sábado, 1 de agosto de 2015

Sentir la conexión


Me gusta esta imagen, por todo lo que me dice. Refleja nuestra dualidad y nos permite ver la integración y fusión del lado derecho y el izquierdo, de la luz y las tinieblas, lo divino y lo profano, lo real y lo imaginario, lo duradero y lo efímero, ambos lados uniéndose y conjugándose en un centro común del ser, confundiéndose el uno con el otro, fluyendo de pies a cabeza a través de la espina dorsal, para pasar a dar a  luz a un nuevo un ser, amoroso y sublime, brillante y hermoso, unificado.



Este nuevo ser ya no es lo uno ni lo otro es  el todo contenido en el. Me parece genial, dejar de ser lo que individualmente somos, seres fragmentados, partes de un todo y convertirnos en ese todo, un hermoso ser de luz, destellante, deslumbrante  y esplendoroso, igual en todos sus puntos, dejando a un lado la dualidad para ser solo la unicidad, el todo.
Antes de esa fusión somos como las gotas de agua que forman el mar, las partículas de arena que forman el desierto, las rocas que forman las montañas, los planetas que forman las galaxias, luego de ella somos el mar, el desierto, las montañas, las galaxias, todo al mismo tiempo.

Los humanos somos parte de un solo ser humano inmenso, cada mujer, cada hombre, cada niño, es una pequeña célula de ese gigante humano, así como lo son los diferentes mares del inmenso mar, cada mar, cada rio, cada lago, es una diminuta célula de esa inmensidad acuífera, como lo son los diferentes continentes del inmenso suelo terrestre, cada continente, cada isla, cada país, cada ciudad, cada campo, es una minúscula célula de esa inmensidad terrenal, como lo son las infinitas galaxias de la inmensidad universal, cada galaxia, cada astro, cada planeta, cada partícula astral es una ínfima célula de espacio sideral.


Cada destello energético es parte de una inmensa e infinita corriente cósmica, aunándose, transformándose, perpetuándose, contrayéndose, expandiéndose, ramificándose, disolviéndose, fluyendo… SIENDO.

Si despiertas a esa consciencia… ¡Podrás sentir la conexión! 

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.