jueves, 16 de julio de 2015

Hechos en serie

Nos han clonado mentalmente desde hace muchas décadas, o quizás decenios, no importa desde cuando, es un hecho real y lo estamos sufriendo en carne propia, constantemente nos someten a pruebas para evaluar nuestra sumisión.  Ahora nos quieren clonar físicamente, el proceso comenzó hace años ya y nosotros seguimos ajenos a esa realidad.

Por un momento siéntate como buen observador y mira a tu alrededor cómo se comportan todos, has de cuenta que miras el televisor y observa como actuamos al igual que en una película, con un guión predeterminado, escrito por otros, dirigido por otros, orquestado por otros y aunque ejecutado individualmente, ya no nos pertenecemos, actúanos como marionetas para realizar nuestro papel a merced del guionista.




Sé sincero y visualízate dentro de ese conglomerado, ya que eres uno más. ¿Te das cuenta? Ni siquiera somos los actores, más bien somos los dobles, los que solo están para correr los grandes riesgos y evitar que los verdaderos actores se lastimen, al menos estos le ponen su sello personal a la actuación, nosotros ni siquiera sentimos la diferencia, solo estamos prestos al doblaje, felices de que se nos utilice para realizar las hazañas que los actores no son capaces de hacer, o que evitan que hagan, pues cualquier accidente les produciría pérdidas cuantiosas de dinero. En cambio nosotros le importamos tan poco, que si nos lastimamos o morimos en el escenario, es solo cuestión de buscar otro doble que nos reemplace, y estamos tan ciegos que no lo podemos ver, nos creemos los fuertes de la película cuando en realidad somos los débiles y ni siquiera podemos aparecer en los créditos, no nos conocen y nadie nos valora, ni nosotros mismos lo hacemos, pues no nos damos cuenta de que arriesgamos más, perdemos todo y ganamos menos.

Dime algo ¿De veras que eres feliz así? ¿Te sientes cómodo llevando esta vida? ¿No te duele en el alma ser usado tan mezquinamente?

Si tu respuesta es “Sí”, definitivamente ya estas clonado mentalmente, ya eres un ejemplar más, el siguiente paso será tu clonación  física, mientras sucede, bienvenido a tu nueva dimensión, a tu versión androide humano. 


Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Esta entrada fue publicada en el periodico El Caribe:
http://www.elcaribe.com.do/2015/07/22/correo-los-lectores

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.