viernes, 27 de junio de 2014

El significativo medio año

Estamos a la mitad del año y aunque sentimos que recién lo recibimos, es el tiempo propicio para hacer un análisis de los logros y cambios que hemos conseguido en el ya envejeciente 2014, pues para su periodo de duración está ya en edad madura, sus seis meses equivalen a su mediana edad, o sea a los cincuenta años del ser humano, que tiene un promedio de vida de 100 años como máximo aunque algunos duren un poco mas y la gran mayoría no llegue a los 70.


Medio año ha pasado y lo hemos recorrido y vivido, lo ideal es preguntarnos si lo hemos aprovechado y en qué grado; ¿someramente, medianamente o al máximo? o si por el contrario lo hemos desperdiciado y tirado en el zafacón de la indiferencia, monotonía, rutina y desmotivación. Preguntarnos si hemos actuado con prudencia, agilidad, objetividad y lealtad, si hemos sido serviciales y útiles para alguien o con alguna causa y si hemos realizado algún cambio para mejorarnos y mejorar el entorno. Por muy insignificante que sea, un pequeño cambio positivo de actitud, de forma de pensar, asimilar, proceder, enfrentar y entender las cosas, es un gran cambio motorizado por ti para el conglomerado, ya que tu afectas a unos cuantos y esos cuantos afectan a otros cuantos y así  sucesivamente. Entonces el cambio ya no es tan pequeño, si no grande, una sola piedra que quites del camino es suficiente para movilizar a los demás a quitar una también y cuando se movilicen y las quiten, el camino estará libre y tu solo tuviste que quitar una, solo debemos dar el ejemplo, motivar y motorizar acciones. Muchas veces los seres humanos solo necesitamos que nos den un empujón, una primicia, que aparezca un primero para que luego aparezcan los segundos, terceros, etc., recuerden que nos parecemos y actuamos como monos, nos encanta imitar.

Somos una manada de seres humanos, una especie animal con raciocinio para tomar decisiones propias y evolucionar, pero que generalmente actúa como el resto de los animales, en masas, salvo escasas excepciones, por ende la evolución también es en masa. Detengámonos un momento y hagamos una autoreflexión, examinémonos del significativo medio año, si sacamos de 60 a 80, vamos por buen camino aunque podemos mejorar, si sacamos de 80 a 100, bien y excelente, felicitémonos y sigamos así, pero si reprobamos, falta medio año aun, todavía podemos pasar la materia, solo que tenemos que ponerle más empeño y ganas, este análisis nos servirá para esto, recargar las pilas y enfocarnos en las metas que nos propusimos hace solo seis meses, y recordarnos que nos quedan solo otros seis meses para lograrlo ¡Suerte!  




Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Esta entrada fue publicada en el periódico El Caribe:
http://issuu.com/elcaribe/docs/dn_20140627?e=1423128/3825453

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.