viernes, 14 de agosto de 2015

Nuestro mundo de ilusiones

Siguiendo por la misma línea de las dos publicaciones anteriores les compartiré otra de las experiencias en las comunidades, específicamente en “Creciendo Juntos”. En esta ocasión se trata de Marisol Gallardo un bondadoso ser vestido con piel de mujer con quien he tenido la oportunidad de intercambiar pareceres, y que al publicar la siguiente imagen, me sentí motivada o inspirada (como mejor les parezca) a hacerle el comentario que les comparto debajo de esta:


 Gracias +Marisol Gallardo 

“Esta frase se presta muy bien para jugar con la imaginación y hacerle cambios, y para el debate, pues si se traduce literalmente significa que a partir del día de nuestro nacimiento, nuestra vida se convierte en un reflejo del día anterior, en otras palabras es una ilusión, nunca pasaremos de ser un simple reflejo, uno tras otro como los destellos múltiples, las secuencias rápidas que hacen posible la cinematografía, y en realidad nuestra vida no es más que eso, una película, una ficción de la mente creativa”.

Bueno el comentario le agradó, me expresó que le gusto mucho el significado que le di y lo corroboró.  Accidentalmente me topé con la publicación y como estaba redactando la entrada anterior y tenía algo de relación con ella, se me hizo la luz y aquí me tienen pasmando ese reflejo de nuestra conversación, de nuestro ayer, reflejando cual espejo el siguiente reflejo de la vida, ese que acaba de pasar hace solo unos segundos, y que era el reflejo del los segundos anteriores, esa que al pasar esos segundos se convierte en nuestra huella, para darle paso a la próxima pisada que no es más que un reflejo de esa huella anterior, por que como bien lo dijo Antonio Machado, “No hay camino, se hace camino al andar”, pero se deja un reflejo junto a ese camino, un reflejo imperecedero, brillante, que solo el tiempo implacable será capaz de opacar.

Gracias Marisol Gallardo por encender esa chispa reflexiva que hace que siga evolucionando en mi pensar, siendo un espejo y reflejando mi verdad, que me siga proyectando cada vez más cerca de la realidad hasta alcanzar mi máximo potencial y se unan mi reflejo y mi realidad. Nada es fortuito, nadie se topa en tu camino porque si, todo obedece a un diseño perfecto, a un guión magistral.

Namasté

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.