martes, 15 de julio de 2014

Atrapados en el éxtasis de la fama

Generalmente cuando estamos sintiendo un alto grado de emoción que nos produce un placer, alegría o excitación fuera de lo común, ya sea por causa de la felicidad, de la fama, del control y poder, de las metas alcanzadas o de la realización de un deseo muy elevado de nuestro ser, se suele decir que estamos atrapados en el éxtasis o extasiados. 
Esto es algo inevitable, normal y correcto siempre que no prolonguemos ese estado de éxtasis o embriaguez mental por mucho tiempo o por más del prudente, pues puede empañar y malograr lo que fuera nuestro mejor momento y convertirlo en el más amargo.

Indiscutiblemente que esa sensación de sentirnos atrapados por el éxtasis todos queremos experimentarla, pues es generada por emociones satisfactorias, sea cual sea la razón tiende a llenarnos de una intensa alegría, nos sentimos momentáneamente superiores, lo cual satisface mas a nuestro ego que a nuestro ser interior, especialmente cuando se trata del éxtasis que provoca la fama, que tiende a generar delirio de grandeza. Si permaneces más tiempo del debido atrapado en sus redes, me temo que te empequeñecerá de una forma que desearas nunca haber conocido, esto ocurre muy a menudo con las grandes celebridades del arte, los deportes y la política. 


Sé moderado a la hora de celebrar cuando te encuentres en estado de éxtasis, para que conserves la cordura y la humildad y puedas reaccionar rápidamente y zafarte del encanto de su venenosa red, pues su veneno suele ser peligroso y mortal y actúa lentamente, para que puedas degustar con calma su amargo sabor

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.