miércoles, 20 de abril de 2016

Los pensamientos

Quiero dedicar y agradecer esta reflexión a +Emilio Fernandez, ya que al leer, desglosar y reflexionar sobre las interesantes publicaciones de su blog “Actividad pensativa”, me he sentido mayormente impulsada a comentarlas y compartir mi punto de vista. De uno de esos comentarios surgió esta reflexión.  

Es bien sabido que los pensamientos tienen poder, pero en realidad ese poder radica en la fuerza e intención que le imprimamos a esos pensamientos.

Piedra, papel y tijera
Me parece que los pensamientos deben estar dirigidos a obtener un fin determinado, el simple hecho de pensar es solo un ejercicio mental, y el hecho de estar en control de esos pensamientos es un ejercicio más complejo y trascendental y percibe el cumplimiento a un fin determinado.

La manera de enfoque o visualización en determinadas circunstancias de la vida o estado de ánimo en que nos encontremos, es lo que hace desviar ese objetivo y por ende los resultados no son los esperados o deseados y nos resultan inaceptables, por lo tanto los pensamientos son considerados negativos, pero más que los pensamientos, lo negativo son las actitudes ante esos resultados inaceptables debido a que no estamos en control de nuestras emociones y esto influye directamente en la calidad y fuerza de nuestros pensamientos.


Los pensamientos y las emociones van estrechamente ligados, generalmente nuestros pensamientos influyen sobre nuestras emociones, pero a veces nos da la impresión de que se da el caso contrario y las emociones llegan a influir sobre nuestros pensamientos y desvirtuar el objetivo, pero en realidad no es así. Si nos remontamos a sucesos y vidas anteriores, lo podremos constatar, de hecho nuestras neuronas se comunican telepáticamente a través de las ondas energéticas que producen los pensamientos que constantemente creamos, estas ondas al parecer viajan veloces en el espacio/tiempo a increíbles distancias, pero en realidad están más cerca de lo que imaginamos, están a solo un pensamiento de distancia y convergen en un punto central que bien podría ser el ordenador universal conocido como nuestra fuente, al que suelo llamar el equilibrista universal.

Si los pensamientos son los creadores de ideas y de todas nuestras vivencias como parece ser, y además son los responsables de que haya un registro en el cerebro, no hay forma de que suceda nada antes que ellos, todo lo demás viene a ser producto de nuestros pensamientos. 
Un alma nueva que viene por primera vez a la tierra se supone que no tiene registros de vivencias aquí, solo vacío en su mente y cerebro, por lo tanto no es capaz de generar ningún tipo de sentimiento antes de ejecutar su primer pensamiento, el cual le empezará a crear y proporcionar otros y así sucesivamente irá formándose una idea, un carácter, un sentimiento, un mundo y un propósito en ese mundo. 

Cada pensamiento produce un estimulo en su cerebro y por lo tanto una reacción, así esa alma empieza a identificarse con un patrón de conducta y a crear su propia personalidad, este poder de crear los pensamientos se debe a la consciencia, que es la fuente de sabiduría y energía creadora de todo lo que existe y que hace fluir los pensamientos a través de la mente y obtener una reacción por medio de las emociones o la ausencia de estas. 

Si aprendemos a estar en control de esos pensamientos y mantenemos en estado virgen esas reacciones, crearemos un buen patrón de conducta, con una gama abierta de posibilidades ejercitando y fortaleciendo el cerebro, de lo contrario aplicaremos el patrón de conducta establecido por las primeras reacciones a estímulos semejantes o parecidos, por lo que estaremos adoctrinando y atrofiando nuestro cerebro.


El libre albedrio es la capacidad única que tenemos los humanos de elegir nuestros pensamientos y nuestras reacciones a esos pensamientos, no permitas que te sea arrebatado, mantente en control de tus pensamientos y tus acciones, es lo único que te va a garantizar estar en control de tus emociones y tu vida.

Como dice un viejo slogan británico: “Keep calm and carry on"


I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.