lunes, 27 de enero de 2014

DEDICADO A MIS TRES HIJOS

Quiero compartir con ustedes estas líneas que escribí para mis hijos como un aporte o herencia de vida. 




Ingredientes para crear un hogar

Si quieres convertir una casa en un hogar, estos son los ingredientes que debes mezclar:
Respeto, responsabilidad, sinceridad, disciplina y orden.
Luego los aderezas con los siguientes condimentos:
Consideración, amabilidad, paciencia, tolerancia y perdón.
Por último lo bañas con una deliciosa mermelada hecha a base de:
Una buena dosis de una esencia mágica llamada amor, diluida en una sustancia pegajosa llamada ternura.
El resultado es un exquisito plato necesario e indispensable para que la familia goce de buena salud física, mental, emocional y espiritual.

Llevar una casa no resulta tan complicado, sobre todo cuando cuentas con ayuda y servicios domésticos a tu disposición, debes tener buen trato, respeto, amabilidad y consideración hacia ellos, pero también debes tener don de mando para que las cosas marchen más o menos bien, hoy día con esto es suficiente para llevar una casa.

Ahora bien no es lo mismo llevar una casa que crear y llevar un hogar, en una casa los integrantes vienen a ser como huéspedes, encerrados en sus habitaciones y en su mundo, cada quien con lo suyo y en lo suyo, un hogar es muy diferente, las personas aun no sean familia conviven armoniosamente y comparten con alegría sus días y sus noches, su vida. Tanto la alegría como la tristeza son contagiosas. La unión hace la fuerza.

Muchas familias lamentablemente tienen una casa pero no un hogar, aun sean solo los padres e hijos los que vivan juntos, cada quien está con lo suyo y en lo suyo, es una de las razones que más pesan para que la sociedad de hoy se encuentre en el estado deplorable en que está.
Pautas para que las cosas marchen bien tanto en una casa como en un hogar
Se deben repartir las responsabilidades a medida que vamos siendo capaces de afrontar retos, si bien es perjudicial que no tengan ninguna responsabilidad, también es igual de perjudicial darles más responsabilidad de la debida, así como podemos tener vagos, inseguros e incompetentes (personas flojas), así también podemos tener adictos, pretenciosos y déspotas (personas resentidas).
La lista de cosas que hay que tener pendiente y hacer para que las cosas vayan bien es enorme si le toca a una persona, grande si le toca a dos, llevadera si se reparte equitativamente entre todos, va a depender del tipo de grupo familiar, de las edades que tengan y de la cantidad de personas que lo formen.
Cosas que no se deben olvidar
*Pagar las facturas a tiempo para evitar disgustos, recargos y desbalances económicos.
*Presupuestar y equilibrar bien los gastos y consumos con las entradas financieras.
*Autocontrol y comedimiento para evitar los excesos de todo tipo (financieros, verbales, emocionales y de poder)
*Limpieza y organización, pues cuando faltan el ambiente se vuelve caótico.(Tener lugares fijos para las cosas de uso común y colocarlas nuevamente en su sitio después de usarlas, mantener la limpieza y el orden en las correspondientes habitaciones, sacar la basura, etc.)

*Dedicarse tiempo diariamente y compartir, intercambiar ideas, funciones etc.
*Saber escuchar y respetar las opiniones y sobre todo dialogar sabiamente.
*Ceder en ocasiones (complacer), comprender y ponerse en el lugar del otro.
*Aportar y contribuir en la medida de lo posible en todo lo que puedan.
*Respetar y tomar en consideración que no vivimos solos y que somos diferentes.
*Divertirse sanamente a menudo, es muy necesario para sobrellevar los retos.
*Cuidarse y cuidar a los otros no haciendo cosas que puedan ponerlos en riesgo.
*Mantenerse unidos y tratar de estar preparados para cualquier tipo de adversidad.
*Enarbolar los siguientes lemas: 
                                                                                                       
“El respeto al derecho ajeno es la paz” (considera al prójimo)                                                                          
“Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde” (agradece y valora lo que tienes)                                          
“Todo es según el color del cristal con que se mire” (todo es relativo)                                                           
“Para los hombres esto es imposible, pero para Dios todo es posible"(ten siempre fe)

Hijos, hasta aquí les dejo este condensado de mi aprendizaje de la vida en familia, espero les sea de utilidad y que sean felices, los amo.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.