire, Diderot, Montesquieu, y Rousseau.
Estos extraordinarios pensadores escribieron y publicaron su filosofía en 35 volúmenes en 1751. Su título completo es Diccionario Razonado de las Ciencias, de las Artes y de Materias Sociales.
Sus conceptos fueron leídos, razonados y comentados por todos los ciudadanos de la época, y despertó vivamente su conciencia.
La toma de la Bastilla (e inicio de la  Revolución Francesa) fue en 1789.
Es seguro, entonces, que ésta fue la consecuencia de la nueva filosofía.
Los franceses por fin habían reaccionado, abierto los ojos y decidido actuar.
Parecen haber dicho... ¡Ya basta!
De hecho, la caída de los reyes de Francia fue tan importante que cambió el curso  de la Historia. (14 de Julio de 1789)
A partir de ese día la Época Moderna quedaba atrás y se iniciaba la Época Contemporánea.
Sí. La Revolución Francesa triunfó y rodaron las cabezas reales ante el estupor del mundo. ¡Nadie hubiera imaginado siquiera que podría suceder!
La Historia, insigne maestra de la humanidad, nos enseña provechosas lecciones. No se puede ir en contra de los principios básicos del ser humano, por los cuales miles de vidas han sido inmoladas en aras de su conquista.
La guillotina, en este caso extremo, hizo temblar los cimientos de todos los regímenes absolutistas de la época, y propició el gran cambio constitucional que priva hoy en día.
El mundo había aprendido la lección.
El poder se basa en la voluntad del pueblo, y existirá mientras los ciudadanos estén conformes... o luchen por lograr su cambio.
De otra manera no podrá persistir
También cayeron Gengis Kahn, los emperadores romanos, los zares de Rusia, Napoleón, Hitler, el Sha de Irán y otros monarcas y emperadores poderosos, aquellos que no atendieron los gritos del pueblo y pretendieron perpetuarse en el poder por la fuerza.
Sus imperios, conquistados y sometidos por la fuerza, se derrumbaron estrepitosamente. Fueron abatidos y demolidos por algo más fuerte aun: la fuerza de la razón.
Toda fisura en la estructura social, por más leve que sea, puede propiciar la desaparición parcial o total del poder. No hay que olvidarlo.
Las ansias de libertad y de justicia son como un tren en marcha, una tormenta, un terremoto o una poderosa catarata: nadie puede detenerlos.
“No existe la Libertad, sino la búsqueda de la Libertad. Pero esa búsqueda es la que nos hace libres.” (Carlos Fuentes)
¡Cuántos reyes, monarcas, faraones, dictadores y tiranos cayeron por pretender ignorar tan elemental principio!
La inconformidad es como una caldera de vapor que genera energía y acumula presión hasta llegar a un límite. Entonces hierve y se convierte en rebeldía.
Si no se abre la válvula a tiempo, la caldera estalla.
Una revuelta social es el estallido de una protesta general no atendida a tiempo. Es un almacén de pólvora al cual alguien le enciende la mecha.
Y una vez en llamas, aunque se trate de apagar la conflagración, y aunque se encarcele y elimine al iniciador, la lucha continuará sin descanso hasta la consumación del anhelo.
Morelos fue fusilado; Madero asesinado; Gandhi y Luther King abatidos a tiros; Juana de Arco sacrificada en la hoguera; la cabeza  de Hidalgo fue colgada en la Alóndiga de Granaditas.
Asimismo Cuauhtémoc, Bolívar, José Martí y Garibaldi también cayeron, pero sus ideales no pudieron ser  aplacados. La fuerza de la razón, emblema de su  lucha, fue como un ariete tan poderoso que  rompió toda oposición.
La Justicia, pues, tarde o temprano vence. Eso es inevitable. Cuando una causa es noble, digna, leal y justa, es seguro que triunfará, pues cuenta con el respaldo, el apoyo y el potente empuje de las mayorías.
Esa es una clara e irrebatible verdad filosófica imposible de soslayar: no se puede someter a nadie por la fuerza.
Y quien pretenda ignorar este principio será arrastrado irremisiblemente en su inevitable caída.
¿Es necesario citar más ejemplos?
No hay duda alguna.
Quien pretenda adueñarse por la fuerza  de una nación, de un pueblo, de una empresa, de una institución, de un sindicato, de una asociación, aprovechando su poder, su posición, sus riquezas, su rango, sus armas  o sus influencias, tarde o temprano será derrocado.
Sólo es cuestión de esperar.
No se puede ir en contra de la voluntad de las mayorías, ni de la lógica, ni de la razón.
Tal vez por un tiempo sí, pero no por siempre.
La sed de justicia es una fuerza tan poderosa que nada ni nadie podrá jamás detenerla.
Sólo aguarden... y verán cómo caen.
Pero también hay que darse cuenta que en la lucha pueden producirse severas injusticias de ambos lados. No hay que excederse. 
La Historia misma en todas sus épocas así lo confirma
Y la Historia no miente, no hay que olvidarlo.
TODOS debemos tenerlo presente

Una realización de Francisco Arámburo Salas.      

28.- LOS PATOS HACEN BULLA – LAS ÁGUILAS VUELAN
 
Nadie puede hacer que usted preste un buen servicio a sus clientes… esto porque un buen servicio es una alternativa.
Harvey Mackay, nos cuenta una maravillosa historia acerca de un taxista que prueba este punto.
El estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto. Cuando un taxista se acerco, lo primero que Harvey noto fue que el taxi estaba limpio y brillante. El chofer muy bien vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien planchados, el taxista salió del auto dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi a Harvey.
Le alcanzo un cartón plastificado y le dijo: yo soy Wally, su chofer, mientras pongo su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi Misión.
Después de sentarse, Harvey leyó la tarjeta: Misión de Wally: “Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera mas rápida, segura y económica posible brindándole un ambiente amigable…  
Mi amigo Harvey quedo impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, limpio sin una mancha!
Mientras se acomodaba detrás del volante, Wally le dijo, ¿Le gustaría un café? Tengo unos termos con café regular y descafeinado. Mi amigo bromeando le dijo: “No, preferiría una soda’ Wally sonrío y dijo: “No hay problema tengo un conservador con Coca Cola regular y dietética, agua y jugo de naranja. Casi tartamudeando, Harvey le dijo: “Tomare la Coca Cola dietética”
Pasándole su bebida, Wally le dijo, “Si desea usted algo para leer, tengo el Wall Street Journal, Time, Sport Illustrated y USA Today…”
Al comenzar el viaje, Wally le paso a mi amigo otro cartón plastificado, “Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan, si quiere escuchar la radio”.Y como si esto no fuera demasiado, Wally le dijo a Harvey que tenia el aire acondicionado prendido y si la temperatura estaba bien para el. Luego le aviso cual seria la mejor ruta a su destino a esta hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con el o, si Harvey prefería lo dejaría solo en sus meditaciones. ...
“Dime Wally, le pregunto mi asombrado amigo: ¿siempre has atendido a tus clientes así?”
Wally sonrió a través del espejo retrovisor. “No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos  años. Mis primeros cinco años manejando los gaste la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas. Un día escuche en la radio acerca de Wayne Dyer un “Guru” del desarrollo personal.
El acababa de escribir un libro llamado “Tú lo obtendrás cuando creas en ello”. Dyer decía que si tu te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás muy rara vez te frustraras. El decía, “Para de quejarte” Se diferente de tu competencia. No seas un pato. Se un águila. Los patos hacen bulla y se quejan, las águilas se eleven encima del grupo.
Esto me llego aquí, en medio de los ojos, dijo Wally. Dyer estaba realmente hablando de mí. Yo estaba todo el tiempo haciendo bulla y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Mire alrededor a los otros taxis y sus chóferes… los taxis estaban sucios, los chóferes no eran amigables y los clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios. Uno a la vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios.       Se nota, que los cambios se han pagado, le dijo Harvey.
Si, seguro que si, le dijo Wally. Mi primer año de águila duplique mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique. Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy. Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reserva a través de mi celular o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista confiable para que haga el servicio.
Wally era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal. Posiblemente haya contado esta historia a mas de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería.
Wally el taxista tomo una diferente alternativa. El decidió dejar de hacer bulla como los patos y volar por encima del grupo como las águilas.

Los Patos hacen bulla, Las águilas vuelan.
Que tengas un lindo día, salvo que ya tengas otros planes.

29.- ¡SIÉNTASE VIVO!

Sentirse bien con uno mismo es un deseo compartido por la mayoría, aunque muchas veces, sin saberlo, nos cerramos a ese bienestar físico y psicológico. La experta en "enfoque corporal", Bernadette Lamboy, propone unos sencillos ejercicios para sentirse a gusto dentro de la propia piel.
El cuerpo registra las emociones por las que atravesamos.
¿Qué relaciones mantiene con su compañero de todos los días?. ¿De verdad es amigo de su cuerpo?. ¿Es un aliado suyo, un enemigo, un traidor o tal vez una carga?.
“Cuando estamos en guerra con nuestro cuerpo, la vida se convierte en un campo de batalla. En cambio, si logramos establecer con él relaciones amistosas y de complicidad, podemos empezar a experimentar el gozo de estar vivos”, señala la psicóloga francesa Bernadette Lamboy, experta en ‘focusing’ (enfoque corporal), una técnica de autoconciencia y curación emocional centrada en las sensaciones corporales.
“Cada mañana al despertar, esperamos que nuestro cuerpo responda dócilmente a nuestras exigencias: levantarse, darse una ducha, devorar un desayuno rápido, ocuparse de los niños antes de dejarlos en la guardería o el colegio, salir a toda prisa hacia el trabajo… El respiro del fin de semana o las vacaciones apenas sirve para ralentizar el ritmo y recuperarse del cansancio”, señala la autora del libro ’50 ejercicios para sentirte a gusto con tu cuerpo’.
Según Lamboy, “la mayor parte del tiempo inflingimos a nuestro cuerpo una severa disciplina y persistimos en ella hasta que nos dice a su manera, "¡basta!", cayendo enfermo. Llegados a este caso, nos vemos obligados a cuidarlo para volver a ponerlo en pie lo más pronto posible y después le hacemos seguir igual que antes, como si nada hubiera pasado”.   “Es cierto que le damos algunos premios (una buena comida, unas copas, relax frente al televisor, unas caricias…), pero ¿verdaderamente estamos teniendo en cuenta nuestro cuerpo, cuidándolo, amándolo?”, se pregunta la experta gala, que basa sus propuestas en la técnica del ‘focusing’.
Según la psicoterapeuta Reyes Ollero, de la Asociación Consciencia y también experta en ‘focusing’, “el cuerpo registra las emociones y sensaciones por las que atravesamos y, por medio del proceso de enfoque corporal, es posible reconocerlos primero y luego cambiar la forma en que nos enfrentamos a los distintos problemas de nuestra vida”.
“El ‘focusing’ consiste en “enfocar”, en encontrar esa “sensación sentida” que todos tenemos en nuestro cuerpo, el cual sabe muchas cosas acerca de nosotros y de los que nos pasa ante una determinada situación, relación personal o decisión a adoptar. Nos permite manejar mejor aquello que nos preocupa o que se interpone en nuestro camino”, explica Ollero.
Según la experta, el ‘focusing’ es una forma de acceder directamente a la sabiduría del cuerpo y de poder interactuar con ella para sentirse mejor, resolver conflictos y afrontar distintos retos vitales.
Este un proceso, que ha sido avalado por numerosas investigaciones operacionales conducidas originalmente por la Universidad de Chicago (EE.UU.), consta de seis pasos, denominados dentro de la jerga del ‘focusing’ como “despejar un espacio, formar la sensación sentida, encontrar un asidero, resonar, preguntar y recibir”, explica Ollero.
Lamboy propone una serie de sencillos ejercicios, basados en esta técnica, centrados en el cuerpo como fuente de placer y destinados a conocerse mejor a uno mismo, a escuchar los mensajes del cuerpo, confiar en su sensibilidad y sentirnos más a gusto en éste, "con lo cual se gana en alegría de vivir y se saborea la sensación de ser verdaderamente uno mismo”.
“Si bien el dolor forma parte de la vida, las ocasiones de placer corporal también son abundantes. Disfrutarlas nos hace sentir a gusto con nuestro cuerpo. El placer sirve de consuelo al corazón y hace ver la vida en technicolor. Por qué habríamos de privarnos de ello”, señala Lamboy.
El cuerpo, una fuente de gozo.
“Son muchos los pequeños placeres de los que podemos disfrutar: un buen baño, un paseo por el campo, un momento de soledad, una tarde con amigos, oir música… Hay que dedicar un tiempo para volver a sentir las sensaciones experimentadas en situaciones que nos producen alegría, volver al placer de esos instantes, sentir sus implicaciones en el cuerpo y describir por escrito brevemente lo que se siente”, aconseja Lamboy. 
"Por qué no concederse un placer al día como mínimo. El placer del día se come crudo o cocinado, se degusta lentamente, se funde en la boca, llena las fosas nasales, se extiende por el cuerpo como un delicioso néctar”, señala la experta, quien aconseja “establecer un plan de placeres para iluminar nuestros días y que se volverán a programar cada semana”.
“Para muchas personas el agua es una fuente de gozo. Un baño en la piscina, en el mar, en un lago, en un río; bañeras, duchas, ‘jacuzzis’, baño caliente o frío, en agua calma o burbujeante. ¡El único problema es elegir cual!”, explica Lamboy, quien sugiere introducirse lentamente en el agua, sintiendo como se amolda al cuerpo, cómo aumenta su contacto con la piel, como puede producir algunas sensaciones particulares.
Otro gran placer para el cuerpo –según Lamboy- consiste en meterse bajo las sábanas: tumbarse, taparse con un suave edredón y aprovechar ese momento para experimentar sensaciones las agradables de antaño.
“Bajo las sábanas y en posición fetal, enrósquese y póngase en forma de bola. Respire lentamente, centre su atención en su postura y respiración. Quédese así tanto como desee y permítase acciones de la épica en que aún no hablaba: chuparse el pulgar, apretar un peluche, acunarse…”, recomienda la psicóloga francesa.
Para descubrir los placeres del cuerpo y sentirse más a gusto en él, Lamboy también sugiere “retozar en la hierba, tanto si está fresca o verde, como si está seca o un poco áspera, o musgosa y blanda. La experiencia de andar descalzo, apoyarse firmemente en el suelo, rodar o quedarse tumbado, puede resucitar en uno mismo los placeres de la infancia”.
¡Y ahora a bailar! Señala la experta, porque “a nuestro cuerpo le encanta moverse rítmicamente, siguiendo una cadencia. La música tiene algo de sensual y nos activa. Hay que descubrir ese instante en que nos sentimos embargados por ella, en que se apodera de nosotros y nos pone en movimiento. Dejar que nuestro cuerpo se libere y vaya más allá de los gestos convencionales y permitirle que entre en danza”.

30.- TODOS NECESITAMOS UN PUENTE
       Vera Dawson Tait

Hay poca duda de que en nuestra experiencia humana todos necesitamos puentes. Es posible que un puente se manifieste por medio de un pariente, un amigo o un grupo de oración tal como Silent Unity. Sin embargo, puede que ese puente no se manifieste a través de ninguno de ellos, podría ser un libro, una conferencia, el comentario de un desconocido. Cualquier cosa que nos dirija a Dios se vuelve un factor importante en el desarrollo de nuestra alma, un puente al logro.
Necesitamos un puente; quizás necesitemos muchos puentes. Si hemos sentido un abismo de separación de todo lo que es bueno -o sea de Dios que es la fuente de nuestro bien- entonces necesitamos un puente que se extienda mental y emocionalmente sobre este abismo.
Es cierto que tenemos que encontrar nuestro propio camino hacia Dios, pero podemos pedir a otro que sea un puente para orar con nosotros en nuestro momento de necesidad. Cuando recibimos ayuda de otros por medio de la oración, es como si hubiésemos sido llevados de la mano para ser colocados en la senda que nos dirige a Dios.
Cuando una condición de enfermedad parece pesar tan duramente sobre nosotros que sentimos que no hay una respuesta satisfactoria, quizás el preguntarnos de manera impersonal por qué estamos aquí y quién nos creó, hace que tomemos una actitud mental con la cual podemos levantarnos sobre esa condición. Cuando pensamos en Dios como Creador, Sustentador, la única Presencia y el único Poder, aun intelectualmente, llegamos a la conclusión de que tiene que haber un Creador que está interesado continuamente en la creación. Esta nueva actitud llega a ser un puente para reconocer a Dios como la vida sanadora en nosotros.
La meditación es un puente que nos lleva a ese lugar donde ya no nos satisface sólo el pensar en Dios, no importa cuán nobles puedan ser nuestros pensamientos. Por lo tanto, la meditación se convierte en el puente por el cual pasamos a esa fase más íntima que llamamos oración. La oración es mucho más que pensar meramente en Dios y en las necesidades de nuestras vidas o de nuestro mundo. En esta fase mental conversamos con Dios. Como Samuel, decimos al Señor: "¡Heme aquí!" Pero nunca podríamos estar satisfechos sólo con hablar con Dios, pues deseamos hacerlo como con un amigo, oyendo lo que Dios nos habla. Así, esta fase de oración se convierte en otro puente que nos lleva al lugar interior de silencio donde Dios nos habla y nosotros escuchamos.
A veces una persona pregunta: "¿Cómo sabes cuando Dios habla contigo?" La forma en que Dios responde no es siempre lo que se desea o espera. El modo en que Dios habla muchas veces es lo que llamamos una "corazonada" o un destello súbito de inspiración. No obstante, a veces Dios responde en una forma muy simple o discreta. Tal vez sea en las pa-labras de un amigo o a través del comentario de un desconocido, una frase en un periódico, un libro, un artículo. ¿No son estas avenidas a través de las cuales recibimos el mensaje que necesitamos, un puente?
Decimos que nos gusta comunicarnos con la naturaleza. ¿Qué queremos decir? ¿Acaso significa que encontramos unidad en las cosas que crecen, los pájaros que vuelan y los animales que trepan o caminan? Encontramos afinidad con el sol, el cielo, el mar, las montañas, las nubes, sí, aun la lluvia, el viento y la nieve. Tal vez no podamos explicar este sentimiento, pero sabemos que nos toca en lo más profundo de nuestro ser.
¿Quién puede decir que comunicarse con la naturaleza no es un puente que nos trae a la presencia de Dios, a "El que habita al abrigo del Altísimo" (Sal. 91:1)? Oímos la voz de Dios, no como una voz humana, sino como un mensaje que dice: "Todo está bien. Estoy a cargo de Mi mundo. Estoy a cargo de tu vida".
Aun nuestros sentimientos perturbados, debido a las noticias de acontecimientos alarmantes en el mundo, pueden, si nos dirigimos inmediatamente a Dios, ser un puente para asegurar la presencia de Dios en el mundo. Nuestro deseo de aliviar las condiciones indeseables puede ser un puente. Así que podemos volvernos centros poderosos de paz, comprensión, amor y buen discernimiento en nuestro mundo individual y en el mundo entero.
Tal vez hayas leído o escuchado esta frase: Hay muchos canales pero una sola Fuente. Estamos agradecidos, por supuesto, a Dios, la fuente, pero estemos agradecidos también por los muchos canales que hacen el papel de puentes que nos permiten alcanzar el lugar de seguridad donde tenemos un profundo conocimiento de que Dios está a cargo de nuestras vidas y que todo está bien.
Sí, a veces todos necesitamos puentes. Y cuando necesitamos uno, ¡está allí!

31.- APRENDIZAJE CON LOS AÑOS

Aprendizaje con los años
A los 9 años aprendí que mi profesora  sólo me preguntaba cuando yo no sabía la respuesta.
A los 10, aprendí que era posible estar enamorado de cuatro chicas al mismo tiempo. 
A los 12, aprendí que, si tenía problemas en la escuela, los tenia  mas grandes en casa. 
A los 13, aprendí que cuando mi cuarto quedaba del modo que yo quería, mi madre me mandaba a ordenarlo. 
A los 15, aprendí que no debía descargar mis frustraciones en mi hermano menor, porque mi padre tenía frustraciones mayores y la mano más pesada.
A los 20, aprendí que los grandes problemas siempre empiezan pequeños.
A los 25, aprendí que nunca debía elogiar la comida de mi madre cuando estaba comiendo algo preparado por mi mujer.
A los 27 aprendí que el título obtenido no era la meta soñada.
A los 28,  aprendí que se puede hacer, en un instante, algo que te puede doler la vida entera. 
A los 30, aprendí que cuando mi mujer y yo teníamos una noche sin chicos, pasábamos la mayor parte del tiempo hablando de ellos. 
A los 33, aprendí que a las mujeres les gusta recibir flores, especialmente sin ningún motivo. 
A los 34, aprendí que no se cometen muchos errores con la boca  cerrada.
A los 38, aprendí que, siempre que estoy viajando, quisiera estar en casa;  y siempre que estoy en casa me gustaría estar viajando.
A los 39, aprendí que puedes saber que tu esposa te ama cuando quedan dos galletas y elige la menor.
A los 42, aprendí que si estás llevando una vida sin fracasos, no estás corriendo los suficientes riesgos. 
A los 44, aprendí que puedes hacer a alguien disfrutar el día con solo enviarle una pequeña postal. 
A los 47, aprendí que niños y abuelos son aliados naturales.
A los 55, aprendí que es absolutamente imposible tomar vacaciones sin  engordar cinco kilos. 
A los 63, aprendí que es razonable disfrutar del éxito, pero que  no se  debe confiar demasiado en él. y que no puedo cambiar lo que pasó, pero puedo dejarlo atrás. 
A los 64, aprendí que la mayoría de las cosas por las cuales me he  preocupado nunca suceden.
A los 67, aprendí que si esperas a jubilarte para disfrutar de la  vida, esperaste demasiado tiempo. 
A los 71, aprendí que nunca se debe ir a la cama sin resolver una pelea.
A los 72, aprendí que, si las cosas van mal, yo no tengo por qué ir con ellas.
A los 76, aprendí que envejecer es importante.
A los 91, aprendí que amé menos de lo que hubiera debido.
A los 92, aprendí que todavía tengo mucho para aprender.

Siempre estamos aprendiendo algo nuevo, algo lindo, algo digno, como por ejemplo que la paz no se logra si realmente no se está dispuesto a perdonar por ella, entender cual es la verdadera importancia de la familia, de la gente simple, de la vida misma. 

Que si bien todos tenemos distintas cualidades, capacidades y habilidades, sepamos valorar las que tenemos  y podamos ofrecerlas a los demás, y disfrutar con las que otros nos pueden brindar.

Saber aceptar nuestras limitaciones y no olvidarnos de nuestras metas, aunque muchas veces parezcan muy lejanas y difíciles. Encaminarse hacia ellas es el primer paso hacia algo que ni siquiera podemos imaginar.

Realmente no tiene mucha importancia hasta que edad vivimos. Lo importante es sentir que no lo hemos hecho en vano.

32.- LOS HIJOS SE VAN

Hay que aceptarlos con esa condición, hay que criarlos con esa idea, hay que asumir esa realidad.
No es que se van… es que la vida se los lleva. Ya no eres su centro. 
Ya no eres propietario, eres consejero.
No diriges, aceptas. No mandas, acompañas
No proyectas, respetas.
Ya necesitan otro amor, otro nido y otras perspectivas. Ya les crecieron alas y quieren volar. Ya les crecieron las raíces y maduraron por dentro
Ya buscarán un amor, que los respete, que quiera compartir sin temores ni angustias las altas y las bajas en el camino que les endulce el recorrido y los ayude en el fin que quieren conseguir.
Y si esa primera experiencia fue equivocada, tendrán la sabiduría y las fuerzas para soltarlas, así, otro amor les llegará para compartir sus vidas en armonía.
Ya no les caben las raíces en tu maceta, ni les basta tu abono para nutrirse, ni tu agua para saciarse, ni tu protección para vivir.
Quieren crecer en otra dimensión, desarrollar su personalidad, enfrentar el viento de la vida, a la sombra del amor y al rendimiento de sus facultades.
Tienen un camino y quieren explorarlo, lo importante es que sepan desandarlo, tienen alas y quieren abrirlas.
Lo importante es el corazón sensible, la libertad asumida y la pasión a flor de piel.
Que la rienda sea con responsabilidad, y la formación, llena de luz
Tú quedas adentro. En el cimiento de su edificio, en la raíz de su árbol, en la corteza de su estructura, en lo profundo de su corazón.
Tú quedas atrás. En la estela luminosa que deja el barco al partir. En el beso que le mandas. En el pañuelo que los despide. En la oración que los sigue. ¡En la lágrima que los acompaña!
Tú quedas siempre en su interior aunque cambies de lugar.
Haz de su vida tan feliz que cuando parta, sólo piense en regresar, aunque sea para tomar tu mano y estar junto a ti.

Disfruta tus hijos mientras puedas…

PRIORIDADES 
En el parque un día, una mujer se sentó al lado de un hombre cerca de un patio de recreo. 'Ese es mi hijo, el que está ahí,' ella dijo, apuntando a  un pequeño niño de camiseta roja quien se estaba tirando del deslizador.
'Es un niño muy bonito' el hombre dijo. 'Esa es mi hija en la bicicleta con el vestido blanco.' Entonces, mirando a su reloj, el llamo a su hija ¿'Cuando nos vamos Melissa’? Melissa le pidió, ¿Solamente cinco minutos más, por favor...Papá? ‘Sólo cinco minutos más'. Su papá dijo que si y Melissa continuó montando su bicicleta para el contentamiento de su corazón.
Pasaron los minutos y el papá se paro y la llamo de nuevo. ¿'Ya nos podemos ir’? De nuevo Melissa le suplico, 'Cinco minutos más, Papa, solo cinco  minutos más.' El hombre sonrió y dijo, 'ok' 'Ciertamente tu eres un papá muy paciente,' la mujer respondió. El hombre se rió y dijo, 'Su hermanito mayor lo mato un chofer borracho el año pasado mientras el montaba su  bicicleta cerca de aquí. Nunca pasaba mucho tiempo con Tommy y ahora daría cualquier cosa por solamente pasar cinco minutos con él. Me he prometido no cometer el mismo error con Melissa. Ella piensa que ella tiene cinco  minutos más para montar su bicicleta. La verdad es que, yo tengo cinco minutos más para verla jugar. 'La vida se trata de hacer prioridades, ¿Cuáles son tus prioridades? Dale cinco minutos más de tu tiempo a alguien que  quieres y mándale esta historia que nos inspira a aprender a tomar tiempo para nuestros seres queridos. Que Dios nos ayude a ordenar nuestras prioridades de la mejor manera... 

33.- TIEMPO DE LIMPIAR


¿Por qué estamos aquí? Ya sabes, el planeta Tierra, el agobio de la vida mundana, la alegría del amor y el nacimiento, el miedo al mañana, el viaje en la montaña rusa de la eternidad.
¡¿De qué se trata todo esto?!
Rav Áshlag dice que todo se trata de recoger nuestra basura.
Si realmente entiendes que todo es Luz y lo único que crea separación entre nosotros y la Luz es la basura que existe en nuestro interior, entonces la disposición a mirar la basura significa la disposición a exponerla a la Luz.
En el instante en que la Luz la ve, la quema. Es como un láser. El problema es que no siempre estamos dispuestos a ver qué hacemos que nos separa de la Luz.
¿Por qué? Porque en el momento en que hay voluntad  -un deseo - de dejar entrar a la Luz,  permitimos que la Luz entre. Y en el instante en que la Luz entra en contacto con la oscuridad, como ya dije: la quema. Nuestro Oponente lo sabe. Y su trabajo es evitar que nos conectemos con nuestra fuente. 
Durante el mes de Virgo, todos estamos (eso espero) ocupados observando las partes menos agradables de nuestra naturaleza y ejerciendo presión en nosotros mismos para encontrar los pensamientos pestilentes y las acciones menos solidarias.
Esto puede resultar frustrante porque, tal como aprendemos, no podemos ver nuestra basura. Para aquellos de nosotros que no disponemos de un maestro que nos la refleje de vuelta, ¿qué se puede hacer?
Rav Áshlag nos brinda un enfoque magnífico sobre esto, un enfoque que puede transformar totalmente y mejorar nuestra búsqueda interior. He aquí su consejo:
Todo lo que debes hacer es buscar. La disposición de buscar es más importante que el hallazgo mismo.
El problema es que ni siquiera miramos. En un nivel práctico, digamos que estamos atravesando un momento de apatía, depresión, duelo, escasez monetaria (escribe aquí tu propio dolor]. La naturaleza de la mente consciente es huir del dolor, subyugarlo; y por ese motivo, no aceptamos por completo nuestras emociones.
Y ésa es la razón por la cual persisten.
Necesitamos aplicar la fórmula proactiva a nuestras emociones y a toda la 'porquería' negativa que tenemos en nuestro interior. No podemos soltar algo si antes no estamos sujetándolo, ¿cierto?
Eso es precisamente lo que nos dice Rav Áshlag: ¡No tengas miedo de agarrar tu basura porque cuando lo haces puedes soltarla! Dicho en términos físicos, tienes que levantar algo antes de que puedas dejarlo caer.
A lo largo de esta semana, deberás estar dispuesto a aceptarte, específicamente aquellas emociones complicadas y difíciles de manejar. Cuando te sientas enfadado o triste o perdido, deja que ese sentimiento esté presente. Incluso puedes hablar con tus emociones: ¿Qué quieren decirme?
Escucha a tus emociones igual que escuchas a un niño. Con paciencia. Con entendimiento. Con compasión. Con amor.

Yehudá

34.- LA MENTE ACTÚA COMO COCREADORA


Todo lo que vives cada día ha surgido en primer lugar en tu mente.
El pensamiento es energía, y la energía sigue al pensamiento.
Los pensamientos generan sentimientos y los sentimientos generan comportamientos.
Los pensamientos dependen de lo que cada persona cree.
Si no te gustan determinadas cosas que están sucediendo en tu vida en estos momentos, haz un balance de todo lo que has pensado y de las creencias que hay detrás de tus pensamientos. Cambia un poco esas creencias, alterando el lenguaje, y empezarán a ocurrir cosas mejores.
Tú estás al mando de tu propio avión, pilotéalo con seguridad y determinación para alcanzar tus sueños.
La sabiduría es el uso inteligente de todo el conocimiento que sabes que tienes y también de aquel que está escondido en tu inconsciente.
La persona que logra alcanzar la sabiduría es aquella que tiene una buena percepción de sí mima y también la capacidad de actuar.
Si lo que estás haciendo no da resultado, deja de hacerlo, piensa, analiza y decídete a cambiar alguna cosa. Seguir actuando de la misma manera y esperar resultados distintos es una tontería.

Cambiar es lo único en la vida que siempre podemos hacer. Nuestra existencia está hecha de cambios.
Todos nosotros queremos ser mejores y evolucionar más cada día. Tal vez no lo parezca, pero siempre estamos progresando hacia nuestro objetivo.

Tú puedes hacer que un momento fugaz dure para siempre.

GRATITUD Y PROSPERIDAD
Recibes cuando das. Al dar las gracias, aumentas el valor de aquello que se te ha dado.

La gratitud es el más importante de todos los sentimientos.
La mayoría de la gente suele pedir aquello que no tiene y le gustaría tener, o que tuvo y perdió.
Pero es difícil encontrar a alguien que de las gracias por lo que ya tiene, o por aquello que no tiene y que no le gustaría tener, como una enfermedad, por ejemplo.
En el mundo hace falta gratitud.
Esa es la causa de tanta infelicidad entre las personas.
Da las gracias todos los días por lo que tienes y te gusta tener, y el universo seguirá dándote más, y no solo de eso, sino también de las cosas que no tienes y aún no sabes que te gustaría tener.
Tal vez ya estén en camino hermosas sorpresas! 

35.- ENTREVISTA AL DOCTOR JORGE CARVAJAL

Médico Cirujano de la UNIVERSIDAD DE ANDALUCÍA - ESPAÑA
Pionero de la Medicina Bioenergética - Marzo 10, 2009

La Salud y Las Emociones

¿Qué enferma primero, el cuerpo o el alma?
El alma no puede enfermar, porque es lo que hay perfecto en ti, el alma evoluciona, aprende.
En realidad, buena parte de las enfermedades son todo lo contrario: son la resistencia del cuerpo emocional y mental al alma. Cuando nuestra personalidad se resiste al designio del alma es cuando enfermamos.

¿Hay emociones perjudiciales para la salud? ¿Cuáles son las que más nos perjudican?
Un 70 por ciento de las enfermedades del ser humano vienen del campo de conciencia emocional.
Las enfermedades muchas veces proceden de emociones no procesadas, no expresadas, reprimidas.
El temor, que es la ausencia de amor, es la gran enfermedad, el común denominador de buena parte de las enfermedades que hoy tenemos. Cuando el temor se queda congelado afecta al riñón, a las glándulas suprarrenales, a los huesos, a la energía vital, y puede convertirse en pánico.

¿Nos hacemos los fuertes y descuidamos nuestra salud?
De héroes están llenos los cementerios. Te tienes que cuidar.
Tienes tus límites, no vayas más allá. Tienes que reconocer cuáles son tus límites y superarlos porque si no los reconoces, vas a destruir tu cuerpo.

¿Cómo nos afecta la ira?
La ira es santa, es sagrada, es una emoción positiva porque te lleva a la autoafirmación, a la búsqueda de tu territorio, a defender lo que es tuyo, lo que es justo. Pero cuando la ira se vuelve irritabilidad, agresividad, resentimiento, odio, se vuelve contra ti, y afecta al hígado, la digestión, el sistema inmunológico.

¿La alegría por el contrario nos ayuda a estar sanos? 
La alegría es la más bella de las emociones porque es la emoción de la inocencia, del corazón, y es la más sanadora de todas, porque no es contraria a ninguna otra. Un poquito de tristeza con alegría escribe poemas. La alegría con miedo nos lleva a contextualizar el miedo y a no darle tanta importancia.

¿La alegría suaviza el ánimo?
Sí, la alegría suaviza todas las otras
 emociones porque nos permite procesarlas desde la inocencia. La alegría pone al resto de las emociones en contacto con el corazón y les da un sentido ascendente. Las canaliza para que lleguen al mundo de la mente.

¿Y la tristeza?
La tristeza es un sentimiento que puede llevarte a la depresión cuando te envuelves en ella y no la expresas, pero también puede ayudarte. La tristeza te lleva a contactar contigo mismo y a restaurar el control interno. Todas las emociones negativas tienen su propio aspecto positivo, las hacemos negativas cuando las reprimimos.

¿Es mejor aceptar esas emociones que consideramos negativas como parte de uno mismo?
Como parte para transformarlas, es decir, cuando se aceptan fluyen, y ya no se estancan, y se pueden transmutar. Tenemos que canalizarlas para que lleguen desde el corazón hasta la cabeza.
¡Qué difícil! Sí, es muy difícil. Realmente las emociones básicas son el amor y el temor (que es ausencia de amor), así que todo lo que existe es amor, por exceso o defecto. Constructivo o destructivo. Porque también existe el amor que se aferra, el amor que sobreprotege, el amor tóxico, destructivo.

¿Cómo prevenir la enfermedad?
Somos creadores, así que yo creo que la mejor forma es creando salud. Y si creamos salud no tendremos ni que prevenir la enfermedad ni que atacarla, porque seremos salud.

¿Y si aparece la enfermedad?
Pues tendremos que aceptarla porque somos humanos. También enfermó Krishnamurti de un cáncer de páncreas y no era nadie que llevara una vida desordenada. Mucha gente muy valiosa espiritualmente ha enfermado. Debemos explicarlo para aquellos que creen que enfermar es fracasar. El fracaso y el éxito son dos maestros, pero nada más. Y cuando tú eres el aprendiz, tienes que aceptar e incorporar la lección de la enfermedad en tu vida. Cada vez más personas sufren ansiedad. La ansiedad es un sentimiento de vacío, que a veces se vuelve un hueco en el estómago, una sensación de falta de aire. Es un vacío existencial que surge cuando buscamos fuera en lugar de buscar dentro. Surge cuando buscamos en los acontecimientos externos, cuando buscamos muletas, apoyos externos, cuando no tenemos la solidez de la búsqueda interior. Si no aceptamos la soledad y no nos convertimos en nuestra propia compañía, vamos a experimentar ese vacío y vamos a intentar llenarlo con cosas y posesiones. Pero como no se puede llenar con cosas, cada vez el vacío aumenta.

¿Y qué podemos hacer para liberarnos de esa angustia? 
La angustia no se puede pasar comiendo chocolate, o con más calorías, o buscando un príncipe azul afuera. La angustia se pasa cuando entras en tu interior, te aceptas como eres y te reconcilias contigo mismo. La angustia viene de que no somos lo que queremos ser, pero tampoco lo que somos, entonces estamos en el "debería ser", y no somos ni lo uno ni lo otro.
El estrés es otro de los males de nuestra época. El estrés viene de la competitividad, de que quiero ser perfecto, quiero ser mejor, de que quiero dar una nota que no es la mía, de que quiero imitar. Y realmente sólo se puede competir cuando decides ser tu propia competencia, es decir, cuando quieres ser único, original, auténtico, no una fotocopia de nadie.
El estrés destructivo perjudica el sistema inmunológico. Pero un buen estrés es una maravilla, porque te permite estar alerta y despierto en las crisis, y poder aprovecharlas como una oportunidad para emerger a un nuevo nivel de conciencia.

¿Qué nos recomendaría para sentirnos mejor con nosotros mismos?
La soledad. Estar con uno mismo cada día es maravilloso. Estar 20 minutos con uno mismo es el comienzo de la meditación; es tender un puente hacia la verdadera salud; es acceder al altar interior, al ser interior.
Mi recomendación es que la gente ponga su despertador 20 minutos antes para no robarle tiempo a sus ocupaciones. Si dedicas, no el tiempo que te sobra, sino esos primeros minutos de la mañana, cuando estás fresco y descansado, a meditar, esa pausa te va a recargar, porque en la pausa habita el potencial del alma.

¿Qué es para usted la felicidad?
Es la esencia de la vida. Es el sentido mismo de la vida, encarnamos para ser felices, no para otra cosa. Pero la felicidad no es placer, es integridad. Cuando todos los sentidos se consagran al ser, podemos ser felices. Somos felices cuando creemos en nosotros, cuando confiamos en nosotros, cuando nos encomendamos transpersonalmente a un nivel que trasciende el pequeño yo o el pequeño ego. Somos felices cuando tenemos un sentido que va más allá de la vida cotidiana, cuando no aplazamos la vida, cuando no nos desplazamos a nosotros mismos, cuando estamos en paz y a salvo con la vida y con nuestra conciencia.
Vivir el Presente.

¿Es importante vivir en el presente? ¿Cómo lograrlo?
Dejamos ir el pasado y no hipotecamos la vida a las expectativas de futuro cuando nos volcamos en el ser y no en el tener. Yo me digo que la felicidad tiene que ver con la realización, y ésta con la capacidad de habitar la realidad. Y vivir en realidad es salir del mundo de la confusión.

¿Tan confundidos estamos, en su opinión?
Tenemos tres ilusiones enormes que nos confunden. Primero creemos que somos un cuerpo y no un alma, cuando el cuerpo es el instrumento de la vida y se acaba con la muerte. Segundo, creemos que el sentido de la vida es el placer; pero a más placer no hay más felicidad, sino más dependencia. Placer y felicidad no es lo mismo. Hay que consagrar el placer a la vida y no la vida al placer. La tercera ilusión es el poder; creemos tener el poder infinito de vivir.

¿Y qué necesitamos realmente para vivir?, ¿acaso el amor? 
El amor, tan traído y tan llevado, y tan calumniado, es una fuerza renovadora.
El amor es magnífico porque crea cohesión. En el amor todo está vivo, como un río que se renueva a sí mismo. En el amor siempre uno puede renovarse, porque todo lo ordena. En el amor no hay usurpación, no hay desplazamiento, no hay miedo, no hay resentimiento, porque cuando tú te ordenas porque vives el amor, cada cosa ocupa su lugar, y entonces se restaura la armonía. Ahora, desde la perspectiva humana, lo asimilamos con la debilidad, pero el amor no es débil. Nos debilita cuando entendemos que alguien a quien amamos no nos ama.
Hay una gran confusión en nuestra cultura. Creemos que sufrimos por amor, que nuestras catástrofes son por amor. pero no es por amor, es por enamoramiento, que es una variedad del apego. Eso que llamamos habitualmente amor es una droga. Igual que se depende de la cocaína, la marihuana o la morfina, también se depende del enamoramiento. Es una muleta para apoyarse, en vez de llevar a alguien en mi corazón para liberarlo y liberarme. El verdadero amor tiene una esencia fundamental que es la libertad, y siempre conduce a la libertad. Pero a veces nos sentimos atados a un amor. Si el amor conduce a la dependencia es eros. Eros es un fósforo, y cuando lo enciendes se te consume rápidamente, en dos minutos ya te quemas el dedo. Hay muchos amores que son así, pura chispa. Aunque esa chispa puede servir para encender el leño del verdadero amor. Cuando el leño está encendido produce el fuego. Ese es el amor impersonal, que produce luz y calor.

¿Puede darnos algún consejo para alcanzar el amor verdadero?
Solamente la verdad. Confía en la verdad; no tienes que ser como la princesa de los sueños del otro, no tienes que ser ni más ni menos de lo que eres. Tienes un derecho sagrado, que es el derecho a equivocarte; tienes otro, que es el derecho a perdonar, porque el error es tu maestro. Ámate, sincérate y considérate. Si tú no te quieres, no vas a encontrar a nadie que te pueda querer. El amor produce amor. Si te amas, vas a encontrar el amor. Si no, vacío. Pero nunca busques una migaja; eso es indigno de ti. La clave entonces es amarse a sí mismo. Y al prójimo como a ti mismo. Si no te amas a ti, no amas a Dios, ni a tu hijo, porque te estás apegando, estás condicionando al otro. Acéptate como eres; lo que no aceptamos no lo podemos transformar, y la vida es una corriente de transformación permanente.

36.- CONSEJOS DE UN PADRE A UN HIJO

 Jackson Brown no es un gran pensador, ni un Nóbel de literatura. Es
 solo un hombre común, un padre preocupado por la felicidad de su hijo
 que quiso escribir estos simples 'consejos', al momento que este se
 iría a estudiar a la Universidad, lejos de su casa.

 Su hijo decidió fotocopiarlos y los distribuyo entre sus compañeros de estudio.

 Tuvieron tanto éxito, que una editorial le pidió autorización a Brown
 para editar un libro con ellos.

 Poco tiempo después, ampliado bajo el titulo 'Vivir Feliz', se
 convirtió en un Best Seller que lleva decenas de ediciones y millones
 de ejemplares traducidos a varios idiomas.

 • Observa el amanecer por lo menos una vez al año.
 • Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.
 • Ten un buen equipo de música.
 • Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de
 tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.
 • Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.
 • Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.
 • Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.
 • Maneja autos que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una
 buena casa.
 • Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.
 • No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a
 alguien que esta perdiendo el pelo. Ya lo sabes.
 • Recuerda que se logra mas de las personas por medio del estimulo que
 del reproche (dile al débil que es fuerte y lo veras hacer fuerza).
 • Anímate a presentarte a alguien que te cae bien simplemente con una
 sonrisa y diciendo: Mi nombre es fulano de tal; todavía no nos han
 presentado.
 • Nunca amenaces si no estas dispuesto a cumplir.
 • Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo mas pesado.
 • Has lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.
 • Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. Llegara
 el momento en que ya no te dejara hacerlo.
 • Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas.
 Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.
 • Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.
 • No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.
 • Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil
 a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).
 • Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por
 el tiempo ajeno.
 • Confía en Dios, pero cierra tu auto con llave.
 • Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también 'el gran riesgo'.
 • Nunca confundas riqueza con éxito.
 • No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus
 propios defectos.
 • No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices
 • Aunque tengas una posición holgada, has que tus hijos paguen parte
 de sus estudios.
 • Has dos copias de las fotos que saques y envíalas a las personas que
 aparezcan en las fotos.
 • Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.
 • No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.
 • No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.
 • Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte
 nuestra vida encima de el.
 • No confundas confort con felicidad.
 • Nunca compres nada eléctrico en una feria artesanal.
 • Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dio dos oídos y
 una sola boca).
 • Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.
 • Aprende a distinguir quienes son tus amigos y quienes son tus enemigos.
 • Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le
 rinde al talento.
 • Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta
 mientras lo recorres.
 • Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.

 'La gente mas feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo...
 simplemente disfruta al máximo de todo lo que Dios pone en su camino'

37.- HISTORIA

Un joven con un récord académico excelente fue a solicitar un puesto directivo en una gran empresa.

Pasó la primera entrevista, el director hace la última entrevista, y es quien toma la decisión final.

El director descubrió a partir del análisis del CV que los logros académicos del joven fueron excelentes en todo momento, desde la escuela secundaria hasta la investigación de postgrado, nunca había tenido un año en el que no obtuvo excelentes calificaciones.

El director le preguntó: "¿Obtuviste alguna beca en la escuela?" el joven respondió "ninguna".

El director le preguntó: "¿Fue tu padre quien pagó los honorarios de tu escuela?" El joven respondió: "Mi padre falleció cuando tenía un año de edad, fue mi madre la que pagaba todo".

El director le preguntó: "¿Dónde trabaja su madre?" El joven respondió: "Mi madre trabajaba lavando y secando ropa. El director pidió al joven mostrar sus manos. El joven mostró un par de manos lisas y perfectas.

El director le preguntó: "¿Alguna vez ha ayudado a su madre a lavar la ropa antes?" El joven respondió: "No, mi madre siempre quiso que yo estudiara y leyera más libros. Además, mi madre puede lavar la ropa más rápido que yo".

El director dijo: "Tengo una petición. Al volver hoy, vaya y limpie las manos de su madre, y luego venga a verme mañana por la mañana.

El joven sintió que su oportunidad de conseguir el trabajo era muy alta. Cuando regresó, felizmente pidió a su madre para limpiarle las manos. Su madre se sentía extraña, feliz, pero con sentimientos encontrados, y mostró finalmente sus manos a su hijo.

El joven comenzó a limpiar las manos de su madre poco a poco. Sus lágrimas cayeron a medida en que lo hizo. Era la primera vez que se daba cuenta de que las manos de su madre estaban tan arrugadas, y con tan numerosas callosidades y contusiones. Algunos eran tan dolorosos que su madre se estremeció cuando los limpió con solo agua.

Esta fue la primera vez que el joven se dio cuenta de que era este par de manos que lavan la ropa todos los días, los que hacía posible pagar la cuota de la escuela y la universidad. Los moretones en las manos de su madre fueron el precio que pagó por su graduación, por su excelencia académica y su futuro.

Después de terminar la limpieza de las manos de su madre, el joven lavó toda la ropa restante.

Esa noche, madre e hijo hablaron durante un tiempo muy largo.

A la mañana siguiente, el joven fue a la oficina del director.

El Director notado las lágrimas en los ojos del joven, le preguntó:
"¿Puede usted decirme qué ha hecho y que aprendió ayer en su casa."

El joven respondió: "Yo limpié las manos de mi madre, y también terminé de lavar toda la ropa que aun quedaba.”

El Director le preguntó: "por favor, dígame que siente."

El joven dijo:

Número 1, Ahora sé lo que es la apreciación. Sin la abnegación de mi madre, no habría tenido hoy éxito.
Número 2, Al trabajar juntos y ayudar a mi madre, sólo ahora me doy cuenta de lo difícil y duro que es conseguir que se haga algo.
Número 3, He llegado a apreciar la importancia y el valor de la relación familiar.

El Director dijo: "Esto es lo que estoy buscando en mis gerentes.

Quiero contratar a una persona que aprecia la ayuda de los demás, una persona que conoce el sufrimiento de los demás para hacer las cosas, y una persona que no pondría el dinero como su única meta en la vida. Usted está contratado.

Con el paso del tiempo, este joven trabajó muy duro, y recibió el respeto de sus subordinados. Cada empleado trabajó con diligencia y en equipo. El desempeño de la empresa mejoró enormemente.

38.- PENSAMIENTOS

La paz no es la simple ausencia de conflictos, sino el continuo aprendizaje de sus soluciones.

Sé perseverante en vivir, y llegarás a viejo y tal vez a sabio.

Si pudieras recuperar el tiempo perdido serías inmensamente rico, pero el esfuerzo te dejaría demasiado cansado para disfrutar de ello.

La naturaleza tiene suficiente tiempo para esperar la extinción del hombre que cree destruirla.

Lo que permanece demasiado tiempo a la vista, se torna invisible por costumbre.

Ve más allá de lo que crees poder, y llegarás a tener lo que no creías.

Si planificas tu vida excesivamente, te encontrarás abrumado por los errores no calculados.

Si quieres comprender a las personas, no olvides incluirte entre ellas y comienza por comprenderte tú mismo.

Para decir que eres mejor, no te compares con otro sino contigo mismo.

Camina con la vista puesta en las alturas, así, aunque caigas en un hoyo, verás mejor la salida.

Si enciendes una llama de amor, podrás ver hasta el más oscuro rincón. Si el fuego es de pasión, tal vez solo tengas tiempo de ver la llama.

Es mejor disfrutar de las cosas buenas de tu vida, que gozar con las malas de los demás.

Si pierdes el gusto por la vida, intenta percibirla con otro sentido.

No basta con ser bueno en la vida, hay que ser mejor.

Las dificultades no son una barrera infranqueable, sino apenas una puerta. Atrévete a abrirla diariamente.

Cuando te abandonen las fuerzas, déjalas ir y da empleo a las razones.

Cuando te aflijas, recuerda que en algún momento has conocido la alegría de vivir, y ella te espera en otro lugar del camino.

Los logros no pertenecen a quien los piensa, sino a quien los realiza.

La luz excesiva a veces impide ver lo que la oscuridad revela.

Quien se cree perfecto no se percata de ese defecto.

Está bien que proclames tu sinceridad, pero no la confundas con la verdad absoluta.

Quien dice tener toda la verdad, ya dijo una mentira.

El seguro de vida más efectivo es esta respiración que ahora haces.

Si vas a hablar de tus penas, hazlo con alegría y nunca perderás público.

El que habla mucho, a menudo expresa lo poco que tiene que decir.

Es mejor pasar por tonto callando, que por estúpido hablando.

Cuando alguien te impacienta a tal punto que lo deseas morder, enséñale los dientes practicando una sonrisa sincera.

Si te enganchas fácilmente en discusiones revisa si vas vestido de garfios.

Si tus enemigos son gratuitos, no te preocupes, alégrate, considéralos una ganancia afortunada.

Ser sano no es estar exento de enfermedades, sino poseer altas defensas contra el pesimismo de morir.

No debo dejarme confundir, la fe no tiene que estar dependiendo de los milagros, pues son los milagros los que dependen de la fe. 
 
 39.- LA HISTORIA DE PEPE

La historia de Pepe

Pepe era el tipo de persona que te encantaría ser. 
Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba cómo le iba, el respondía: "Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo".
Había tenido varios destinos y varios de sus colaboradores le habían seguido en todos ellos.
La razón de que le siguieran era por su actitud: era un motivador natural.
Si un empleado tenía un mal día, Pepe estaba ahí para decirle al empleado cómo ver el lado positivo de la situación. Ver este estilo realmente me causó curiosidad, así que un día fui a buscar  a Pepe y le pregunté: No lo entiendo.... no es posible ser una persona positiva todo el tiempo. ¿Cómo lo haces?...

Pepe respondió: Cada mañana me despierto y me digo a mi mismo: “Pepe, tienes dos opciones hoy: puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor; escojo estar de buen humor". Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o  aprender de ello. Escojo aprender de ello". Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo señalarle el lado positivo de la vida.
Si, claro, pero no es tan fácil, protesté. Sí lo es, dijo Pepe. Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección. Tú eliges cómo reaccionas ante cada situación, tú eliges cómo la gente afectará tu estado de ánimo, tú eliges estar de buen humor o mal humor. 

En resumen, tú eliges como vivir la vida.

Reflexioné en lo que Pepe me dijo...

Poco tiempo después, por cuestiones de residencia, perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Pepe, cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar contra ella.

Varios años más tarde, me enteré que Pepe hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio, dejó la puerta de atrás abierta y una mañana fue asaltado por tres ladrones armados. Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano, temblando por el nerviosismo, resbaló de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon. Con mucha suerte, Pepe fue encontrado relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica. Después de ocho horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, Pepe fue dado de alta, aún con fragmentos de bala en su cuerpo. 

Me encontré con Pepe seis meses después del accidente, y cuando le pregunté como estaba, me respondió: "Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo".
Le pregunté que pasó por su mente en el momento del asalto. Contestó: “Lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones: podía elegir vivir o podía elegir morir. “Elegí vivir”.
“¿No sentiste miedo?” le pregunté. Pepe continuó: "Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de los médicos y enfermeras, realmente me asusté. Podía leer en sus ojos: "es hombre muerto." Supe entonces que debía tomar una decisión”.
"¿Qué hiciste?" pregunté. Pepe me dijo: "Bueno, uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo, y respirando profundo grité: - "Si, a las balas" - Mientras reían, les dije: "estoy escogiendo vivir, opérenme como si estuviera vivo, no muerto". 
Pepe vivió por la maestría de los médicos, pero sobre todo por su asombrosa actitud. Aprendió que cada día tenemos la elección de vivir plenamente, la actitud  al final lo es todo.  Al final la decisión de: Cómo eres, cómo te ves, cómo te sientes y cómo vives ¡es tuya!

Recuerda: Sólo se frustran aquellos que dejan de ver la parte positiva de sus resultados y de la vida.

40.- PIENSA Y AGRADECE

¿Por qué llorar mientras voy andando, si otros ríen y no tienen pies?
¿No crees que sería bueno hacer un inventario de los bienes que has recibido para así vivir con mayor alegría y optimismo? ¿Por qué vivir pensando en el 10 % de las cosas que nos hacen sufrir, y no recordar el 90 % de las cosas que nos suceden bien?
Eres una persona humana, y el ser humano es el único animal que puede hablar, para calmar al airado, animar al abatido, estimular al cobarde y decir... Te amo.
En tu cuerpo hay 800 mil millones de células trabajando continuamente y obrando todas en tu favor y en perfecta armonía. 
En tu cerebro tienes 13 mil millones de neuronas trabajando tan sabiamente a tu favor, que si las quisieras reemplazar por la máquina computadora más perfecta del mundo, esa máquina electrónica ocuparía el sitio de un edificio de setenta pisos de alto.
Tus pulmones son los mejores filtros del mundo. A través de 600 millones de alvéolos purifican el aire que reciben y libran a tu cuerpo de desperdicios dañinos. 
Tienes un corazón que es una maravilla de la naturaleza. Bombea hora tras hora, 36 millones de latidos al año, año tras año, despierto o dormido, impulsando la sangre a través de 100 mil kilómetros de venas y arterias, que llevan... Más de 2 millones de litros de sangre al año. 
Tu sangre es un formidable tesoro. Son apenas 4 litros pero allí hay 22 millones de células sanguíneas, y en cada célula hay muchas moléculas y en cada molécula hay un átomo que oscila más de 10 millones de veces por segundo. 
En tus ojos, Dios ha depositado 100 millones de receptores que te permiten gozar de la magia de los colores, de la luz, de la simpatía de las personas y de la majestad de la naturaleza. 
En tus oídos hay 24 mil millones de filamentos que vibran con el viento, con el reír de los niños, con la suave música de las orquestas, con el trepidar de las aguas espumantes y al escuchar las palabras amables de las personas que estimas. 
Te puedes mover, no eres un árbol amarrado a una pequeña porción de tierra. Puedes pasear, correr, bailar y hacer deporte. Para ello tienes 500 músculos, 200 huesos y 7.000 nervios, sincronizados para obedecerte y llevarte a donde quieras. 
Cada día mueren 2 millones de tus células y son reemplazadas por 2 millones más, en una resurrección que ha continuado desde el día que naciste. En tu cerebro hay 4 millones de estructuras sensibles al dolor, 500 mil detectores táctiles, y 200 mil detectores de temperatura.
Ahora pregúntate: ¿Crees que no vale la pena tu vida?
Lo triste es que dedicamos mucho tiempo pensando en lo que nos hace falta y casi nunca nos detenemos a recordar y agradecer lo muchísimo bueno que poseemos. 
No solo con respecto a tu cuerpo, aplícalo también a los dones que posees, la familia que te ha tocado, las amistades de las cuales eres dichoso en poseer, las comodidades que disfrutas y hasta las oportunidades que se te han presentado. ¡No veas solo lo que te hace falta, agradece lo que ya tienes! Has cuentas de tus bienes, y de tus alegrías también. No pierdas tiempo haciendo cuentas de tus males. Colecciona pensamientos alegres y optimistas, y no se te olvide alejar de tu mente esos cuervos asquerosos llamados “pensamientos pesimistas” y “recuerdos tristes”.

Y sabes por qué?...                 
¡¡¡ Porque vales muchísimo!!!