viernes, 10 de marzo de 2017

¿Que está sucediendo en el mundo?

Amables lectores, en esta ocasión quiero compartirles una reflexión de mi libro titulado “Fragmentos”, también todavía inédito, y al igual que “Monólogos del alma”, es un  libro de reflexiones sobre diferentes tópicos. Pronto los tendrán a su disposición en el blog.
A continuación les dejo la reflexión.


¿QUE ESTA SUCEDIENDO EN EL MUNDO?
Sí…, esa ha sido y sigue siendo la pregunta obligada de muchos de un tiempo para acá y de esta se derivan unas cuantas más:
¿Es en el mundo que están sucediendo cosas o solo en nuestro pequeño mundo?
¿Es en todo el universo o solo en nuestro planeta?
¿Es en el exterior o solo en nuestro interior y afecta a nuestro entorno produciendo un Efecto Dómino?
¿Es en todos los seres vivos o solo en los seres humanos y como tenemos la supremacía influenciamos en todos los demás?
¿Qué está pasando con la niñez, la estaremos exterminando?
¿Qué está pasando con los jóvenes porque carecen de ideales y a pesar de que los avances  tecnológicos nos envían la información en el mismo instante en que ocurren los hechos, están desinformados y muestran poco interés por saber lo que está ocurriendo en el mundo?
¿Porque la gran mayoría esta tan sumida en ese limbo material, consumista, tecnológico y egoísta y tan distante de los demás, de nuestra realidad, tan falta de amor?  
Estas y muchas interrogantes mas, están golpeando nuestras cabezas hace ya muchos años.
Las respuestas no nos satisfacen, se teoriza mucho al respecto, unos se apegan a unas hipótesis, otros a otras, un gran número se mantiene ecléctico, otros escépticos, otros reacios y la gran mayoría indiferente. 
Supuestamente estamos en busca de soluciones, pero… ¿Dónde? ¿Cuáles? ¿Cómo? 
Si no entendemos a que se deben todos estos cambios y que significan.
Para poder indagar mejor tenemos que ahondar bien el asunto y nos hemos vuelto muy superficiales. 
Tenemos que salir de nuestro radio de acción y seguridad pero nos hemos vuelto muy cómodos y temerosos. 
Debemos limpiar bien nuestra mente y buscar con claridad pero nos hemos fanatizado mucho.
Debemos conectar con nuestra fuente interior pero llevamos un ritmo de vida tan acelerado buscando liberación que nos hemos esclavizado cada vez más.
Debemos agudizar nuestros sentidos y estamos tan bloqueados y magnetizados por los avances tecnológicos que:
Preferimos agonizar a respirar a todo pulmón y vivir
Preferimos la ciudad al campo (no hay Wi-Fi)
Preferimos lo establecido a improvisar y arriesgar
Preferimos la esclavitud a la libertad
Preferimos aire acondicionado al aire libre
Preferimos lo artificial a lo natural
Preferimos la comunicación virtual al trato personal.
Preferimos la TV a conversar
Preferimos las maquinas a la humanidad.
Preferimos la comida rápida a cocinar
Preferimos cesáreas al parto natural
Preferimos la piscina al río o el mar 
Preferimos la falsedad a la verdad
Preferimos cirugías al aspecto real
Preferimos la fantasía a la realidad
Preferimos la homosexualidad a convivir con el sexo opuesto
Preferimos imitar a ser auténticos
Preferimos lo resuelto a realizar

I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.