domingo, 31 de enero de 2016

Lo que se calla, enferma

Hola queridos lectores, el motivo de esta entrada es agradecer una vez más que este blog de ustedes y una servidora ha sido nominado para otro de los premios que circulan por este ciber espacio. 


Esta vez la nominación es por el premio “Very inspiring blogger award”, viene de la mano de +Julia C., y precisamente por tratarse de ella debo ser más que cortés y dedicarle estas líneas agradeciendo de manera especial su nominación, por el hecho de llevar poco tiempo conociéndonos a través de nuestras respectivas publicaciones, comentarios y blogs. Debo aclarar que hemos tenido una gran armonía espiritual mutua desde el principio, a pesar de no haber sido aparentemente muy gentil al hacer mi primer comentario en una de sus publicaciones, pero precisamente por este detalle ella me ha conocido mejor que muchos y ha aceptado de muy buena gana mi forma clara y directa de ser.

La realidad es que tal como lo expresa Julia, lo mejor de los premios son los compañeros que hay detrás de ellos, aunque aclaro que no me agradan mucho este tipo de reconocimientos, no se a que se debe pero desde niña gané muchos premios en la escuela y siempre me disgustó como me sentía al recibirlos, hoy día me sigo sintiendo igual y pienso que aunque la idea de otorgarlos es con una buena intención, eso no quiere decir que por ese hecho sean beneficiosos para todos, mayormente crean envidias y recelos.

Por suerte existe la diversidad y a la mayoría les encantan y los seducen, a otros les da igual recibirlos o no y los aceptan de buen agrado, un número muy reducido (como yo), simplemente los aceptan y agradecen, pero en el fondo les producen una incómoda sensación, y a unos pocos les desagradan y no suelen aceptarlos. Particularmente pienso que los premios en sí son inofensivos, pero tienden a ser peligrosos para las personas que no tienen un control eficaz sobre el ego (la gran mayoría de nosotros) y ayudan a engrosarlo, y sin darse cuenta este engrosamiento los hace competir y trabajar más por el deseo de conseguir reconocimiento que por el mismo deseo de dar lo mejor de sí desinteresadamente y se convierte en una lucha de intereses.

Dicen que lo que se calla enferma, todos en el transcurso de la vida callamos cosas por no herir o por no sentirnos señalados o excluidos, lo expresado anteriormente es simplemente una opinión que por supuesto pude callarme, pero esta vez quise expresarla y espero que no sea malinterpretada. Esta es la razón por la que en las ocasiones anteriores me he saltado las reglas de los premios (en la última hice mención de varias personas que han apoyado mucho el blog, no nominación) y nuevamente me las saltaré, pues como en las otras ocasiones, nomino a todos los que están dando lo mejor de sí en este espacio virtual para hacer nuestra vida más valiosa y verdadera.

Haciendo alusión a la entrada anterior, no es que me disguste…, pero lo descargo.

GRACIAS Y MIS RESPETOS PARA TODOS.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.