martes, 25 de abril de 2017

Profundizando

Siguiendo la misma corriente de la entrada anterior, comparto con ustedes esta otra reflexión. 

Como este mundo se ha vuelto tan irracional, el YO SOY (que lamentablemente no es tan fácil captar su dimensión) debería sustituirse por el YO ESTOY para evitar caer en confusión.

Lo primero, el YO SOY, cuando no hay una clara comprensión, tiende a poner etiquetas, sustantivos o conceptos, que hacen que se pierda de vista lo esencial, da la impresión de estar estáticos, frisados, limitados, y condicionados, de frenar la evolución, por eso Dios dijo “Yo soy el que soy”, para completar la frase. 

Lo segundo, el YO ESTOY, nos obliga a evolucionar, a accionar y estar atentos, presentes, despiertos…

El Estar, es energía pura + vibración en movimiento.

El Ser, es energía pura + vibración en reposo (que es precisamente lo que somos), ese accionar nos lo provoca la evolución.

El “YO SOY” es Consciencia. El “YO ESTOY” es Presencia.

El “YO SOY” es Esencia. El “YO ESTOY” es Cadencia y juntos forman el baile de la vida.



Dios, el innombrable o como le prefieras llamar, no es materia tangible, no es palpable, por lo tanto no lo podemos encasillar entre conceptos, no es definible, la esencia de todas las cosas no se puede limitar a un concepto, a una idea, a un sentimiento, a un poder, a un nombre... 
El amor, el poder, el movimiento, la quietud, la energía, la fortaleza, la vida, la respiración…, son manifestaciones de la esencia de Dios, la esencia divina que crea y sostiene la vida, que todo lo compone, pero que no deja rastros palpables, medibles, descifrables, entendibles racionalmente, solo es perceptible a través de la integración y la disolución, a través del SER y del NO SER.

El SER, es esa ola que emerge de las profundidades, de tu interior, para luego sumergirse en el fondo, esa ola que va y viene, que se forma y aparentemente se disuelve, pero que en realidad se reincorpora y reintegra a su totalidad en cada movimiento, en cada respiración de la vida, en cada latido y suspiro del universo. El Ser es esa onda expansiva, esa vibración, esa luz diminuta que emerge de la oscuridad, para luego perderse en ella y formar parte de su hermosa negrura.

El NO SER es la manifestación del libre albedrío, ese estado que se alcanza cuando nada de lo que te acontece y te rodea es capaz de robarte tu paz interior por un lapso de tiempo mayor que el que te permite pestañear y asombrarte momentáneamente, pues enseguida vuelve a retornar tu tranquilidad espiritual, porque de alguna forma u otra sabes que ese acontecimiento por muy doloroso que pueda ser, es necesario y valioso en sí mismo, y encierra un aprendizaje y un gozo mayor para alguien de forma  individual y para el colectivo en general. 

El SER confluye, el NO SER disipa.

El SER inhala, el NO SER exhala y juntos forman la respiración, el hálito de la vida.  


Buscamos respuestas, pero todavía no estamos preparados para encontrarlas, aceptarlas y trascenderlas. 

Cuando hemos tenido el privilegio de ver hacia abajo desde un avión, una gran torre o un parapente, observamos lo bello y en calma que luce todo, nada está fuera de lugar, equilibrio y control. Aún en cada rincón existan conflictos, el panorama desde las alturas luce en calma. 

La iluminación no es otra cosa que ver el mundo en armonía y equilibrio desde cualquier lugar de observación que te encuentres, ya sea desde arriba o desde abajo, a la derecha o a la izquierda, en todo tu alrededor y mas allá y sentirte gozoso y participe de esta armonía y esa paz, porque de hecho la llevas en tu interior y nada ni nadie puede arrebatártela.

La iluminación es el proceso de metamorfosis del inconsciente para hacerse consciente.

I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

lunes, 17 de abril de 2017

Yo Soy

Desde tiempos inmemoriales la frase “Yo soy” está bien identificada con Dios, en su encuentro con Moisés, cuando se le presentó como la zarza ardiendo. Aunque esto es más bien una simbología, lo que aquí interesa, es la afirmación de quien es, de como se describe, la frase, “Yo soy el que soy”, o sea, el “Yo soy”.


En muchos libros de auto ayuda nos topamos con ese “Yo soy”, para hacernos ver quienes en realidad somos, o mejor dicho, quienes no somos, para llegar a saber quiénes Somos y concluir que simplemente… “Yo soy”. 

En una de mis recientes caminatas vespertinas, que son para mí una verdadera meditación y comunión (de hecho es mi forma de meditación), pude percibir y entender con claridad ese “Yo soy”

Mientras caminaba en franca observación del entorno y de mi propio yo, como algo instintivo, fui declarando que: cada árbol y cada persona que cruzaba, cada ave que cantaba y volaba, el cielo, las nubes y el hermoso sol en su atardecer, el mar azul que ofrece una grandiosa y agradable vista, la deliciosa y fuerte brisa de la tarde (que me impulsó a abrir los brazos como queriendo volar)…, en fin, cada cosa en particular y todo el conjunto en general, que tan atentamente observaba y me observaba a mi misma mirando, eran “Yo”, o sea, “Yo era ellas y ellas eran Yo”, mejor dicho, “Yo soy ellas y ellas son Yo”…, siempre en el presente. 

Enseguida se me hizo la luz y me dije: “!Ah!, a eso se refiere el famoso “Yo soy”, a la presencia del Ser, de cada Ser, en cada cosa que existe, en cada Ser”.


Yo estoy (Soy) en cada cosa y cada cosa está (Es) en mí. “Yo Soy” cada Ser y cada Ser “Soy Yo”.

Parece un trabalenguas pero está más claro que el agua. Es la prueba fehaciente de la eternidad del Ser, de la vida eterna, de esa Esencia siempre presente e imperecedera que pulula, respira y existe  por doquier. No es que todos "Somos Uno", si no que más bien "Somos Uno en todo".

Esa revelación es la maravilla, la fuerza, el poder y la grandeza de la existencia misma, esa que somos todos, y cada una de las partículas que conforman el Universo finito, el cual se expande hacia el infinito en busca de cada “Yo Soy”. 

I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

martes, 11 de abril de 2017

Invitación

En esta ocasión quiero comunicarles la creación de una nueva página del blog, se titula PDF libros, les invito a visitarla.

A continuación les dejo la presentación que encontrarán al acceder a la página, espero les sea de utilidad.


Amables lectores, he creado esta nueva página en el blog, PDF libros(ya sé como subir los libros en pdf al blog) con la intención de ofrecerles varios libros interesantes, algunos me han servido de ayuda y apoyo para entender mejor este viaje hermoso y a veces tortuoso que es la vida.

Lo de hermoso es para mí indiscutible, lo de tortuoso ya va siendo hora de que cambiemos esa impresión y aprendamos a apreciar la belleza aún en las cosas que consideramos desagradables o trágicas de la vida, ya que no lo son, más bien solo son atajos de los variados caminos que nos ofrece este interesante y mágico viaje, los cuales somos libres de elegir algo a ciegas, sin saber hacia dónde nos llevarán.

En la pagina "Propuestas" que hace tiempo creé en el blog, ya les había dejado un listado de libros muy importantes para mí, algunos de esos los expongo en esta página junto a otros que además de ser interesantes también, los puedo ofrecer en pdf para descargar. 

También les obsequiaré mas adelante con tres libros reflexivos de mi autoría, que a pesar de estar todos desde hace unos años debidamente registrados con todas las de la ley, en la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA) del Ministerio de Cultura, no han sido revisados y corregidos por entendidos en las artes literarias, ni publicados aún, son inéditos, por falta de recursos y por no querer ceder mis derechos de autor y dejarme influenciar de las editoriales. Prefiero ofrecerlos de manera gratuita, me parece que ya es hora de ventilarlos a la luz pública y que de alguna manera les puedan servir (como me han servido algunos libros a mí) de ayuda o de simple introspección; al menos, esa es la intención al ponerlos a su disposición. 

Les estoy dando una última revisión, pero les pido excusas de antemanos por los errores gramaticales y de sintaxis que puedan tener, mi finalidad inmediata es dejarlos fluir y hacerlos participes de mi evolución, gracias a la ayuda de mi guía interior y a todo lo que me rodea, toco y me toca.

Gracias mil por vuestro apoyo al blog, que les sea de provecho esta nueva sección.

NOTA
Si algún libro es de su interés más allá de la simple curiosidad, siéntanse en libertad de leerlo o descargarlo, respetando que no están a nuestra disposición para fines comerciales, y recordando que la reproducción de estos ejemplares con fines lucrativos es penalizada por las leyes.


I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

martes, 4 de abril de 2017

Ojo...

En esta ocasión quiero hablarles de un tema musical de Silvio Rodríguez, que a pesar de los años (40) sigue siendo de actualidad, se titula “Fábula de los tres hermanos”, aquí  les dejo el enlace para que lo puedan escuchar.



Este tema tiene la peculiaridad de estar abierto a todas las posibilidades de interpretación filosófica y que cada quien escoja la que más le acomode, desde “La unión hace la fuerza…, hasta vive el presente y nada más, sin fantasmas del pasado, ni metas que alcanzar”. 

A mi particularmente me habla de lo negativa que resulta la rigidez y fijación mental, el seguir sistemas y patrones de conducta preestablecidos, carentes de flexibilidad, sin darse la libertad de hacer cambios oportunos y necesarios. Esclavos de un objetivo fijo, como dicen “Con anteojeras y fuete”, sin mirar para otro lado, perdemos la perspectiva de todo lo demás (como los dos primeros hermanos), o con un ojo en el cielo y el otro en el suelo (como el hermano menor), perdemos la noción de la realidad. 

"Ojo que no mira más allá no ayuda al pie”
"Ojo que no mira más acá tampoco fue”
"Ojo puesto en todo ya ni sabe lo que ve"

Estas tres frases y una que varias veces se repite, “Para nunca equivocarse ni errar…” nos dan la clave que a mi entender es la siguiente:

“Ojo condicionado nunca ve, y ojo curioso, todo lo ve”.

Además de ser una lección para la vida personal, esta canción, precisamente por ser de Silvio, la veo más que nada como un mensaje de contenido político y social, me habla de tres países (hermanos) con distintos sistemas políticos, cada uno centrado en un ideal fijo muy focalizado, y a ninguno les funciona bien, cada uno tiene fallos y debilidades que les impiden avanzar como país libre y progresista, todos están faltos de alegría, y aunque estén cifrados en no equivocarse ni errar, precisamente ese enfoque es lo que atrae el error. 

Temerosos por no cometer las faltas que otros han cometido y tanto censuraron, usan estrategias focalizadas y fosilizadas, descartando lo bueno del otro, y terminan atormentados por sus propios fantasmas y demonios. 


No es ni un extremo ni el otro, los extremos nunca han sido solución convincente, tampoco estar vigilantes de un extremo a otro, o sea, en un vaivén, sin rumbo definido. 
Una vieja frase atribuida al gran filosofo Sócrates, dice lo siguiente: “El secreto del cambio, es enfocar toda tu energía no en luchar contra lo viejo, si no en construir lo nuevo”

Estar atentos y centrados, crear y organizar, sin ansias de destruir o desmitificar, sería la mejor opción. Los tres sistemas de esos países carecen de lo primordial, libertad, cada uno es esclavo de sus lineamientos, uno por no caer mira siempre hacia abajo, otro se olvida de mirar hacia abajo y con frecuencia cae, y el otro se disloca mirando constantemente hacia abajo y hacia arriba, y en definitiva termina por no mirar con atención para ningún lado. 

Tanto para lo personal como para todo lo demás, lo ideal y más sensato es actuar con libertad y atención en cada tramo del camino, no forzar las cosas, sino dejarlas surgir y fluir por sí mismas, el instinto nos dirá que hacer paso a paso, ya que cada ruta a andar es diferente, cada pueblo es diferente y cada historia es única. Nunca se pasa dos veces por el mismo lugar, siempre algo cambiado tiene o tenemos nosotros, y por ende ya no es lo mismo. 

De nada nos sirven los sistemas obsoletos y reglas inmutables y perdurables en un mundo en constantes cambios: de ideologías, pensamientos y mentalidad, de imaginación creativa, de objetividades y subjetividades, en constante búsqueda de armonía y libertad, en constante evolución y búsqueda de equilibrio, en constante guerra en búsqueda de Paz.

Moraleja: 
De tanto hacerle la guerra a los demás y a la vida, nos olvidamos de disfrutar y construir la Paz y acabamos exhaustos y amargados.

I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.