viernes, 30 de agosto de 2013

La magia del insomnio

Aunque el insomnio resulta ser clínicamente hablando una desorden o patología del sueño, no deja de haber algo mágico y enigmático detrás de él. Si no puedes conciliar el sueño, si te visita el insomnio, la cosa nunca se queda ahí, siempre se hace necesario combatirlo, enfrentarlo o simplemente entretenerlo, y es ahí donde se encierra su magia, el insomnio frecuente (el que no es casual), es enemigo del ocio, pues no se conforma con quedarse dando vueltas en la cama, o entretenerse con cualquier cosa, no,  te lleva a hacer cosas generalmente útiles, que incluso no acostumbras a hacer o que ni siquiera se te ocurren estando totalmente despierto, además en estado de vigilia somos más prolíferos, mas lucidos y más fértiles que  de costumbre, al menos yo lo soy.


Es cierto que necesitamos dormir y que la salud se deteriora si no lo hacemos diariamente, pero también es cierto que no todos necesitamos la misma cantidad de horas de sueño para sentirnos bien, si dormimos al menos cuatro horas corridas y bien dormidas, con un sueño de los que llaman reparador, estamos más que listos para enfrentar el nuevo día.

El insomnio es uno de mis grandes males por así decirlo, pero también es mi gran bendición, mi compañero de tantas horas, me ha ayudado a resolver un sin número de interrogantes y de cosas, gracias a la magia que encierra. Cuantas conversaciones conmigo misma no he sostenido yo, las que me han ayudado a ver la luz, cuantos escritos me ha inspirado y cuantas pesadillas me ha evitado (enfocando lo positivo).


Frecuentemente cuando me dispongo a dormir, el insomnio se acerca suavemente y me acaricia, me susurra al oído y poco a poco me conquista y me seduce y no puedo negarle mi entrega, sí, se apodera de mí como por arte de magia, y me confieso con él, le cuento todo, le hablo de mi vida y mis cosas, mis dudas y temores, mis triunfos y fracasos, mis anhelos, ¡Y con qué atención me escucha!, sé que en el fondo me niego a dormir para no separarme de él, pues definitivamente está tratando de purificar mi alma. 

Aunque el cuerpo, sea quien pague el precio, que a veces es muy alto, sé, que está sacando lo mejor de mí en cada encuentro.

Harolina P. Fluyendo armoniosamente. 



Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.