jueves, 12 de mayo de 2016

Hojas en blanco

Hoy los quiero convidar a realizar un interesante, curioso y prometedor juego personal, no necesitan un acompañante o contrincante, solo lapicero y hojas en blanco. 
Este juego se me ocurrió como todo, vino de una inspiración producto de un pensamiento convertido en idea, y como siempre me digo que mis inspiraciones son lecciones primeramente para mi, empezaré a jugar el juego tan pronto empiece el mes de junio, ya que mayo está corriendo.

Estoy segura de que todos conocemos lo que es un diario o una hoja de ruta, es una lista de cosas hechas o por hacer, independientemente de lo que se trate. 

Pues siguiendo en esa misma línea te propongo el siguiente juego.

Reglas del juego

Lo primero es hacer un calendario de hojas en blanco, si deseas puedes tomar una frase que consideres edificante y alusiva al día a día y ponerla de portada al calendario. 
En cada hoja colocas como titulo el día y mes, con la finalidad de plasmar cada mañana antes de iniciar tus faenas, tus deseos y obligaciones para ese día en especifico, y cada noche, !sin falta!, revisar cuales se cumplieron y cumpliste y cuáles no y las causas. Si necesitas más de una hoja por día tómala, te ayudará a ver qué tan complicados y abrumadores son tus días. Si deseas anotar algo interesante e importante ocurrido en ese día, hazlo también.

OJO. Al igual que haces con el calendario al terminar la hoja del mes, pasa la página hacia atrás y no vuelvas a mirarla más, solo sigue adelante cada día. 

La segunda parte consiste en hacer otro calendario, pero solo con una hoja en blanco por mes con el nombre del mes como título, en ellas vas a plasmar en el mes correspondiente un condensado de los resultados obtenidos en ese mes, tanto los que hay impresos en las hojas como en nuestro estado anímico, haciendo una introspección emocional y una especie de resumen de logros y avances o cualquier otra cosa que consideremos relevante. 

Al finalizar el mes y hacer dicho resumen, vas preferiblemente a quemar todas las hojas de ese mes y olvidarte de ellas, así haces una simulación de olvidar el pasado y esa hoja de resumen actuará como tu recuerdo si necesitas alguna consulta posterior.  

OJO. Esa consulta la harás en caso de ser muy necesario, mientras más te desligues de lo que pasó, se queda definitivamente atrás. Fíjate también, que las hojas siguientes están en blanco, lo que significa que no tenemos que preocuparnos por lo que aún no se ha escrito.

Ventajas del juego

Indiscutiblemente que al acceder a hacer este juego, en primer lugar te regalarás un tiempo prudente y necesario solo para ti al iniciar y al terminar el día, además te ayudarás a estar centrado en el día a día, en el presente. Por otro lado te permitirá visualizar mejor tus objetivos y las opciones diarias para conseguirlos, y la manera en que sin darte cuenta  boicoteas hacerlos realidad, tus fallos y tu desidia. 
También te ayudará a ser más realista y organizado y fijarte metas alcanzables a corto plazo, las cuales poco a poco irán poniendo los peldaños necesarios para alcanzar metas de mayor envergadura que necesitan de un tiempo prudente para realizarse. 
Como dice un viejo refrán: “Grano a grano, se llena la gallina el buche”.

Otra de las bondades de acceder a este juego es ir viendo diariamente que tan alegres nos hacen esos objetivos alcanzados, y dependiendo de esto saber si en realidad son nuestros o adquiridos. Esto nos ayudará a encontrar nuestra verdadera identidad y gusto por la vida y por consiguiente nuestro propósito en esta vida, ya que  muchas veces nos proponemos metas que la sociedad o los demás nos imponen, pero que no encajan con nuestro perfil, ni necesariamente estamos de acuerdo con que sean las mejores opciones, esto crea un malestar general de inconformidad, apatía y desmotivación o lo que es peor, amargura, depresión e infelicidad.



Por último, quizás la mayor de las ventajas es poder encontrar ese punto de equilibrio que solo se alcanza estando totalmente presente en el ahora, viviendo de lleno y con intensidad el día a día, sin echar de menos y añorar o lamentar lo pasado, pero tampoco pensando, proyectando y suspirando por un futuro inexistente, impalpable, del que no tenemos ningún tipo de referencia porque no la hay. Lograr vivir simple y específicamente palpando y saboreando el presente.

OJO. Si consideras que debes hacer alguna variación importante para obtener mejores beneficios, hazla, después de todo será tu juego, pero recuerda que este juego no admite trampas, ni faltas o excusas para no llevarlo al pie de las reglas, si respiras y estás vivo y en capacidad física y mental, puedes sacar 5 minutos para ti por la mañana y 5 por la noche, y 10 al final del mes para hacer el resumen, es tu vida no lo olvides, nadie la debe ni la puede vivir por ti.

Así como este juego, es la vida misma, no podemos vivir el presente metidos en el pasado ni en el futuro, en el pasado vivimos y en el futuro viviremos, pero vivir, solo aquí y ahora, en el presente.

Nuestra vida al nacer es un libro en blanco, en él vamos escribiendo con nuestras actuaciones diarias nuestra historia, la siguiente página siempre nos espera en blanco para empezar a escribir en ella, la página anterior siempre quedará atrás y no podemos variarle nada, se irá tiñendo de amarillo con el paso de los años hasta que las letras tiendan a borrase y ser ilegibles, esta es la mejor muestra de que lo que pasó, pasó, y lo que ha de venir…, ya llegará.


P.D. Por más que creas que tus días son aburridos y poco activos, no es motivo para no engancharte en este juego, hazlo y comprobarás que tus días son valiosos y gracias a ese accionar diario hoy estás donde estás. Si no estás a gusto donde estás y deseas cambiar de posición, debes hacer un cambio de guión, el cual solo se consigue cambiando tus pensamientos y acciones diarias. 

!Que saques un buen provecho del juego!

I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.