viernes, 25 de noviembre de 2016

Agradece las críticas

Queridos lectores hoy quiero compartirles un fragmento del primer libro que escribí, (todavía inédito), “Monólogos del alma”, el libro es de reflexiones sobre diferentes tópicos, el fragmento trata sobre las críticas. Por cierto ya había compartido anteriormente una reflexión sobre este tema en el blog, aquí el enlace Las criticas

A continuación el fragmento del que les hablo, espero les sea de provecho. 


¿POR QUÉ NOS SENTIMOS MOLESTOS CUANDO ALGUIEN NOS CRITICA?

Si alguien te hace una crítica y lo tomas como algo personal, de seguro es porque en realidad es algo personal, porque cuando estamos conscientes de que ese sombrero no nos queda, simplemente lo dejamos pasar, pero si por el contrario nos molestamos con esa persona y tratamos de justificarnos ante ella, es casi seguro que la persona tiene la razón, y eso es lo que en realidad nos molesta del asunto, que alguien nos eche en cara nuestra imperfección, eso es algo que el ego no tolera, pero aunque las apariencias indiquen que estamos molestos con esa persona y arremetamos contra ella, en realidad con quien estamos molestos es con nosotros mismos, con quien el ego se molesta es con nosotros por aceptar interiormente que somos imperfectos, lo cual es ofensivo para el ego, pues él se nutre de nuestra vanidad, de nuestro absurdo y equivocado orgullo.

En realidad, no somos imperfectos, nos hacemos imperfectos a medida que vamos creciendo y adoptando costumbres, ideologías y personalidades que no son las propias, sino las moldeadas por otros, nos hacemos imperfectos a medida que vamos alejándonos de nosotros mismos para convertirnos en la persona que los demás esperan que seamos, a medida que nos vamos rechazando a nosotros mismos para ser aceptados por los demás.

Lo que nos duele de las críticas, es saber que no valió la pena dejar de ser quien en realidad somos, porque tarde o temprano terminamos siendo rechazados de todas formas, rechazados por los demás y rechazados por nosotros mismos que es lo peor. Y es que solo lo auténtico y real es duradero, lo ficticio y fingido es efímero, nos produce un malestar que a la larga sale a relucir, y esa inconformidad con nosotros mismos y con todos (con nosotros mismos por no haber tenido el coraje suficiente para defender nuestra identidad y con todos por de alguna forma obligarnos a ser lo que en verdad no somos), esa inconformidad se traduce en amargura e infelicidad.

Cuando alguien vuelva a emitir una crítica acerca de ti, no lo tomes a mal, por las siguientes razones, más bien debes de agradecer la crítica y reflexionar profunda y sinceramente sobre ella, no te justifiques, si no te queda, déjala pasar, de lo contrario agradécela y haz lo propio por cambiar.

A continuación, diez razones para agradecer una crítica:

1- Si alguien te critica, es porque está pendiente de ti, no le eres indiferente (razón para agradecer).
2- Es muy probable que la persona que te hace la crítica, sienta afecto por ti o te admire (razón para agradecer).
3- Tal vez la persona que te critica entienda que es una manera de expresarte su afecto (razón para disculpar y agradecer).
4- Es probable que esa crítica sea la clave para hacerte despertar (razón para agradecer).
5- No todo el mundo tiene el coraje de hacerte una crítica y decirte lo que piensa aunque le cueste tu amistad (razón para admirar y agradecer).
6- No todo el que te critica, te quiere mal, al contrario, la mayoría de las veces te quiere bien (razón para agradecer).
7- El que te critica está tomando un tiempo precioso de su vida para dedicártelo a ti (razón para agradecer).
8- Cuando alguien te hace una crítica, lo último que quiere hacer es herirte, solo desea ayudarte a alcanzar la perfección perdida (razón para agradecer).
9- Cuando alguien te hace una crítica, no necesariamente lo hace de la mejor manera posible, pero sí de la mejor forma que conoce (razón para disculpar y agradecer).
10- Cuando alguien te haga una crítica, no te empeñes en ser un necio, valora todos estos puntos y agradécela de corazón aún no haya sido con la mejor intención, al menos eres el centro de atención de ese alguien (razón para agradecer).   

Las criticas, son un arma de doble filo, ambos cortan, la diferencia estriba en que uno lacera para sanar lo que está mal y el otro penetra para envenenar.

Mantente despierto y alerta para que puedas esquivar el filo venenoso y déjate herir por el otro, a fin de poder sanar cualquier magulladura que te hiciera tu falta de coraje y determinación, acepta el reto, vence tus miedos y triunfarás.

Ante una próxima critica, no arremetas contra la persona que la hace, no arremetas contra ti, arremete contra tu ego que es el que no te deja ver la buena intención de esta, que es el que está trabajando para que la punta venenosa sea la que te hiera en lo más hondo, ese ego que es el destructor de todos nuestros mejores sentimientos, de nuestros sueños de infancia, de nuestra pureza y bondad, de nuestra paz. 
                                                              
I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.