viernes, 15 de julio de 2016

Hojas escritas (jugando "Mi propio yo")

Amables lectores, quiero compartir a groso modo el resultado obtenido en el mes de junio del juego que les participé en las entradas Hojas en blanco y Mi propio yo, este ha sido satisfactorio para mi aprendizaje.

Al finalizar junio y preparar el resumen del mes, el cual sugiero hacer mediante un balance de lo logrado y lo que no se alcanzó y las emociones que esto ha generado, debo decir primeramente que agradezco a la fuente divina la idea de este juego, me ha permitido visualizar mejor mis expectativas, enfocarme más en el día a día y ver que la vida se vive un paso a la vez.  


Los logros han sido alentadores, hice cambios importantes en la cotidianidad, desde levantarme más temprano y variar hábitos dañinos, como descuidar la alimentación y la salud, hasta dejar a un lado las quejas y soltar equipaje y cargas que asumí, pero que para nada me correspondían cargar.

Los deseos empezaron muy puntuales, dirigidos principalmente hacia mí, ya que el juego se trata de encontrar mi propio yo, luego me di cuenta de que fueron abarcando otros destinos, esto me ha dejado ver que no podemos estar separados ni desconectados de los demás por mucho tiempo. Lo que deseo para mi, para mi bien, también lo deseo para los otros; no podemos estar totalmente bien si los demás están mal, nuestras vidas se van entrelazando de maneras maravillosas. 

Se que los cambios se están sucediendo en todo mi ser y a mi alrededor, estoy contenta y con una ligereza fuera de lo común en mí, pero que ya empiezo a sentirla familiar y me gusta. Sigo vibrando en amor y luz, sintonizada con el todo. Aunque algunas cosas no se logren de inmediato, se que están avanzando y haciendo lo necesario en mi interior, en la familia, los allegados y el mundo, para hacerse realidad. Cuento con la fuente divina universal para crear mi espacio exterior en base al fluir de la vida, a mis pensamientos y mi verdad interior, soy parte de ella y ella es parte de mí. Sé que transito por el camino correcto.


Este juego me ha gustado porque me insta a seguir estableciendo pautas para vivir centrada en los deseos del espíritu (no los del cuerpo), y a estar enfocada en mi propósito de vida, sabiendo y entendiendo lo importante que es cada paso que doy, y que para llegar a cualquier lugar, es solo un paso a la vez, mientras habitemos en este cuerpo terrenal. 

Ha sido una buena experiencia en mi vida, un mes revelador y provechoso, tanto espiritual como físicamente, lo he vivido más de cerca y consciente de lo que hacía y vivía a diario, mas enfocada en el día. He podido sentir mejor mi conexión con la fuente y la divinidad, la cual me permite fluir y recuperar el control total de mis pensamientos, emociones y sentimientos, y poder contar con la energía y el entusiasmo diario para cumplir mis obligaciones con sosiego, alegría y amor, y lograr así la realización de mis sueños o los deseos de mi alma y mi corazón.


Bendito todo lo observado, aprendido y superado, cambios importantes están en camino para la familia, el mundo y para mi, todo obra para bien y ese bien está en camino para el planeta y la humanidad. Sigo fluyendo en amor y bienestar espiritual, físico y emocional y dejando ver mi luz interior. 

Seguiré jugando hasta encontrar mi propio yo y el verdadero propósito de mi existencia, desde que arribé por primera vez a la vida, hasta el último aliento de vida que me quede antes de volver a formar parte de lo inmaterial y lo etéreo.
 
¡Gracias guía interior! ¡Gracias fuente divina! ¡Gracias mes de junio! !Gracias a la ayuda externa que recibí! Y también ¿Porque no? agradezco a mí ser por dejarse guiar y por tratar de brillar con luz propia como lo hace el sol cada amanecer para recordarnos que:

“CADA NUEVO AMANECER ES UNA INVITACIÓN A DESPERTAR”

I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.