lunes, 7 de julio de 2014

Entreteniendo al ocio

En la actualidad, donde se vive muy aprisa y se abarcan tantos roles, parecería casi imposible que tuviéramos tiempo de ocio, ya que apenas tenemos tiempo para descansar, pero el ocio, que es el tiempo libre o de descanso de nuestras actividades habituales, por ende necesario, siempre ronda a nuestro alrededor, provocándonos y convidándonos, lo importante es saber usarlo de forma correcta y hacer lo que en realidad nos gusta con determinación e inspiración y evitar incurrir en actividades nocivas. 
El tiempo de ocio mal usado es dañino y perturbador, puede convertirse en vagancia, tenemos que evitarlo, y lo mejor que podemos hacer es entretenerlo realizando cosas edificantes, gratificantes y sanas, tanto para el cuerpo como para el espíritu. La lista de las cosas que podemos hacer para entretenerlo es enorme, tenemos toda una gran variedad para escoger, lo que debemos tener bien claro es que no podemos darle tregua ni oportunidad de dañarnos, por el contrario siempre hay que tomar la delantera con él, para que no resulte que sea él quien nos entretenga a nosotros, pues suele tener los juegos muy pesados y hacernos daño si nos dejamos seducir de sus malas influencias disfrazadas de encanto.
Así como planificas tus actividades cotidianas, de la misma manera planifica con tiempo tus horas semanales de ocio, así le sacaras un mayor provecho para ti y los tuyos, das ejemplo a los demás de tu entorno y convidas a los amigos a divertirse sanamente y así las horas de ocio no te caen de sorpresa sin saber qué hacer y termines haciendo cualquier cosa que te pidan sin reparar en las consecuencias, o lo que es peor aún, desperdiciando ese necesario y escaso tiempo de descanso, diversión, renovación y sano entretenimiento.  

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.