martes, 28 de junio de 2016

A esas personas...

Para reforzar un poco el tema de mi entrada anterior, o para ver el otro lado de la moneda, como mejor les parezca, he escrito lo siguiente:

Existen muchas personas trabajando en pos del bienestar colectivo del planeta y la humanidad, pero que de ninguna manera, les interesa tener protagonismo y mucho menos aspiran a obtener beneficios económicos o fama mundial por ello. Personas que están dando lo mejor de sí, aportando beneficios a la humanidad y el planeta pasando desapercibidas, solo obrando silenciosamente con buena voluntad y amor incondicional.



A esas personas en particular, quiero dedicarles estas simbologías, ya que ellas son:

Como el preciado liquido que muchas veces no se ve, pero sabemos que está ahí dentro, como el agua del coco o el jugo en las frutas, no se ve a simple vista, pero si las agrietas, muerdes o aprietas sale generoso, rico y sabroso.

Como millones de árboles que se encuentran firmes alimentándose de la tierra y devolviendo a esta en agradecimiento, su cuidado, protección y respeto, su riqueza. Y prefieren ir por la vida dejando huellas invisibles de amor, aunque saben que el árbol que cae hace más ruido. 

Como ríos que sabiendo que tienen la fuerza para arrastrar todo lo que esté a su paso, prefieren ser remansos de paz y dejar que sus aguas sean tranquilas, respetando el reposo de todo lo que subyace en su trayecto.

Como montañas y rocas, firmes en su decisión de proveernos seguridad y permitirnos vivir bajo su sombra y apoyo, como guardianes del planeta y todo su esplendor.

Como pequeños duendes, invisibles, silenciosos, cautelosos y virtuosos, y al mismo tiempo, valientes, generosos, alegres, osados y valiosos.


Así son y actúan esas personas que saben y conocen la importancia de la vida y la maravilla y grandeza de la fuente que la crea, provee y conserva, la mantiene latiendo y vibrando, embelleciéndola y enriqueciéndola... Esas personas que viven para servir y aman de manera incondicional a todos.

A todas esas personas va mi homenaje y simbolismo, mis respetos para todos ellos y mi admiración por su maravilloso ser de luz y amor.

I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.