viernes, 29 de agosto de 2014

San Bernardo / Doberman / Pitbull

Los seres humanos mayormente vagamos por el mundo faltos de autenticidad, adoptando personalidades y facetas según lo amerita el medio en que nos desenvolvemos. Esto es así porque el miedo a ser rechazados, nos impulsa a crear un personaje ficticio, que sea del agrado de la mayoría, y nos metemos dentro de su piel para ser aceptados y mimados por los demás, pues casi siempre necesitamos de la aprobación de nuestros semejantes con la finalidad de evitar ser echados a un lado y enfrentar a nuestro mas temido enemigo, la soledad y el aislamiento, ya que por naturaleza somos seres sociables y amistosos.

Nos acostumbramos tanto a representar personajes y a usar caretas, que muchas veces olvidamos nuestra verdadera identidad. 
                                               




En la mayoría de los casos, todos llevamos un perro Doberman dentro, al cual doblegamos y nos hacemos pasar por perros San Bernardo, sobre todo cuando queremos conseguir algo por las buenas. Otras veces violentamos al Doberman y nos hacemos pasar por perros Pitbull, si lo queremos conseguir a como dé lugar. 


San Bernardo
Raza noble y fascinante. Es un compañero cariñoso y afectuoso, son excelentes mascotas para los niños, extremadamente fiel y leal a sus propietarios y a su familia. De gran tamaño y fortaleza. Buen aprendiz gracias a su inteligencia superior.


Dobermann. Esencialmente amistoso y pacífico. Muy dependiente de la familia, cariñoso con los niños. De bravura y un temperamento medianos, además de un umbral de excitación mediano. Debido a su docilidad y alegría para el trabajo se caracteriza por su valor, dureza y capacidad. Se le puede valorar principalmente por ser muy seguro de sí mismo y nada asustadizo. Es frágil desde el punto de vista emocional. Vivaz, vigoroso, valiente, vigilante, tiene una expresión decidida e incluso un poco inquietante, de carácter enérgico, orgulloso e impulsivo, que debe ser estable, asentado y sociable.


Pit Bull. La inteligencia es uno de los rasgos más característicos del carácter del Pit Bull. Se desvive por sus amos y por lograr complacerlos. Se les ha tachado en los últimos tiempos de ser unos asesinos en potencia, en realidad se trata de perros dotados de un carácter afable y muy sociable. Es cierto también que en ocasiones pueden ser extremadamente tozudos y cabezones,  nunca cesan en su empeño. Hasta no recibir una orden que le indique lo contrario no desviarán su atención. Necesitan hacer gran cantidad de ejercicio para poder desfogar toda su energía.

                                                                      

Nos pasamos la mayor parte de nuestra vida haciendo de San Bernardo o de Pitbull y aniquilando nuestra verdadera esencia, nuestro Doberman, ya que el San Bernardo es querido y mimado por la gran mayoría y el Pitbull es temido y respetado por todos, pero olvidamos que el Doberman tiene las cualidades de estos dos en un porcentaje equilibrado y que además, es un ejemplar valiente y maravilloso.

Llegado determinado momento de nuestra existencia, en el que solo el Doberman que llevamos dentro es capaz de enfrentar y superar las vicisitudes que se nos presentan, somos incapaces de hacerlo, debido a que de tanto negar nuestra identidad, la perdimos, no sabemos en realidad quienes somos y desconocemos nuestras cualidades y virtudes y nuestro potencial, entonces nos resignamos a tomar uno de estos dos ejemplares y ejercer su papel por el resto de nuestra vida, porque nos sentimos cansados e incapaces de seguir disfrazándonos hoy de San Bernardo y mañana de Pitbull y cargamos con la pena de saber que matamos al imponente Doberman que vivía en nuestro interior.

Si aun estas a tiempo acéptate como eres, tienes facetas de San Bernardo y de Pitbull pero no eres ninguno de los dos, deja salir el Doberman que hay en ti y siéntete orgulloso de él. 

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.