Poesías y más







Si te resulta difícil hacerle la guerra a tus adversarios, intenta hacerles el amor, verás como desaparecen. (Harolina P.) 

!Hola!
En esta página quiero compartir con ustedes algunos poemas, fábulas y mucho más.

Quiero aclarar que las fábulas y los demás escritos los he recibido por correo electrónico, en PPS o llegaron a mis manos por alguna otra fuente, por eso si no dicen el autor, es porque desconozco la fuente o autoría y de ninguna manera quiero que me los atribuyan, simplemente los guardé en la PC, por encontrarlos muy interesantes y me parece que esta es una buena vía para compartirlos.

Cuando coloque algo que sea de mi autoría en esta página, lo avisare.

El primer poema es mi favorito, que disfruten esta primera entrega.

Aquí les dejo mi primera entrega.

Táctica y estrategia (poema)
Mario Benedetti

Mi táctica es mirarte
Aprender como sos
Quererte como sos.

Mi táctica es hablarte y escucharte
Construir con palabras un puente indestructible.
Mi táctica es quedarme en tu recuerdo
No sé cómo ni sé con qué pretexto
Pero quedarme en vos.

Mi táctica es ser franco
Y saber que sos franca
Y que no nos vendamos simulacros
Para que entre los dos
No haya telón ni abismos.

Mi estrategia es en cambio más profunda y más simple.
Mi estrategia es que un día cualquiera
No sé cómo
Ni sé con qué pretexto
Por fin me necesites.

Desiderata (poema)
Anónimo

“Camina plácidamente entre el ruido y las prisas, 
y recuerda que la paz puede encontrarse en el silencio. 
Mantén buenas relaciones con todos en tanto te sea posible, 
pero sin transigir.

Di tu verdad tranquila y claramente; 
Y escucha a los demás, 
incluso al torpe y al ignorante. 
Ellos también tienen su historia.

Evita las personas ruidosas y agresivas, 
pues son vejaciones para el espíritu. 
Si te comparas con los demás, puedes volverte vanidoso y amargado 
porque siempre habrá personas más grandes o más pequeñas que tú. 

Disfruta de tus logros, así como de tus planes. 
Interésate en tu propia carrera, 
por muy humilde que sea; 
es un verdadero tesoro en las cambiantes vicisitudes del tiempo. 

Sé cauto en tus negocios, porque el mundo está lleno de engaños. 
Pero no por esto te ciegues a la virtud que puedas encontrar; 
mucha gente lucha por altos ideales 
y en todas partes la vida está llena de heroísmo. 

Sé tu mismo. Especialmente no finjas afectos. 
Tampoco seas cínico respecto al amor, 
porque frente a toda aridez y desencanto, 
el amor es tan perenne como la hierba.

Acepta con cariño el consejo de los años, 
renunciando con elegancia a las cosas de juventud. 
Nutre la fuerza de tu espíritu para que te proteja en la inesperada desgracia, 
pero no te angusties con fantasías. 

Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad. 
Más allá de una sana disciplina, sé amable contigo mismo. 
Eres una criatura del universo, al igual que los árboles y las estrellas; 
tienes derecho a estar aquí. 

Y te resulte o no evidente, sin duda el universo se desenvuelve como debe. 
Por lo tanto, mantente en paz con Dios, de cualquier modo que le concibas, 
y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones, 
mantente en paz con tu alma. 

En la ruidosa confusión de la vida. 
Aún con todas sus farsas, cargas y sueños rotos, 
éste sigue siendo un hermoso mundo. 
Ten cuidado y esfuérzate en ser feliz”. 

Hagamos un trato (poema)
Mario Benedetti

Compañera usted sabe 
que puede contar conmigo 
no hasta dos o hasta diez 
sino contar conmigo 

Si alguna vez advierte que la miro a los ojos 
y una veta de amor reconoce en los míos 
no alerte sus fusiles ni piense qué delirio 
a pesar de la veta o tal vez porque existe 
usted puede contar conmigo 

Si otras veces me encuentra 
huraño sin motivo 
no piense qué flojera 
igual puede contar conmigo 

Pero hagamos un trato 
yo quisiera contar con usted 
es tan lindo saber que usted existe 
uno se siente vivo 

Y cuando digo esto quiero decir contar 
aunque sea hasta dos aunque sea hasta cinco 
no ya para que acuda presurosa en mi auxilio 
sino para saber a ciencia cierta 
que usted sabe que puede contar conmigo.

Fue una alegría de una sola vez (poema)
(Miguel Hernández - Joan Manuel Serrat)

Fue una alegría de una sola vez,
De esas que no son nunca más iguales.
El corazón, lleno de historias tristes,
Fue arrebatado por las claridades.

Fue una alegría como la mañana,
Que puso azul el corazón, y grande,
Mas comunicativo su latido,
Mas esbelta su cumbre aleteante.

Fue una alegría que dolió de tanto
Encenderse, reírse, dilatarse.
Una mujer y yo la recogimos
Desde un niño rodeado de su carne.

Fue una alegría en el amanecer
Más virginal de todas las verdades.
Se inflamaban los gallos, y callaron
Atravesados por su misma sangre.

Fue la primera vez de la alegría,
La sola vez de su total imagen.
Las otras alegrías se quedaron
Como granos de arena entre los mares.

Fue una alegría para siempre sola,
Para siempre dorada, destellante.
Pero es una tristeza para siempre,
Porque apenas nacida fue a enterrarse.

Invictus (poema)
Versos de William Ernest Henley (traducidos al español) del poema "Invictus", fueron los versos de cabecera de Nelson Mandela mientras guardaba prisión.

Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.

En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.

Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el horror de la sombra,
la amenaza de los años me encuentra, 
y me encontrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino
soy el capitán de mi alma. 

Queda prohibido (poema)
Pablo Neruda

Queda prohibido llorar sin aprender, 
levantarte un día sin saber qué hacer, 
tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas, 
no luchar por lo que quieres, 
abandonarlo todo por miedo, 
no convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor, 
hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos, 
no intentar comprender lo que vivieron juntos, 
llamarles sólo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser tú ante la gente, 
fingir ante las personas que no te importan, 
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden, 
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo, 
no creer en Dios y hacer tu destino, 
tener miedo a la vida y a sus compromisos, 
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echar a alguien de menos sin 
alegrarte, olvidar sus ojos, su risa, 
todo porque sus caminos han dejado de abrazarse, 
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas, 
pensar que sus vidas valen más que la tuya, 
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

Queda prohibido no crear tu historia, 
no tener un momento para la gente que te necesita, 
no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad, 
no vivir tu vida con una actitud positiva, 
no pensar en que podemos ser mejores, 
no sentir que sin ti este mundo no sería igual.

Poema a los amigos (poema)
Jorge Luis Borges

No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida, 
ni  tengo respuestas para tus dudas o temores, 
pero puedo escucharte y compartirlo contigo.

No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro. 
Pero cuando me necesites  estaré junto a ti.

No puedo evitar que tropieces. 
Solamente puedo ofrecerte mi mano 
para que te sujetes y no caigas.

Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos. 
Pero disfruto  sinceramente cuando te veo feliz.

No juzgo las decisiones que tomas en la vida. 
Me limito a apoyarte, a estimularte 
y a ayudarte si me lo pides.

No puedo trazarte límites dentro de los cuales debes actuar, 
pero si  te ofrezco el espacio necesario para crecer.

No puedo evitar tus sufrimientos 
cuando alguna pena te parta el corazón, pero puedo llorar contigo
y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.

No puedo decirte quien eres ni quien deberías ser. 
Solamente puedo  quererte como eres y ser tu amigo.

En estos días pensé en mis amigos y amigas, entre ellos, apareciste  tú. 
No estabas arriba, ni abajo ni en medio. No encabezabas ni concluías la lista. 
No eras el numero uno ni el numero final.

Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el segundo o el tercero de tu lista. Basta que me quieras como tu amigo.         

Todo es cuestión de tiempo (fábula)

Un judío ortodoxo se acercó al rabino Wolf:
- ¡Los bares están llenos, y la gente se queda hasta la madrugada,  divirtiéndose!
El rabino no respondió.
- Los bares están llenos, la gente se pasa la noche en vela jugando  a las cartas, ¿y usted no tiene nada que decir...?
- Es bueno que los bares estén llenos, fue el comentario de Wolf. 
Todo el mundo, desde el principio de la creación, desea siempre  servir a Dios. El problema es que no todos conocen la mejor manera  de hacerlo. Trata de tomar lo que consideras un pecado, como si  fuera una virtud. Estas personas que pasan la noche en vela están  aprendiendo a permanecer despiertas y a persistir en algo. Cuando se  hayan perfeccionado en eso, todo lo que tendrán que hacer será  volver sus ojos a Dios. ¡Y qué siervos excelentes serán!
- ¡Es usted muy optimista! -dijo el hombre.
- No se trata de eso - respondió Wolf- Se trata de entender que todo  lo que hacemos, por más absurdo que parezca, puede conducirnos al Camino. Todo es una cuestión de tiempo.

El pendejo (fábula)

Se cuenta que en una ciudad un grupo de personas se divertían con el pendejo del pueblo, un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía haciendo pequeños mandados y limosnas diariamente, algunos hombres llamaban al pendejo al bar, lugar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: Una de tamaño grande de 400.00 reales y otra mucho más pequeña de tamaño, pero con un  valor de 2,000.00 reales.
El pendejo siempre tomaba la moneda de mayor tamaño y de menos valor, lo que era motivo de risa para toda la concurrencia. Un día, alguien observaba al grupo divirtiéndose con el inocente hombre, pasados unos momentos después, le llamó aparte y le preguntó: Que acaso no has percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos?. Y este le respondió: Ya se,...no soy tan pendejo, ella vale cinco veces menos, pero el día que escoja la otra, el jueguito acaba y no voy a ganar mas mi moneda.  

Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste, pero se pueden sacar varias conclusiones de ella:

La Primera: Quien parece pendejo, no siempre lo es.
La Segunda: Cuales eran los verdaderos pendejos de la historia?
La Tercera: Una ambición desmedida puede acabar cortando la fuente de ingresos

Pero la conclusión más interesante es:
Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros mismos.
Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan de nosotros, sino lo uno piensa de sí mismo.

EL VERDADERO HOMBRE INTELIGENTE, ES EL QUE APARENTA SER PENDEJO, DELANTE DE UN PENDEJO QUE APARENTA SER INTELIGENTE.

Humildad (fábula)

Caminaba con mi padre, cuando él se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó: “Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más?”
Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí: “Estoy escuchando el ruido de una carreta...”
“Eso es” -dijo mi padre- “es una carreta vacía”.
Pregunté a mi padre: “¿Cómo sabes que es una carreta vacía si aún no la vemos?”
Entonces mi padre respondió: 
“Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía, por causa del ruido. Cuánto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace”.

Me convertí en adulto y hasta hoy, cuando noto a una persona hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna, presumiendo de lo que tiene, sintiéndose prepotente y haciendo de menos a la gente, tengo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo: 
“Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace”.

La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirle a los demás descubrirlas.

Y recuerden que existen personas tan pobres que lo único que tienen es dinero.

Nadie está más vacío, que aquel que esta lleno del ‘Yo mismo’.


Seamos lluvia serena y mansa que llega profundamente a las raíces, en silencio, nutriendo.

Nuestra vida (mensaje)

Nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestras acciones.
Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor, si deseas felicidad, da felicidad a quienes te rodean, si quieres sonrisas, sonríe.
Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida. La vida te dará de regreso aquello que tú le has dado. Tú vida, no es una casualidad, es un reflejo de ti. 
"SI NO TE  GUSTA LO QUE ESTÁS RECIBIENDO, REVISA LO QUE ESTÁS DANDO.” 

Verdades (mensaje)

Para manejarte a ti mismo, usa la cabeza; para manejarte con los demás, usa tu corazón. El enojo es solo una carta de peligro. Si alguien te traiciona una vez, es su falta; si te traiciona dos veces, es tu falta... Las grandes mentes discuten las ideas; mentes promedio discuten los eventos; mentes pequeñas discuten a las personas.
El que pierde dinero, pierde mucho; el que pierde a un amigo, pierde mucho más; el que pierde la fe, pierde todo. 
Las personas jóvenes bonitas son accidentes de la naturaleza, pero las personas adultas bonitas son obras de arte.
El ayer es historia, el mañana es misterio! El hoy es un regalo, que llamamos presente... 

Pautas (mensaje)

Aproveche la vida, dosifique el trabajo y la diversión, pues trabajar demasiado solo trae beneficios materiales.
Trabaje, pero disfrute de la vida, ella es única. Si no encuentra su media naranja, no se desanime, busque un medio limón, póngale azúcar, aguardiente y hielo y sea  feliz! 
¡Y  recuerde: vivir solo para trabajar hace muy bien...al patrimonio del Patrón!!

Aquí les dejo otra entrega


El soliloquio de Hamlet (versos)
William Shakespeare


¡Ser, o no ser, es la cuestión! -¿Qué debe
más dignamente optar el alma noble
entre sufrir de la fortuna impía
el porfiador rigor, o rebelarse
contra un mar de desdichas, y afrontándolo
desaparecer con ellas?

Morir, dormir, no despertar más nunca,
poder decir todo acabó; en un sueño
sepultar para siempre los dolores
del corazón, los mil y mil quebrantos
que heredó nuestra carne, ¡quién no ansiara
concluir así!

¡Morir... quedar dormidos...
Dormir... tal vez soñar! -¡Ay! allí hay algo
que detiene al mejor. Cuando del mundo
no percibamos ni un rumor, ¡qué sueños
vendrán en ese sueño de la muerte!
Eso es, eso es lo que hace el infortunio
planta de larga vida. ¿Quién querría
sufrir del tiempo el implacable azote,
del fuerte la injusticia, del soberbio
el áspero desdén, las amarguras
del amor despreciado, las demoras
de la ley, del empleado la insolencia,
la hostilidad que los mezquinos juran
al mérito pacífico, pudiendo
de tanto mal librarse él mismo, alzando
una punta de acero? ¿quién querría
seguir cargando en la cansada vida
su fardo abrumador?...

Pero hay espanto
¡allá del otro lado de la tumba!
La muerte, aquel país que todavía
está por descubrirse,
país de cuya lóbrega frontera
ningún viajero regresó, perturba
la voluntad, y a todos nos decide
a soportar los males que sabemos
más bien que ir a buscar lo que ignoramos.
Así, ¡oh conciencia!, de nosotros todos
haces unos cobardes, y la ardiente
resolución original decae
al pálido mirar del pensamiento.
Así también enérgicas empresas,
de trascendencia inmensa, a esa mirada
torcieron rumbo, y sin acción murieron.

El soliloquio de Segismundo (versos)
Calderón de la Barca

Es verdad; pues reprimamos
esta fiera condición,
esta furia, esta ambición, 
por si alguna vez soñamos;
Y sí haremos, pues estamos
en mundo tan singular,
que el vivir sólo es soñar;
y la experiencia me enseña 
que el hombre que vive, sueña
lo que es, hasta despertar.

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando; 
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe
y en cenizas le convierte
la muerte ¡desdicha fuerte!:
¿que hay quien intente reinar 
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece 
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión, 
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí,
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado 
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida?, un frenesí.
¿Qué es la vida?, una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño: 
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Poesía a la ciudad de la Vega (poema)
Autor: Juan José Carretero Gómez


Al autor de este hermoso poema, vegano de pura cepa, lo conozco desde mi infancia y lo aprecio mucho, es amigo de la familia, y guardo gratos recuerdos de él. 

Mi pueblo

Hubo un lugar en la historia 
Y en la historia era mi pueblo
Un pedazo de la gloria,
Que viví cuando pequeño…
Un pedazo de la gloria,
Que había encontrado otro cielo!

Pueblo de grandes cerebros, 
Pensadores cuya lumbre
Señoreaba las alturas, 
Eran las enhiestas cumbres!

Tierra amable, acogedora, 
Donde las artes brillaron;
Donde mantenían vigencia
La justicia y el decoro, 
Donde, el respeto era la ley,
La educación regla de oro!

Cuna de grandes maestros, 
Arquitectos de la prosa, poetas, compositores,
Pléyade de grandes hombres, que allá
En los juegos florales lucieron palmas y honores…
Y de atletas consagrados, que legaron a tu historia
El segundo de tus nombres
Que tanto nos vanagloria.

Hoy recorriendo caminos
Se desdibuja la huella, de nuestros antepasados,
Los que nos dieron el nombre que jamás 
Haya ostentado pueblo alguno de esta tierra,
En buena lid conquistado, que hoy luce desmerecido,
Porque a tus grandes valores ha sepultado el olvido!

Oh, Vega de mis ensueños, aunque descienda tu estrella,
Hoy como ayer, aquí en mi corazón,
Premio de Dios, porque nací vegano, 
Guardo el amor que para ti atesoro
Y a tus antiguas glorias, me parece ver
Cubrir tu suelo de medallas de oro!

¡Qué grande eres, Vega mía!

Aunque las musas de ayer,
No inspiren hoy a tus hombres,
Aunque tus atletas de hoy 
No hagan honor a tu nombre, 
Basta y sobra con tu historia.

No necesito de musas para cantarte, mi pueblo…
Para cantarte mi pueblo,…solo necesito y quiero…
Que se hiera mi memoria!
Que me sangren los recuerdos!

Muere lentamente (poema)
Pablo Neruda

Muere lentamente  quien no viaja, quien no lee,
Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.
Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no se atreve a cambiar el color de su  vestimenta o bien no conversa con quien no conoce.
Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones, justamente éstas que regresan el brillo a los ojos  y  restauran los corazones destrozados.
Muere lentamente quien no gira el volante cuando está infeliz con su trabajo, o su amor, quien no arriesga lo cierto ni lo incierto  para ir atrás de un sueño quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida, huir de los consejos sensatos...
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡ No te dejes morir lentamente !
¡ No te impidas ser feliz !

La nuera y la suegra (fábula)

Hace mucho tiempo, una joven China llamada Lee se casó y fue a vivir con el marido y la suegra. Después de algunos días, no se entendía con ella. Sus personalidades eran muy diferentes y Lee fue irritándose con los hábitos de la suegra, que frecuentemente la criticaba. Los meses pasaron y Lee y su suegra cada vez discutían y peleaban más.
De acuerdo con una antigua tradición china, la nuera tiene que cuidar a la suegra y obedecerla en todo. Lee, no soportando más vivir con la suegra, decidió tomar una decisión y visitar a un amigo de su padre.
Después de oírla, él tomó un paquete de hierbas y le dijo: "No deberás usarlas de una sola vez para liberarte de tu suegra, porque ello causaría sospechas".
Debes darle varias hierbas que irán lentamente envenenando a tu suegra. Cada dos días pondrás un poco de estas hierbas en su comida. Ahora, para tener certeza de que cuando ella muera nadie sospechará de ti, deberás tener mucho cuidado y actuar de manera muy amigable. No discutas, ayúdala a resolver sus problemas. Recuerda, tienes que escucharme y seguir todas mis instrucciones”.
Lee respondió: "Si, Sr. Huang, haré todo lo que usted me pida". Lee quedó muy contenta, agradeció al Sr. Huang, y volvió muy apurada para comenzar el proyecto de asesinar a su suegra. Pasaron las semanas y cada dos días, Lee servía una comida especialmente tratada a su suegra. Siempre recordaba lo que el Sr. Huang le había recomendado sobre evitar sospechas, y así controló su temperamento, obedecía a la suegra y la trataba como si fuese su propia madre.
Después de seis meses, la casa entera estaba completamente cambiada. Lee había controlado su temperamento y casi nunca aborrecía a su suegra. En esos meses, no había tenido ni una discusión con ella, que ahora parecía mucho más amable y más fácil de lidiar con ella. Las actitudes de la suegra también cambiaron y ambas pasaron a tratarse como madre e hija.
Un día Lee fue nuevamente donde el Sr. Huang, para pedirle ayuda y le dijo: "Querido Sr. Huang, por favor ayúdeme a evitar que el veneno mate a mi suegra. Ella se ha transformado en una mujer agradable y la amo como si fuese mi madre. No quiero que ella muera por causa del veneno que le di".
El Sr. Huang sonrió y señaló con la cabeza: "Sra. Lee, no tiene por que preocuparse. Su suegra no ha cambiado, la que cambió fue usted. Las hierbas que le di, eran vitaminas para mejorar su salud. El veneno estaba en su mente, en su actitud, pero fue echado fuera y sustituido por el amor que pasaste a darle a ella".
En la China existe un adagio que dice: "La persona que ama a los otros, también será amada". La mayor parte de las veces recibiremos de las otras personas lo que les damos y por eso ten cuidado!!!
Acuérdate siempre: 
"El plantar es opcional, pero la cosecha es obligatoria, por eso ten cuidado con lo que plantas"

Despiértate, tu que duermes (fábula)
Los sabios de la túnica color ciruela

Cada día, el viejo sabio caminaba tranquila­mente. Sus discípulos eran escasos, porque él no se mostraba hablador. Hablaban ellos y él se contentaba con una ligera inclinación de cabeza o con una reflexión aquí y allá. Enseñaba más con sus actos que con sus palabras. A ellos les correspondía averiguar el significado.
A veces le llamaban el sabio loco por su manera de desconcertar a sus estudiantes.
Un día, uno de ellos le preguntó:
-¿Puedo hablar contigo?
-Por supuesto. Estáte mañana por la maña­na en el ciruelo a la salida del sol.
A la hora convenida, el estudiante acudió a la cita. El sabio no estaba. El tiempo pasó y pasó. Por fin, el joven se fue, decepcionado.
Al día siguiente, cuando volvió a ver al sabio, exclamó:
-¿Dónde estabas? No te vi bajo el ciruelo.
-Estaba en el árbol. ¿Por qué no miraste arri­ba? Ya te lo dije muy claro: «En el ciruelo».
Escucha lo que te dicen y aprende a observar a tu alrede­dor.
No te quedes con lo que parece obvio. 

Como amar al adulto mayor (mensaje)

Déjalo hablar..... porque hay en su pasado un tesoro lleno de verdad, de belleza y de bien.
Déjalo vencer..... en las discusiones, porque tiene necesidad de sentirse seguro de sí mismo.
Déjalo ir a visitar.... a sus  viejos  amigos  porque entre  ellos  se  siente  revivir.
Déjalo contar.... sus historias repetidas, porque se siente feliz cuando lo escuchamos.
Déjalo vivir.... entre las cosas que ha amado, porque sufre al sentir que le arrancamos pedazos de su vida.
Déjalo gritar.... cuando se ha equivocado porque los ancianos como los niños tienen derecho a la comprensión.
Déjalo tomar un puesto…. en el automóvil de la familia cuando van de vacaciones, porque el próximo año tendrás remordimientos de conciencia si ya no existe más.
Déjalo envejecer.... con el mismo paciente amor con que dejas crecer a tus hijos, porque todo es parte de la naturaleza.
Déjalo rezar... como él sabe; como él quiere, porque el adulto mayor descubre la sombra de DIOS en el camino que le falta recorrer.
Déjalo morir..... entre brazos llenos de piedad, porque el AMOR de los hermanos sobre la tierra, nos hace presentir mejor el torrente infinito de amor del PADRE en EL CIELO.


El camino para el amor (mensaje)

Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás.
Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.
Necesitas valorarte para valorar.
Quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, ya que nadie da lo que no tiene dentro de sí.
Ninguna relación te dará la paz que tú mismo no crees en tu interior.
Ninguna relación te brindará felicidad  que tú mismo(a) no construyas.
Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando seas capaz de decirle bien convencido: "No te necesito para ser feliz".
Sólo podrás amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.
Sólo se podrá ser feliz  cuando dos personas felices  se unan para compartir su felicidad,  no para hacerse felices la una a la otra.
Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, necesitas autoestima y la práctica de una libertad responsable.
Pretender que otra persona nos haga felices  y llene todas nuestras expectativas es una fantasía  que sólo trae frustraciones
Por eso, ámate mucho, madura, y el día que puedas decirle a la otra persona
"Sin ti me la paso bien", ese día estarás  preparado para vivir en pareja.

¿Envejecemos? (mensaje)

Algunos de nosotros envejecemos, de hecho, porque no maduramos.
Envejecemos cuando nos cerramos a las nuevas ideas y nos volvemos radicales.
Envejecemos cuando lo nuevo nos asusta. 
Envejecemos también cuando pensamos demasiado en nosotros mismos y nos olvidamos de los demás.
Envejecemos si dejamos de luchar.
Todos estamos matriculados en la escuela de la vida, donde el Maestro es el Tiempo.
La  vida solo puede ser comprendida mirando hacia atrás. Pero solo puede ser vivida mirando hacia delante. En la juventud aprendemos;  con la edad comprendemos…
Los hombres son como los vinos: la edad estropea los malos, pero mejora los buenos.
Envejecer no es preocupante: ser visto como un viejo si que lo es.
Envejecer con sabiduría no es envejecer
En los ojos del joven arde la llama, en los del viejo brilla la luz.
Siendo así, no existe edad, somos nosotros que la creamos. Si no crees en la edad, no envejecerás hasta el día de tu muerte. Personalmente, yo no tengo edad: tengo vida!
No dejes que la tristeza del pasado y el miedo del futuro te estropeen la alegría del presente.
La vida no es corta; son las personas las que permanecen muertas demasiado tiempo
Haz del pasaje del tiempo una conquista y no una pérdida.

Nueva entrega

Las estrellas de mar (fábula)
Juan Luis Pareja

Cierto día, caminando por la playa reparé en un hombre que se agachaba a cada momento, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar. 
Hacía lo mismo una y otra vez...
Tan pronto como me aproximé me di cuenta de que lo que el hombre agarraba eran estrellas de mar que las olas depositaban en la arena, y una a una las arrojaba de nuevo al mar...
Intrigado, lo interrogué sobre lo que estaba haciendo, a lo cual me respondió: 
Estoy lanzando estas estrellas marinas nuevamente al océano... 
Como ves, la marea es baja y estas estrellas han quedado en la orilla si no las arrojo al mar morirán aquí por falta de oxígeno...
Entiendo, le dije, pero debe haber miles de estrellas de mar sobre la playa.
No puedes lanzarlas a todas. Son demasiadas. Y quizá no te des cuenta de que esto sucede probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa ¿no estás haciendo algo que no tiene sentido?
El nativo sonrió, se inclinó y tomó una estrella marina y mientras la lanzaba de vuelta al mar me respondió:
¡Para ésta sí tiene sentido!
Nada puedo hacer para solucionar todas las penas del mundo... pero mucho para ayudar en el pedacito de mundo que me toca...
Por eso... todo lo que hacemos…
¡¡¡Tiene sentido!!!
Cada mensaje de “Buenos días”... cada sonrisa... cada gesto amable... es una estrella que arrojo al mar...
Sé que en este mundo complicado y  acelerado... un gesto de ternura y solidaridad no alcanza a todos,...
¡¡¡Pero tiene sentido!!!
Cuando nos salimos del océano del amor... Dios, con paciencia... nos devuelve cuantas veces haga falta...
Si alguna vez puedes hacer sonreír... si logras estimular... si haces reflexionar... Entonces estás recuperando estrellas que vuelven al mar y cuentan felices a las otras que la bondad existe... que todavía hay seres que valoran a los demás...  
Que son capaces de hacer algo por los demás sin esperar nada a cambio...

¡¡¡Tú, das el sentido a la vida!!!

Gotas de conocimiento (mensaje)
Por Wally Amos

Quisiera sugerirles dejar de “pasar por” las experiencias de nuestra vida y comenzar a “crecer gracias a” ellas. Cada experiencia guarda una lección vital. Si continuamos siendo las víctimas, quejándonos de lo malas que son las cosas, dejamos de ver la lección. Sin embargo, si entramos en la experiencia sabiendo que será dolorosa por un tiempo pero que eventualmente mejorará, entonces podemos encontrar la lección y crecer al pasar por ella. 
En mi primer libro, The Famous Amos Story, tomé clara conciencia del profundo cambio de vida al que me vi sometido, solo para llegar a un sitio mejor. A lo mejor Ud. debiera escribir su autobiografía, no necesariamente para publicarla, sino para revisar su vida y encontrar las experiencias de crecimiento que ha tenido. Se sorprenderá de cuan fuerte y elástico es, y de cuanto ha aprendido. La vida nunca es lo que parece…es mucho más. 
Pasado el tiempo Ud. volverá su mirada a esos baches del camino y verá que son bendiciones disfrazadas. Recuerde, está pasando por ellas. Disfrute de su viaje.

Cambiar yo para que cambie el mundo (fabula) 

El zufí Bayazid dice acerca de sí mismo: De joven yo era un revolucionario y mi oración consistía en decir a Dios: ‘Señor, dame fuerzas para cambiar al mundo’.
A medida que fui haciéndome adulto y caía en la cuenta de que me había pasado media vida sin haber logrado cambiar a una alma, transformé mi oración y comencé a decir: ‘Señor dame la gracia de transformar a cuantos entran en contacto conmigo. Aunque solo sea a mi familia y a mis amigos. Con eso me doy por satisfecho’.
Ahora que soy un viejo y tengo los días contados he empezado a comprender lo estúpido que he sido. Mi única oración es la siguiente: ‘Señor dame la gracia de cambiarme a mi mismo’.
Si yo hubiera orado de ese modo desde el principio no habría malgastado mi vida’.

Todo el mundo piensa en cambiar a la humanidad.
Casi nadie piensa en cambiarse a sí mismo.


El saco de carbón (fabula)

Un día, Jorgito entró a su casa dando patadas en el suelo y gritando muy molesto. Su padre, lo llamó. Jorgito, le siguió, diciendo en forma irritada: - Papá, ¡Te juro que tengo mucha rabia! Pedrito no debió hacer lo que hizo conmigo. Por eso, le deseo todo el mal del mundo, ¡Tengo ganas de matarlo! 
Su padre, un hombre simple, pero lleno de sabiduría, escuchaba con calma al hijo quien continuaba diciendo: 
- Imagínate que el estúpido de Pedrito me humilló frente a mis amigos. ¡No acepto eso!..Me gustaría que él se enfermara para que no pudiera ir más a la escuela. 
El padre siguió escuchando y se dirigió hacia una esquina del garaje de la casa, de donde tomó un saco lleno de carbón el cual llevó hasta el final del jardín y le propuso: 
- ¿Ves aquella camisa blanca que está en el tendedero? Hazte la idea de que es Pedrito y cada pedazo de carbón que hay en esta bolsa es un mal pensamiento que va dirigido a él. Tírale todo el carbón que hay en el saco, hasta el último pedazo. Después yo regreso para ver como quedó. 
El niño lo tomó como un juego y comenzó a lanzar los carbones pero como la tendedera estaba lejos, pocos de ellos acertaron la camisa. 
Cuando, el padre regresó y le preguntó: 
- Hijo ¿Qué tal te sientes? 
- Cansado pero alegre. Acerté algunos pedazos de carbón a la camisa. 
El padre tomó al niño de la mano y le dijo: - Ven conmigo quiero mostrarte algo. 
Lo colocó frente a un espejo que le permite ver todo su cuerpo. ¡Qué susto! . Estaba todo negro y sólo se le veían los dientes y los ojos. En ese momento el padre dijo: 
- Hijo, cómo pudiste observar la camisa quedó un poco sucia pero no es comparable a lo sucio que quedaste tú. El mal que deseamos a otros se nos devuelve y multiplica en nosotros. Por más que queremos o podamos perturbar la vida de alguien con nuestros pensamientos, los residuos y la suciedad siempre queda en nosotros mismos. 
Ten mucho cuidado con tus pensamientos porque ellos se transforman en palabras. 
Ten mucho cuidado con tus palabras porque ellas se transforman en acciones. 
Ten mucho cuidado con tus acciones porque ellas se transforman en hábitos. 
Ten mucho cuidado con tus hábitos porque ellos moldean tu carácter. 
Y ten mucho cuidado con tu carácter porque de él dependerá en gran medida tu destino. 

La joya que perdió el árabe (fabula)

Se cuenta que, cruzando el desierto, un viajero vio a un nómada sentado al pie de una palmera. A poca distancia descansaban sus caballos, pesadamente cargados con objetos de valor.
El viajero se le acercó y le preguntó:
—¿Puedo ayudarle en algo? Me parece verlo muy preocupado.
—Tiene razón —respondió el árabe—. Estoy muy afligido porque acabo de perder la más preciosa de las joyas.
Extrañado, el viajero preguntó:
—¿Y qué joya era esa?
—Era una joya como no volverá a hacerse otra. Estaba tallada en un pedazo de piedra de la vida, y había sido hecha en el taller del tiempo. La adornaban veinticuatro brillantes, alrededor de los cuales se agrupaban sesenta joyas más pequeñas. Prenda igual no podrá producirse jamás.
—Su joya debió haber sido preciosa —repuso el viajero—. ¿Pero no cree que con suficiente dinero se pueda fabricar otra igual?
—¡Imposible! —Exclamó el árabe—. Es que la joya perdida era un día, y un día que se pierde no vuelve a recuperarse jamás.
Moisés, el legislador de Israel, le pide a Dios: «Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría» (Salmo 90:12).
Hay tres días en la vida de todo ser humano: ayer, hoy y mañana. El día de ayer no lo volveremos a vivir jamás. Una vez que se cumplan las veinticuatro horas del día, cae para siempre en el pasado irrecuperable.
El día de mañana no nos pertenece. El futuro pertenece al Autor del tiempo y de la vida. Desperdiciar el día de hoy sólo porque habrá un mañana es no reconocer que ese mañana no es nuestro.
El único día que es nuestro es hoy. Hoy es el día que podemos aprovechar para construir un mañana feliz, o desperdiciar y así echar a perder nuestro futuro. El hoy se nos ha dado con dos propósitos: prepararnos un buen mañana aquí en esta tierra, y preparar nuestra alma para toda la eternidad. Si queremos disfrutar de un buen fruto mañana, tenemos que sembrar buena semilla hoy. Y para nuestra alma, como dice la Biblia: «Si ustedes oyen hoy su voz, no endurezcan el corazón» (Hebreos 3:7,8).
Este es el día más importante de nuestra vida. Tal como el nómada de Arabia, reconozcamos el valor de este día, que es nuestro. Con Cristo en el corazón, tendremos quien nos enseñe cómo aprovecharlo para vida eterna. Cuidemos esta joya así como cuidamos nuestra propia alma

Vuelo del Alma (mensaje)

Cuando el camino se hace cuesta arriba, 
NO LO DEJES. 

Cuando las cosas andan mal - como a veces sucede -
NO ABANDONES. 

Cuando no consigas resultados,  y se sumen los problemas, 
NO TE RINDAS. 

Cuando quieras sonreír y sólo puedas suspirar
NO TE CAIGAS. 

Cuando la suerte,  te sea adversa,  y no encuentres fuerzas para seguir
NO RENUNCIES. 

Cuando no encuentres compañeros de lucha, 
NO TE APURES. 

Hay manos que sostienen las tuyas,  cree y siente en cada minuto de tu vida, deja que tu alma " vuele libre " por los jardines hermosos de la confianza en algo superior que llega donde nuestra visión no puede alcanzar, pero sí nuestro corazón puede sentir. 
Tu alma desea estar libre para darte fuerza y estímulo. 

Intenta 

Cierra los ojos por algunos minutos y deja tus pensamientos volar por sitios de amor. 
No podemos cambiar el mundo,  ni quitar todo el dolor de la tierra,  ni tener ya resueltos todos nuestros problemas,  pero podemos a cada minuto mirar con ojos del amor a cada cosa. 
Si pensamos que todo es pasajero, miraremos con cariño lo negativo que te encamina a la elevación y perfección, y luego observaremos con felicidad el cambio del mal en bien, de tristezas en alegrías. 
Lo que hoy nos hace sonreír fueron las cosas que nos hicieron llorar ayer. 
Nuestras faltas de hoy también son las alegrías de mañana. 
Las personas se van, los amores se pierden en el tiempo, los problemas se solucionan, hasta el mismo sol se va cada noche para renacer al día siguiente, no te quedes en el medio del camino porque allá. . .
¡ALGO TE ESPERA! 

Curriculum (poema)
Mario Benedetti


El cuento es muy sencillo
usted nace en su tiempo
contempla atribulado
el rojo azul del cielo
el pájaro que emigra
y el temerario insecto
que será pisoteado
por su zapato nuevo.
Usted sufre de veras
reclama por comida
y por deber ajeno
o acaso por rutina
llora limpio de culpas
benditas o malditas
hasta que llega el sueño
y lo descalifica.
Usted se transfigura
ama casi hasta el colmo
logra sentirse eterno
de tanto y tanto asombro
pero las esperanzas
no llegan al otoño
y el corazón profeta
se convierte en escombros.
Usted por fin aprende
y usa lo aprendido
para saber que el mundo
es como un laberinto
en sus momentos claves
infierno o paraíso
amor o desamparo
y siempre, siempre un lío.
Usted madura y busca
las señas del presente
los ritos del pasado`
y hasta el futuro en ciernes
quizá se ha vuelto sabio
irremediablemente
y cuando nada falta
entonces usted muere.
El cuento es muy sencillo.

Otra entrega

El Círculo del enojo (fabula)

El dueño de una empresa gritó al administrador, porque estaba enojado en ese momento.

El administrador llegó a su casa y gritó a su esposa, acusándola de gastar demasiado, al verla con un vestido nuevo.

La esposa gritó a la empleada porque rompió un plato.
La empleada dio un puntapié al perro porque la hizo tropezar.
El perro salió corriendo y mordió a una señora que pasaba por la vereda, porque obstaculizaba su salida por la puerta.
La señora fue al hospital a vacunarse contra la rabia y le gritó al joven médico cuando este le aplicó la vacuna.
El joven médico llegó a su casa y gritó a su madre, porque la comida no era de su agrado.
La madre le acarició los cabellos diciéndole: "Hijo querido, mañana te haré tu comida favorita.  Tú trabajas mucho, estás cansado y necesitas de una buena noche de sueño.
Voy a cambiar las sábanas de tu cama por otras bien limpias y perfumadas para que descanses con tranquilidad y así mañana te sientas mejor. 
Luego le dio un beso, lo bendijo y abandonó la habitación, dejándolo sólo con sus pensamientos...

En ese momento, se interrumpió el CÍRCULO DEL ENOJO, porque se topó con la TOLERANCIA, con el RESPETO, con el PERDÓN y con el AMOR.

Así que si has ingresado al CÍRCULO DEL ENOJO, acuérdate que con TOLERANCIA, RESPETO, PERDÓN Y AMOR... puedes romperlo.


Tu puedes tenerlo, yo puedo tenerlo (mensaje)

Los kabbalistas distinguen dos tipos de envidia.

El primer tipo es el que todos conocemos, queramos o no admitirlo. Es el pinchazo que sentimos en nuestros corazones cuando nuestro amigo consigue lo que quería. Es esa parte de nosotros que dice: "¿Por qué él y no yo?".
Este es el peor tipo de envidia que podemos llegar a sentir.
Cuando ponemos en tela de juicio por qué otra persona ha obtenido algo en lugar de nosotros, estamos perdidos. ¿Por qué? Porque cuando discutimos por qué nuestro amigo ha recibido algo, nos estamos desconectando de él.
Creamos separación. ¿Qué sucede en el momento en que creamos separación de nuestro amigo? Creamos una separación entre nosotros y la Luz. La Luz que es, por supuesto, el mejor amigo, el más fiable y el más amoroso que nunca hayamos tenido.
No sólo no tenemos lo que queremos, sino que tampoco estamos felices con nuestro amigo; hemos creado un muro entre nosotros y él; y, por consiguiente, entre nosotros y la Luz. Esto evita que obtengamos lo que deseamos.
Es un círculo vicioso del que no se obtiene nada bueno.
¿Qué debe hacerse?
Los kabbalistas explican que hay un tipo de envidia que es muy positivo. Es la voz que nos dice: "¡Me siento muy feliz por mi amigo, me alegra que haya conseguido aquello! ¡Ya sabes a qué me refiero; yo también lo quiero ! ¡Me sentiría feliz de trabajar por aquello!".
El primer tipo de envidia emana puramente del reino del ego y la separación. El segundo es motivador, y nos da el poder para trabajar con la ley de causa y efecto. Nos muestra que la razón por la cual queremos lo que nuestro amigo tiene es porque él fue enviado a nuestra vida para hacernos querer aquello que tiene, ¡para mostrarnos que nosotros también podemos tenerlo!
Por supuesto, tenemos que trabajar por ello, pero cuando perseguimos nuestro sueño, no puede haber una conciencia de carencia.
De hecho, muchos de nosotros llevamos el Hilo Rojo para que nos proteja del mal de ojo, pero ¿sabemos de dónde proviene el mal de ojo y cuáles son sus efectos? El mal de ojo es la conciencia de carencia. Es el pensamiento automático que se activa en el instante en que envidiamos a alguien: "¿Por qué no tengo yo eso? Ellos no lo merecen, ¡yo sí!".
Espiritualmente, esto equivale a robar energía de otra persona.
Esta semana, encuentra aquellas cosas que envidias. Date cuenta de que la razón por la cual estás viendo estas cosas ¡es para mostrarte que tú también puedes tenerlas!

La próxima vez que sientas envidia, cambia a positivo. 

Un abrazo de los de verdad (mensaje) 

¿CÓMO TE HAS SENTIDO CUANDO TE HAN DADO UN ABRAZO DESDE EL CORAZÓN, CON TOTAL ENTREGA…?
Seguro que en un principio te resistes a dejarte abrazar más de un minuto, te parece extraño  o te sientes incómodo, pero cuando pasas esa barrera del abrazo sólo aparente y te vas dejando sentir, te derrites, te entregas, se van cayendo todas las corazas, todas las capas de cebolla que uno se pone para sentirse protegido.
Desde ese abrazo especial sientes tu latido del corazón y el del otro y luego te fundes en ese abrazo lleno de sentimientos, de caricias para el alma, de conversaciones sin palabras…, e incluso derramas alguna que otra lágrima ya que la sensación es pura y empiezas a respirar el  amor. Tú y el otro  fundidos en un abrazo donde sólo cabe la ternura, lo sagrado, entonces es cuando en el abrazo se realiza una alquimia , la alquimia del “Uno” y quieres seguir abrazado, abrazada a esa otra persona y que se  haga eterno ese momento de felicidad que se siente durante el abrazo. Qué sencillo ¿verdad?
 A veces no encontramos  palabras suficientes para expresar lo que sentimos y un abrazo es la mejor manera de mostrar emociones y que nos entiendan. Después, cuando ya nos hemos entregado al abrazo  y este concluye, lo sella y le pone el broche de oro la mirada a los ojos. Desde ese   momento  queda por siempre y para siempre la esencia del momento  habitando entre esos dos corazones que se han vuelto uno durante esos instantes expandidos de entrega y de amor.
Los abrazos  además de hacernos sentir bien, nos alivian del dolor, de las depresiones, de las angustias, acrecienta la voluntad de vivir, y nos sentimos felices de poder expresar lo que somos
¿Así que por qué tenemos miedo, reparos o pudores en darnos un abrazo de esos, de los de verdad?
No olvidemos lo importante que es abrazar a quienes amamos y cuánto bien nos hace. Así que abraza a tu amigo, abraza a tu ser querido, abraza a tus niños, abraza a tus mayores, abraza a tu mascota…
¡¡Abrázalo todo!! Abraza a la vida.
Se busca un amigo (poema) 
  
Vinícius de Moraes (19/10/1913 – 09/07/1980)

Se necesita un amigo
           
No es necesario que sea hombre, 
basta  con que sea humano,
basta que tenga sentimientos, 
basta que tenga corazón.

Es necesario que sepa hablar y callar, 

sobretodo que sepa oír.

Le tiene que gustar la poesía, 

la madrugada, los pájaros, 
el sol, la luna, el canto, 
los vientos y las canciones de la brisa.

Debe tener amor, un gran amor por alguien,

o en todo caso sentir la falta de no tener ese amor.

Debe amar al prójimo y respetar el dolor 

que los transeúntes llevan consigo.

Debe guardar un secreto 

sin que represente un sacrificio.

No es necesario que sea de primera mano, 

ni es imprescindible que sea de segunda mano.

Puede ya haber sido engañado, 

pues todos los amigos son engañados.

No es preciso que sea puro, 

ni que sea todo impuro, pero no debe ser vulgar.

Debe tener un ideal y miedo de perderlo 

y en el caso de que así sea, 
debe sentir el gran vacío que eso deja.

Tiene que tener resonancias humanas, 

su principal objetivo debe ser el de ser amigo.

Debe sentir pena por las personas tristes 

y comprender el inmenso vacío de los solitarios.

Le tienen que gustar los niños 

y apenarse por los que no pudieron nacer.

Se busca un amigo para gustar de los mismos gustos,

que se conmueva  con el llamado de un amigo.

Que sepa conversar de cosas simples, 

de rocíos, de grandes lluvias y de los recuerdos de la infancia.

Se busca un amigo para no enloquecer, 

para contarle lo que se vio de bello y triste durante el día, 
los anhelos y las realizaciones, los sueños y la realidad.

Le tienen que gustar las calles desiertas, 

las fuentes de agua y los caminos mojados, 
el cordón de la vereda, el campo después de la lluvia, 
y tirarse en el césped.

Se busca un amigo que diga que vale la pena vivir, 

no porque la vida es bella, sino porque ya se tiene un amigo.
  
Se busca un amigo para dejar de llorar, 
para no vivir sumergido en el pasado 
en busca de memorias perdidas.

Que nos palmee en los hombros sonriendo o llorando, 

pero que nos llame amigo, 
para tener consciencia de que aún se vive.
¿Porque juzgamos? (mensaje) 

Recientemente, un estudiante me escribió usando estas palabras: "Quiero dejar de juzgar a la gente pero no puedo. Es como respirar, forma parte de quien soy y de lo que hago. Sería más fácil para mí aguantar la respiración. ¿Qué puedo hacer?"

El gran sabio conocido como el Baal Shem Tov dijo algo hermoso que está relacionado con este tema; pero no se trata de poesía, ni de filosofía, ni de una metáfora o una forma agradable de vivir tu vida. Lo que voy a compartir contigo es la absoluta realidad. Ahí va: "Cualquier comportamiento molesto que veas en otra persona, está dentro de ti. Esa persona es un espejo que te muestra lo que tienes que corregir en tu vida. En algún lugar de tu conciencia, ya sea en la superficie, en un nivel medio o en lo más profundo, tú tienes la misma característica que estás juzgando".
Todos hemos oído esto antes: "¡las personas son espejos, ya lo hemos entendido Yehudá!". Pero Baal Shem Tov va un paso más allá. Él dice que no sólo tienes que aceptar la responsabilidad de lo que está dentro de ti, sino que debes saber con certeza que la otra persona no cambiará hasta que tú lo hagas.
Esta es una idea impactante. ¿Eres responsable de cada persona con la que te encuentras en la vida? ¡Sí! Y una vez que aceptes esta carga, redirijas el juicio hacia tu propio comportamiento y cambies por dentro, entonces verás el cambio reflejado en los demás.
Pero además hay otra cosa. Puedo decirte que las personas que hay en tu vida también son responsables de lo que pasa en tu interior. Pero tú no puedes decirlo. Yo no puedo decir eso de mí mismo. ¿Lo entiendes? Si lo hiciéramos, entonces lo utilizaríamos como excusa para asumir menos del 100% de nuestra responsabilidad.
La espiritualidad es tecnología; es la forma en que funciona el universo. Dios, "en su infinita sabiduría", (que es nada menos que el cálculo de una computadora gigante) lo dispone todo, kármicamente hablando, para que las personas que necesitamos confrontar estén en nuestras vidas.
Esta semana, piensa más detenidamente en esa fastidiosa persona que tienes frente a ti. Quizá no dejes de juzgar de un día para el otro, pero al menos puedes empezar a ser consciente de cuál es el mecanismo del juicio. Utiliza las palabras del Baal Shem Tov como un arma en la guerra contra tu propio ego. Ve a tu interior. Asume la responsabilidad. Haz algunos cambios durante los próximos siete días.
Cuando lo hagas, te sentirás de maravilla porque no solo podrás cambiar, sino que encontrarás alivio de la pesada carga del juicio y el odio.
Eso es lo que yo llamo libertad.

Yehudá



Reglas de vida (mensaje) 

El Instituto Francés de Ansiedad y Estrés, en París, trazó veinte reglas de vida que dicen los expertos que si consigue asimilar diez de ellas, con seguridad aprenderá a vivir con calidad interna:

1. Haga una pausa de 10 minutos por cada 2 horas de trabajo, a lo máximo. Repita estas pausas en su vida diaria y piense en usted, analizando sus actitudes.
2. APRENDA a DECIR NO, sin sentirse culpable, o creer que lastima a alguien. Querer agradar a todos es un desgaste enorme.
3. PLANEE su día, pero deje siempre un buen espacio para cualquier imprevisto, consciente de que no todo depende de usted.
4. CONCÉNTRESE en apenas una tarea a la vez. Por más ágil que sean sus cuadros mentales, usted se cansa.
5. OLVÍDESE de una vez por todas que usted es indispensable en el trabajo, casa, o grupo habitual. Por más que eso le desagrade, todo camina sin su actuación, a no ser usted mismo.
6. DEJE de sentirse responsable por el placer de los otros. Usted no es la fuente de los deseos, ni el eterno maestro de ceremonia.
7. PIDA AYUDA siempre que sea necesario, teniendo el buen sentido de pedírsela a las personas correctas.
8. SEPARE problemas reales de los imaginarios y elimínelos, porque son pérdida de tiempo y ocupan un espacio mental precioso para cosas más importantes.
9. INTENTE descubrir el placer de cosas cotidianas como dormir, comer y pasear, sin creer que es lo máximo que puede conseguir en la vida.
10. EVITE envolverse en ansiedades y tensiones ajenas, en lo que se refiere a ansiedad y tensión. Espere un poco y después retorne al diálogo y a la acción.
11. SU FAMILIA NO es usted, está junto a usted, compone su mundo pero no es su propia identidad.
12. COMPRENDA qué principios y convicciones inflexibles pueden ser un gran  peso que evite el movimiento y la búsqueda.
13. ES NECESARIO tener siempre a alguien a quien le pueda confiar y hablar abiertamente. No sirve de nada si está lejos.
14. CONOZCA la hora acertada de salir de una cena, levantarse del palco y dejar una reunión. Nunca pierda el sentido de la importancia sutil de salir a la hora correcta.
15. NO QUIERA saber si hablaron mal de usted, ni se atormente con esa basura mental. Escuche lo que hablaron bien de usted, con reserva analítica, sin creérselo todo.
16. COMPETIR en momentos de diversión, trabajo y vida entre pareja, es ideal para quien quiere quedar cansado o perder la mejor parte.
17. La RIGIDEZ es buena en las piedras pero no en los seres humanos.
18. Una hora de INMENSO PLACER sustituye, con tranquilidad, tres horas de sueño perdido. El placer recompensa más que el sueño. Por eso, no pierda una buena oportunidad de divertirse.

19. NO ABANDONE sus tres grandes e invaluables amigas. Intuición, Inocencia y Fe. 
20. ENTIENDA de una vez por todas, definitivamente y en conclusión que Usted ES LO QUE USTED HAGA de USTED MISMO.

Ser feliz  (mensaje)
Puedes tener defectos, vivir ansioso y estar irritado algunas veces, pero no te olvides de que tu vida es la mayor empresa del mundo. Solo tú puedes evitar que ella vaya en decadencia. Hay muchas personas que te precisan, admiran y te quieren.

Me gustaría que siempre recordaras que:
Ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, caminos sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.

Ser feliz no es solo valorar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

No es  conmemorar el suceso, sino aprender lecciones en los fracasos.

No es  tener alegría con los aplausos, sino encontrar alegría en el anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis.

Ser feliz no es una fatalidad del destino, sino una conquista de quien sabe viajar para dentro de su propio ser.

Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse un actor de la propia historia.

Es atravesar desiertos fuera de sí, mas ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.

Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.

Es saber hablar de uno mismo.

Es tener coraje para oír un 'NO'.

Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea injusta.

Es besar a los hijos, mimar a los padres y tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener madurez para decir 'me equivoqué'.

Es tener la osadía para decir 'perdóname'.

Es tener sensibilidad para expresar 'te necesito'.

Es tener capacidad de decir 'te amo'.

Deseo que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz... Que en tus primaveras seas amante de la alegría. Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría. Y, cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo.. Pues así serás cada vez más apasionado por la vida.

Y descubrirás que...

Ser feliz no es tener una vida perfecta sino usar las lágrimas para regar la tolerancia. Usar las pérdidas para refinar la paciencia. Usar las fallas para esculpir la serenidad. Usar el dolor para lapidar el placer. Usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.

Jamás desistas. Jamás desistas de las personas que amas. Jamás desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo imperdible. ¡Y sos un ser humano especial!

Autor Desconocido.


Los cuatro acuerdos (mensaje)
Miguel Ruiz 

1. No Supongas
No des nada por supuesto. Si tienes duda, aclárala. Si sospechas, pregunta. Suponer te hace inventar historias increíbles que sólo envenenan  tu alma y que no tienen  fundamento.

2. Honra Tus Palabras
Lo que sale de tu boca es lo que eres tú. Si no honras tus palabras, no te estás honrando a ti mismo; y si no te honras a ti mismo, no te amas. Honrar tus palabras es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces. El ser auténtico te hace respetable ante los demás y ante ti mismo. 

3. Has Siempre lo Mejor
Si siempre haces lo mejor que puedas, nunca podrás recriminarte ni arrepentirte de nada. 

4. No te tomes nada personal
Ni la peor ofensa, ni el peor desaire, ni la más grave herida. En la medida que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo, pero el problema es de él y no tuyo. "Cuando miremos con ojos de niños, tal vez entenderemos como es este juego de vivir y evolucionar” 


Uno crece (mensaje)

Susana Carizza

Imposible atravesar la vida ...sin que un trabajo salga mal hecho, sin que una amistad cause decepción, sin padecer algún quebranto de salud, sin que un amor nos abandone, sin que nadie de la familia fallezca, sin equivocarse en un negocio.
Ese...ese es el costo de la vida
Sin embargo lo importante no es lo que suceda, sino, como se reacciona. Si te pones a coleccionar heridas eternamente sangrantes, vivirás como un pájaro herido incapaz de volver a volar.
Uno crece cuando no hay vacío de esperanza, ni debilitamiento de voluntad, ni pérdida de fe.
Uno crece cuando acepta la realidad y tiene aplomo de vivirla. Cuando acepta su destino, pero tiene la voluntad de trabajar para cambiarlo.
Uno crece asimilando lo que deja por detrás, construyendo lo que tiene por delante y proyectando lo que puede ser el porvenir.
Crece cuando supera, se valora, y sabe dar frutos.
Uno crece cuando abre camino dejando huellas, asimila experiencias... ¡Y siembra raíces!
Uno crece cuando se impone metas, sin importarle comentarios negativos, ni prejuicios,
cuando da ejemplos sin importarle burlas, ni desdenes, cuando cumple con su labor.
Uno crece cuando se es fuerte por carácter, sostenido por formación, sensible por temperamento... ¡Y humano por nacimiento!..
Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas. Recoge flores aunque tengan espinas y marca camino aunque se levante el polvo.
Uno crece cuando se es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones, capaz de perfumarse, con residuos de flores... ¡Y de encenderse con residuos de amor...!
Uno crece ayudando a sus semejantes, conociéndose a sí mismo y dándole a la vida más de lo que recibe.
Uno crece cuando se planta para no retroceder...Cuando se defiende como águila para no dejar de volar...... cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella.
Entonces...entonces es… cuando Uno Crece


Simples verdades (mensaje)

Se comprensivo con el joven, compasivo con el anciano, agradable con el oponente, y tolerante con los que no piensan igual que tu.
Si piensas que todos están en tu contra, recuerda que los aviones se elevan en contra del viento.
Ten presente que la felicidad se halla a lo largo del camino, no al final de la ruta.
Comparte con tu pareja los momentos en donde aun te quede energía. No le des los despojos del día.
No dejes de reír al envejecer, envejeces al dejar de reír.
Quien te quiera realmente, jamás se interpondrá en tu camino… a menos que vayas cayendo cuesta abajo.
Los buenos modales son como el 0 en aritmética: Acaso no representen mucho por si solos, pero pueden aumentar considerablemente el valor de todo lo demás.
La madurez es aquella edad en que uno ya no se deja engañar por si mismo.
La Fábrica que produce el mejor producto es el hogar.
La valentía no es el roble majestuoso que ve ir y venir las tormentas; es el frágil botón de una flor que se abre en la nieve.
Los demás podrán dudar de tus palabras, pero con seguridad, creerán en tus acciones.
La música limpia el alma del polvo cotidiano. Trata de escucharla  por lo menos al final del día, así disfrutaras de un dulce sueño.


Si yo todavía tuviera mi vida para vivir... (mensaje)
Erma Bombeck 

Si yo todavía tuviera mi vida para vivir... Habría hablado menos y escuchado más. Habría invitado amigos a cenar, aunque la alfombra estuviese manchada o el sofá destartalado. Habría comido palomitas de maíz en la sala y me habría importado poco por la suciedad cuando alguien deseara encender fuego en la chimenea. Habría tenido tiempo para escuchar los recuerdos del abuelo en su juventud. Nunca habría insistido para que las ventanas del carro estuvieran cerradas en un bonito día de verano, sólo para no deshacer mi peinado. Habría encendido la vela tallada en forma de rosa antes de que envejeciera guardada. Me habría sentado en el suelo con los niños y no me habría preocupado por las manchas. Habría llorado y reído menos mirando la televisión... y más mirando la vida Habría ido a la cama cuando estuviese enferma en vez de pensar que el mundo se detendría si yo no estaba allí. No habría comprado nada solamente por ser práctico, o por tener garantía para toda la vida.  
En lugar de pasar los nueve meses de embarazo deseando que llegaran pronto a su fin. Me habría bronceado a cada momento, reconociendo que la maravilla que crecía dentro de mí era la única posibilidad para observar a Dios en un milagro. Cuando mis hijos vinieran a besarme impetuosamente, nunca habría dicho “más tarde. Ahora vayan a lavarse para cenar”. Habría tenido más “Yo te amo”...,
y más “me perdonas”... Pero principalmente, si me fuera dado un pedazo más de vida, yo habría medido cada minuto... Mirándolo y realmente viéndolo...viviéndolo y nunca desperdiciándolo.