miércoles, 30 de abril de 2014

La raíz de todos los males

En muchos países del mundo por el hecho de vivir en aparente estado de paz, muchas personas, especialmente la juventud, viven ignorantes de los grandes males de la sociedad mundial, que está cada vez mas convulsionada, amenazada y afectada por las guerras y sus consecuencias funestas, además de las psicológicas, económicas y políticas, y aunque no lo crean, los afectan de manera indirecta.


La idea es establecer como una asignatura curricular “Los males de la sociedad mundial”, en las escuelas y colegios a nivel de intermedia y secundaria y también en las universidades. Sería bueno preparar charlas de concientización, con imágenes, folletos de fácil lectura, artículos, cosas que motiven a los jóvenes a crear conciencia de lo que pasa a personas como ellos, que no han tenido su misma suerte.
Los clubes y entidades que agrupan jóvenes son también buenos candidatos para estos fines, un buen extracto de informaciones importantes y relevantes, datos antiguos y recientes, causas y consecuencias de estos grandes males, a los que hay que poner mucha atención, crear y tomar medidas para tratar de erradicarlos del planeta.

Hay varios temas que de entrada serian los principales, los platos fuertes que nos hacen daño: las guerras, la violencia y abuso de poder, los vicios degenerativos, la discriminación y explotación de toda índole, la contaminación y destrucción ambiental entre otros, que definitivamente tenemos que borrar del menú de opciones, pero no son la raíz de todos los males.




Parecería imposible que a pesar de lo conectado y enterado que nos permite estar la tecnología de hoy, una gran mayoría la usa solo para banalidades y vacuidades y viven muy ajenos a lo que sucede a su alrededor, no digo en el extranjero, ajenos a lo que pasa en su propio país, ciudad, comunidad y vecindario.

La juventud tiende a no darle importancia a muchas cosas de las que después va a depender su vida (su futuro) y el de sus descendientes, tiene ese aire de inconsciencia con las cosas que por error creen que son problemas de los mayores, cuando en realidad, son mas de ellos que de los mayores, pues estos van cuesta abajo y si luchan es precisamente por los jóvenes, para que tengan un mejor futuro, y como siempre son los que resuelven y deciden, obviamente el futuro siempre lo deciden los predecesores. Es por eso que tenemos que crear conciencia en los adolescentes y los jóvenes para que se inserten temprano en la sociedad y decidan su futuro inmediato y no carguen a cuestas las consecuencias no previstas y evitar seguir la larga cadena de tomar prestado para que el que viene atrás pague.

“La ignorancia y la indiferencia son para mí, la raíz de todos los males

 Entendiendo por ignorancia, la ausencia de sabiduría natural y de conocimientos generales primordiales, o sea el desconocimiento de lo esencial y básico del ser humano como ente individual y grupal, no necesariamente hay que ser un intelectual, y por indiferencia, la apatía, desinterés y falta de visión o voluntad para asumir responsabilidades y enfrentarlas, aceptando el sometimiento y la sumisión. 




El consumismo material y tecnológico nos absorbe la vida, especialmente a los adolescentes y jóvenes, va en detrimento de la salud física y mental, y no tan lento como creemos, si no a una velocidad tan grande que ni nos percatamos de ello, nos está minando y cuando quedemos totalmente atrapados y sin escapatoria, no seremos humanos ya, si no maquinas a merced de la tecnología y el consumismo masivo de cosas innecesarias y nocivas, que hacen rico a un número reducido de personas egoístas y ambiciosas que están en contra de nuestra hermosa humanidad.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Esta entrada fue publicada en el periódico El Caribe
http://www.elcaribe.com.do/2014/05/02/correo-los-lectores

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.