martes, 19 de enero de 2016

Enseñanzas del viaje al Pico Duarte

Vuelvo a retomar el Pico Duarte, me he convertido en “piquera”, ja, ja.

Cada momento del viaje es importante, especialmente aquellos en donde se te revelan tantas cosas que ni en sueños sospechamos. Momentos en compañía y otros en soledad y un gran silencio interior donde solo escuchas el canto de la naturaleza. 




Pinos con gotas de rocío heladas, parecen árboles navideños con luces de colores al darle los rayos del sol. Un hermoso espectáculo.



Pasas rápidamente de un paisaje a otro, de un estado de desánimo a uno vigorizante, de un estado de contemplación y entrega a otro de suma concentración en ti, lo que haces es lo único que cuenta, vives el presente al máximo y esto sin dudas para mí fue una gran y novedosa experiencia, ya que siempre estoy pensando y cuidando de los demás, te entregas de tal manera a esta aventura que pareciera que no hay un antes ni habrá un después, solo vives ese momento como si se perpetuara cada minuto en ti.

Emilia, mi hija menor posando para la cámara. El paisaje... inolvidable.

Trataré de hacer una lista de algunas de las cosas importantes que esta aventura me hizo ver y recordar.

• Vivir el momento presente, como si no hubiera nada más importante que esto, sin pensar en el ayer ni el mañana, eso te libera y aligera el pensamiento y percibes con mayor capacidad el paso que das.

• Soltar cargas pesadas, ajenas o propias, que nada le aportan a mi bienestar presente, a mi salud y mi integridad física, moral y espiritual. Cuando viajamos ligeros de equipaje indiscutiblemente que el viaje es más placentero.

• Disfrutar de cada experiencia y aceptar con agrado y dignidad cada cosa que tenga que recibir, cada detalle es una bendición, nunca una vergüenza ni un fracaso.

• Siempre tenemos el poder interior y la fuerza necesaria para realizar nuestros sueños, solo es cuestión de ponerle fecha y manos a la obra, del resto se encargan el universo y ese poderoso espíritu invencible que poseemos.

• Cuando sientas que no puedas mas no dudes en pedir o aceptar ayuda, esto es un regalo divino, bendice todo y a todos los que se encuentran envueltos en ese regalo que el universo ha escogido tan exquisitamente para ti, nunca desprecies una dádiva que se hace generosamente con el corazón.

• Nunca dudemos de nuestra capacidad, nuestro poder es ilimitado si estamos sintonizados y armonizados con esa fuente de poder que todo lo transforma en vida, energía, alegría y amor.

• La naturaleza siempre estará ahí para ti, cuídala, obsérvala como ella te observa a ti, aprende de ella y con ella, el mundo es hermoso y se sostiene y sustenta de tu belleza interior, cultívala y exprésala como el arte milenario que es, da siempre lo mejor de ti y recibirás lo mejor de todos. 

• Cuando te liberas y conectas con tu ser esencial, todo habita en ti y emana de ti, todo se mueve contigo, respira contigo y vive contigo, muéstrale tu mejor cara y sonríele, eres parte de esa hermosa magia llamada vida eterna.   

• Cuando subes a la cima de una montaña tan alta, te das cuenta de tu pequeñez y al mismo tiempo de tu grandeza al poder lograrlo, todo está a un segundo de tus ojos y a muchos kilómetros de distancia, todo es tuyo pero sabes que nada te pertenece.  

• Deja fluir las cosas, dales su justo lugar de origen como debe de ser, respeta, honra y venera la vida a tu alrededor, ella es tan sagrada como la tuya, amarla es la mejor bendición y disculparte con ella por cualquier herida, tu más preciada gratitud.

• Agradece cada minuto, cada segundo, cada vivencia, gracias a ella estás cada vez más cerca de trascender.


Fue mi primera vez en escalar una montaña, en subirme a una mula, en dormir en casa de campaña y a la orilla de un río, en fin mi primera vez en muchas cosas.
¿A tu maldita edad? como dicen los jóvenes en mi país, pues ¡Sí, a mi bendita edad! Ja, ja.

Le estoy muy agradecida al universo y a ese poder divino por hacerme sentir privilegiada, mimada y feliz.
  
El 2015 lo empecé realizando un sueño y la verdad es que después de ese se sumaron otros que ni siquiera tenía en mente, ahora este 2016 también lo inicio con la realización de otro sueño y presiento que también será un buen año, ojala y lo fuera para todos.  

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.