martes, 20 de octubre de 2015

Estribillos

Desde unos días atrás tengo en la cabeza dos estrofas de la canción “Regálame la silla donde te esperé” de Alejandro Sanz, en realidad son el estribillo de la canción, sin saber la razón amaneció en mi cabeza y no he parado de tararearlo desde entonces, lo digo en mi mente o en voz alta como un mantra, y eso que ni siquiera me gusta esa canción. Le pedí a mi hija menor que la pusiera en su computadora para escucharla, la escuchamos varias veces a petición mía y ni así la he sacado de mi mente.

Tres días después tuve un sueño del que solo recuerdo que iba en un vehículo con mi hermana menor y mis hijas, en medio de la conversación que llevábamos se escuchó en la radio una canción de Camilo Sesto que se titula “Todo por nada”, les diré que empecé a cantarla en el sueño con tal emoción que le pedí a mis hijas que la escucharan bien, cantaba sin parar pero solo el estribillo, hasta que desperté cantándolo en mi mente y desde ese día no he parado de cantarlo tampoco.

El que piensen que estoy loca es lo de menos, estoy más que acostumbrada a eso, pero como siempre busco la quinta pata al gato y la guía interior, de alguna manera estos dos estribillos tienen algo en común o algún mensaje que transmitir con su aleación. Así es que aquí estoy sentada escribiendo, pues entiendo que es lo que mi guía me induce a hacer, algo saldrá de todo esto y espero que sea importante y revelador, de alguna forma se que pariré el mensaje, después de eso espero que ambas canciones me dejen en paz.

Veamos el estribillo de la canción de Alejandro que no sale de mi cabeza:

Por el puente de la esperanza
Buscaba un rinconcito para la risa
Pensado que ha valido la pena amarte
Pasamos momentitos tan flamenquitos
Y vimos rinconcitos pa' enamorarse.

La calle del pensamiento
Me lleva a aquella orilla no sé si te acuerdas
Regálame la silla que tiene arte
Yo paso por tu puerta casi to' los días
Yo paso y tú decides cuándo asomarte.

Ahora el estribillo de la canción de Camilo:

La voz desnuda de la vida
Me cambió
Todo por nada

Se van los días
Y en mis noches no hay calor
No tengo nada.

Ok, hasta aquí vamos bien, es lo que tengo para descifrar el mensaje, dejaré que fluya de manera natural y cuando esté listo para salir, volveré a sentarme a escribir.

Regresé…

El puente de la esperanza, un hermoso lugar que todos conocimos, hecho con el verdor del bosque y la alegría de la primavera, donde se cuela la inocencia y la risa y siempre habrá espacio para el amor y los momentos felices.

La calle del pensamiento, esa que tomamos para dejar atrás el puente, esa que nos hizo cruzar a otra vereda. Llenos de recuerdos y nostalgias, de cosas queridas y valiosas, abandonamos el camino real por esa vereda, incierta pero atrayente, novedosa, y por qué no decirlo, engañosa.


Hoy la vida, desnuda de amor y con un reproche en la voz, nos susurra de manera cruel que cambiamos todo por nada, absortos por la ilusión del TENER, de las comodidades, lujos y belleza artificial, nos enfrascamos en HACER y olvidamos y echamos a un lado la magia del SER, todo lo que en verdad valía y nos colmaba de gozo y plenitud quedo atrás.

Se van los días sumidos en el hastío y en las noches morimos de frio. ¡No tenemos nada! Y lo peor es que nos conformarnos con una vida virtual, atrapados por libre albedrio en una burbuja efervescente de gases tóxicos, sin hacer nada por encontrar una salida en busca de aire puro, seguimos dejando escapar la realidad de la vida, su esencia, su hermosura, y lamentablemente hemos perdido el interés de volar.


¿De veras quieres que te regale la silla donde la esperaste? ¿Quieres cambiar todo por nada?

Piénsalo bien antes de contestar. El arte no está en la silla, si no en ti y en ella, no te conformes con el objeto, ve por el sujeto, abandona la vida virtual, la ilusión, la realidad distorsionada, la calle del pensamiento, y palpa la vida tal cual es, respírala, absórbela, vívela y manifiéstate  como el puente de la esperanza que ERES.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.