martes, 29 de diciembre de 2015

Bienvenido 2016

Cada nuevo año trae consigo un algo especial, una magia única y perdurable que pocos apreciamos y decidimos agradecer. La magia de renacer a nuevas aventuras y proyectos, expectativas y sueños a realizar, pero más que todo renacer espiritual, empalmar otra conexión más con lo divino, la esencia primordial del ser. 
Siempre cuesta mucho desenchufarnos del año que se fue, seguimos apegados a él, atrapados en su aura y muchas veces repetimos errores y hacemos las mismas cosas esperando conseguir resultados diferentes, pero como es obvio no lo conseguimos, porque nos cuesta tirar la sabana vieja para arroparnos con la nueva ya que la sentimos fría y ajena, no guarda conexión con nosotros, sentimos nostalgias y cierto aire de conformidad a la hora de tomar nuevas decisiones y nuevos rumbos.

Soltemos todo lo que nos mantuvo atados a resultados enfermizos, abracemos una nueva libertad de pensamiento, estrenemos alguna parte del cerebro que todavía permanece intacta y realicemos cosas diferentes y reconfortantes, tanto para el cuerpo como para el alma, tanto para nosotros como para nuestros semejantes.


No te dejes conquistar por la tristeza y amargura, nuestra esencia natural es la alegría y felicidad. Aunque el medio se muestre o vislumbre hostil y desagradable no lo es, es tu enfoque el que se centra en ver solo lo negativo, existe mucha alegría y belleza por doquier, mucha gente haciendo cosas buenas, alegrando corazones, concéntrate en encontrarlas y dejarás a un lado la amargura. 
La felicidad está en tu interior, no te rindas, puedes estar a punto de encontrarla en ti, y luego en todos y en todo.

Conexiones amorosas de almas es mi mayor deseo para este fin de año y el nuevo año que se avecina. Pero para esto es necesario conectarnos primero con nuestra alma, derribar los puentes de separación creados por el egoísmo, la ambición y la insatisfacción y crear lazos de amor fraterno, lazos de hermandad universal que contagien al mundo de alegría y felicidad. 

Definitivamente cada cual lo toma como le parece, lo importante es estar conscientes de que en cada fecha, estación o momento de nuestra vida, la decisión de dar lo mejor de nosotros, es lo que verdaderamente cuenta.

¡FELICES FIESTAS Y UN MEJOR AÑO! 

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Esta entrada fue publicada en el periódico El caribe:
http://www.elcaribe.com.do/2016/01/06/correo-los-lectores


Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Navidad











Como muestra de mi agradecimiento a todos ustedes queridos lectores, les quiero dejar este acróstico de la palabra “Navidad”, espero que estas palabras resuenen en sus corazones y se puedan identificar con ellas durante estas fiestas y también por el resto de sus vidas.

Nacimiento
Amor
Vida
Ilusión
Dádiva
Armonía
Divinidad

Que la luz que representa la estrella de Belén brille en vuestros corazones, guiando siempre su andar.

¡FELIZ NAVIDAD!

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

sábado, 19 de diciembre de 2015

La hora de partir

Es una realidad irrefutable que casi siempre se cuestiona la llegada a este plano de la existencia.
¿Por qué ahora? Refiriéndose al embarazo
¿Estoy preparada? Refiriéndose a lo inevitable, lo que está por llegar.
¿Qué será? Refiriéndose al sexo
¿Cómo será? Refiriéndose a los rasgos físicos.
¿Qué le deparará el futuro? Refiriéndose al porvenir y prosperidad.

Según vamos creciendo las preguntas se siguen sumando, de parte de nuestros progenitores y a esas nos sumamos como protagonistas de nuestra existencia con un grupo mayor de interrogantes. La vida transcurre con muchos altibajos, cada cual sigue sin saberlo un camino ya trazado por su alma, que irremediablemente la vida se encarga de abrirnos esa brecha señalándonos con avisos claros y a veces no tan claros el próximo paso a dar.
Bien o mal, con tropiezos y hazañas increíbles, con logros, con desilusiones y derrotas vamos construyendo ese camino al que llamamos vida. Al llegar a cierto punto del camino andado, algo nos recuerda que también incluimos en el diseño nuestro regreso, lo cual habíamos olvidado por completo, pero esa visión aunque borrosa poco a poco empieza a aclararse ante nuestros ojos interiores y apresuramos la marcha o bajamos la intensidad dependiendo en el nivel en que nos encontremos, pues sabemos que inminentemente la hora de la partida llegará.
La mayoría le ha cogido un gusto indescriptible a la vida y trata de esquivar ese diseño y rehacer otro eliminando esta partida, pero como dice el dicho, “Lo hecho, hecho está”, el regreso se podría retrasar, se permite negociar, pero no podemos obviarlo, tarde o temprano debemos partir, alzar nuevamente el vuelo.
¿Por qué será que cuesta tanto hacer eso?  Dejarse ir, soltar amarras y regresar al lugar de origen. Evidentemente que a casi todos nos cuesta y la verdad es que no debería ser así. A la hora de partir deberíamos estar preparados, contentos, deseosos de volver, de contar nuestra experiencia y descansar en ese remanso de paz y si fuera necesario, nuevamente regresar en otro cuerpo y tal vez otro lugar.
Es otra realidad irrefutable que pocos se cuestionan a la hora de partir de este plano de la existencia.
¿Por qué negarme a partir? Si lo sabía desde siempre.
¿He cumplido mi propósito? Hacen un balance de su vida.
¿Qué me espera del otro lado? No aceptan con alegría el regreso, más bien lo hacen resignados, como diciendo “No hay de otra”.

Algunos sostienen una lucha titánica para no dejarse conquistar por la temida muerte, se niegan a morir y resulta que entonces es peor, porque se mueren en vida. Le temen a morir y morir no es otra cosa que el cambio de vestimenta del alma, el abandono de un plano existencial para acudir a otro plano también existencial pero donde no es necesaria la vestimenta exterior que cubre nuestro brillo y belleza inconfundible del ser.
La hora de partir no debe ser dolorosa, es más bien la celebración de una victoria más, una muestra más de nuestra fuerza interior y capacidad de aprender, crecer y evolucionar, de trascender a otra vida, marcar y dejar huellas de amor donde quiera que pisamos. Así como planificas tu vida, planifica tu muerte, habla de ella, que deseas que se haga para despedirte, algunas personas ya lo han hecho, perdamos el miedo a morir.
Te deseo que cuanto te llegue la hora de partir te encuentres sereno, preparado, alegre y emocionado por todo lo que hiciste y creciste, compartiste y amaste, pero sobre todo, diste y colaboraste con ese devenir de la existencia universal.
Om Shanti

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

martes, 15 de diciembre de 2015

No soy de aquí ni soy de allá

Hace tiempo Facundo Cabral escribió una canción con el título de esta entrada, bellas letras tratando de mitigar la nostalgia por su país.
En la actualidad la principal identidad es la nacionalidad, o sea, de que país provienes, es incluso más importante que tu nombre, familia, linaje, color de tu piel, idioma, religión, etc.  Me pregunto si dentro de poco bastará con decir que somos terrícolas, ya que los extraterrestres se han vuelto a poner muy de moda.

Lo que más me sorprende de esta modalidad es que se materializó desde que empezamos a crear fronteras y países, antes la tierra era de todos y la vida se vivía con más libertad, no eran necesarias las leyes, el respeto era el idioma universal y la única identidad era el amor. A partir de la primera marca, de la primera línea divisoria, comenzaron los conflictos y cual virus se expandieron por todo el planeta dando origen a los diferentes países, guerras y conflictos, ya que el hombre comenzó a sentir hambre de la tierra, de posesiones, de poder y dominio absoluto y nos llenamos de odio y avaricia y surgieron las etiquetas. 

Soy Dominicana ¿y?
Soy hispano parlante ¿y?
Soy latinoamericana ¿y?
Soy de piel morena ¿y?
Soy creyente ¿y?
Soy mujer ¿y?
Soy rico o pobre ¿y? 
Soy… ¿y?



¿Que gana mi cuerpo con todos esos Soy si como quiera mi carne es igualmente corrompible y putrefacta como la de todos?
¿Que gana mi alma con todos esos Soy si como quiera es un ente evolutivo que forma parte de un ser espiritual puro y perfecto como todas las almas?
¿Que gano Yo con ser todos esos “Soy” si en realidad somos iguales todos y percibimos un fin común? La felicidad. 




“No Soy de aquí ni Soy de allá, no tengo edad ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad…”
Bien lo expresó Facundo Cabral, en el lugar que esté, solo SOY, sin anexos ni apellidos igual que todos, porque la felicidad no depende del lugar, ni del idioma, ni del color de piel, ni de la religión, ni del sexo, ni del dinero, ni de…
Solo depende de tu paz interior.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Esta entrada fue publicada en el periódico El Caribe:
http://www.elcaribe.com.do/2015/12/23/correo-los-lectores

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Tergiversando la vida

Estoy segura de que todos, alguna que otra vez hemos sido participes a manera de oyentes de conversaciones que para nada nos atañen sobre personas desconocidas y ajenas a nosotros, pero a pesar de esta realidad terminamos escuchando cosas que nos ponen a pensar, a veces hasta queremos opinar y nos tenemos que morder la lengua (como dice el dicho) para seguir aparentando estar ausente y ajeno a la conversación, incluso si nos vemos en la necesidad de quedarnos a medias lo lamentamos, como si de alguien familiar se tratara.

No sé cómo llamarle exactamente a esta situación embarazosa, pues aunque aparente ser ajena la conversación, por algún motivo se hizo de forma que escucháramos su contenido o parte de él. Muchas veces son conversaciones insípidas y falta de sentido, al menos para nosotros, pero otras veces se meten en nuestra cabeza y terminan formando parte de nuestro trayecto, nos sirven de enseñanza, y en otras ocasiones, quizás las menos no podemos vencer la tentación y terminamos metidos en ella, haciéndonos pasar por “intrusos” aunque tal vez la palabra adecuada sea “intuidos”, ya que es nuestra intuición quien se encarga de hacernos saber que la razón de esta conversación delante de nosotros tiene como única finalidad nuestro aporte.

Pero además de todas estas opciones existe otra, muy popular por cierto, y es la de tergiversar lo escuchado, hacer conclusiones a priori sin saber a ciencia cierta el contexto completo y la condición, motivo y veracidad de lo escuchado y damos rienda suelta a la imaginación para llenar los huecos, hacemos cambios pertinentes para darle más énfasis y terminamos por recrear en la memoria algo muy diferente a lo escuchado. Supongo que muchas grandes novelas surgieron de un episodio así, personajes, protagonistas y eventos que creamos con la ayuda de una conversación suelta en la calle o en algún restaurante y fueron el motor de arranque de un best seller.


Así es que si en algún momento te encuentras tergiversando la vida, no te sientas mal ni lo tomes demasiado en serio, en esta senda tan variada por la que transitamos se vale todo, se apuesta a ganar y se está presto para el próximo capítulo de la vida con ansias nuevas y con la cabeza en alto. Todo lo que ocurre en tu presencia es de tu incumbencia, no lo olvides, no para que te metas y opines, no siempre será necesario, pero si para que prestes atención, hay un mensaje para ti, intenta descifrarlo.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Cuando decir !Gracias!, se me hace poco.








Gracias querida Mila Gómez por la nominación al premio "Nen@ tu vales mucho"




Sé que primeramente tengo que agradecer la distinción con que Mila honra mi blog, no faltaba más. Ella sabe mi parecer sobre los premios, no me gustan…, pero qué más da, aquí estamos de nuevo aceptando humildemente este galardón que tiene algo de particular para mí, su forma, fondo e imagen, son la sencillez personificada, así que imposible argumentar en su contra.

Aunque la finalidad de crear el blog jamás fue ni será la de recibir ninguna especie de tributo o reconocimiento que no sea la de poder servir de ayuda, apoyo o entretenimiento a los visitantes y lectores, tampoco puedo negar que el hecho de ser tomado en cuenta para un reconocimiento del esfuerzo que hacemos por llevar lo mejor de nosotros al publico que nos lee, no sea meritorio y aceptado con agrado.

Por eso, de la misma forma humilde con que acepto la nominación, se la dedico a todos los que como una servidora dan lo mejor de sí para ayudar a fluir a los cibernautas deseosos de crecer y encontrarle el verdadero sentido a su existencia.

En esta ocasión quiero señalar y agradecer a varias personas que han acogido mis escritos y el blog como parte de su camino, y a quienes les debo un agradecimiento muy especial por su apoyo incondicional, ellos son:

+Millicent Payano 
+Teofilo Payano
+Graciela Luz Uriel 
+Mila Gomez
+Consciencia y Vida Magazine 
+Joy Boixet 
+Angeles Perez 
+Noemi Castaneda 
+Euri Mérida 

También quiero hacer una mención particular a otras personas que se han sumado y a las que les agradezco su participación:

+Irma Villalobos 
+Luis Mariano Gómez Pascual 
+María Alma Martínez Corazón Holistico
+Emilio Fernandez 
+ana maria Pedraza 
+pablo Gonzalez 
+Gricelda Fernandez... 

No puedo dejar de mencionar a dos personas más, su creadora +Julia C. a quien recientemente he conocido en este ciberespacio, por cierto de forma muy particular, y a quien otorga el premio a Mila, a +Francisco Moroz con quien también he compartido a través de este medio.

Y para otros tantos que aunque no mencione saben que también forman parte de este proyecto, pues se han “Acercado, compartido y fluido con nosotros”.

¡GRACIAS DEL ALMA! POR SER Y ESTAR, EL UNIVERSO OBSERVA Y RETRIBUYE VUESTRA AMOROSA LABOR.

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Usando comodines

Ante tantos cuestionamientos, quejas, cambios, flujos de información, caldos de cultivo, manipulaciones y conspiraciones, me ha surgido un cuestionamiento más;  ¿Y si también este supuesto despertar de la consciencia fuera irreal, y sea otra realidad desvirtuada, inculcada y manipulada por los poderosos del mundo con fines de establecer más controles mentales y gobernarnos a su antojo sin que podamos ni siquiera opinar, pues creemos firmemente estar evolucionando? ¿Y si el engaño es quizás peor, y tal vez sea otra maniobra creada por el fanfarrón interno (el ego),  para que sigamos siendo su esclavo? ¿Y si por error estamos usando comodines? ¿Hacia dónde nos dirigimos en realidad y donde iríamos a parar? 


Me dirán que no es así, que estoy loca o fuera de la realidad, que ahora si estamos seguros y a salvo porque hemos evolucionado y despertado a la verdad, que hemos pasado a otra dimensión y en ella somos incapaces de dejarnos manipular y que…, bla, bla, bla, bla…, puede que sí y puede que no.

No sabemos a ciencia cierta la edad de la existencia humana, solo indicios, nada con exactitud, y cada día nuevos descubrimientos hacen que se caigan teorías que desde hace miles de años están vigentes, pero un nuevo hallazgo arqueológico o científico demuestra que cada vez sabemos menos, pues lo que supuestamente sabíamos de buena fuente, pierde veracidad y simplemente lo creemos porque las supuestas pruebas no nos dejan otra opción y nos muestran la realidad.

¿Pero cuál realidad? Estas pruebas bien podrían estar manipuladas para llevarnos al terreno deseado, hoy se valen de todo tipo de mecanismos para lograrlo. Lo que si sabemos y recordamos es que siempre ha sido igual la trama, han existido las jerarquías, los abusos y derroches, los mansos y cimarrones, la mentira y la verdad, la alegría y la tristeza, el amor y el odio…

Hoy día mas que en ninguna otra época, es más factible aún la manipulación y el estar dormidos bajo el mismo tipo de hipnosis, porque todo lo que comemos, consumimos, tenemos, hacemos, vemos y escuchamos viene de las mismas fuentes de poder, de los grandes emporios mundiales, las multinacionales, y los resultados de nuestro esfuerzo van a parar a las manos de los dueños de esas mismas multinacionales, el monopolio es más grande que en ninguna otra época aunque quieran aparentar que no es así, vendiéndonos un nuevo sueño.

La realidad es que el mundo le pertenece a unos cuantos, respiramos el aire que ellos quieren que respiremos (han dividido el mundo por naciones y son muchos los requisitos para ir de una nación a otra), dormimos las horas que ellos deciden que debemos dormir (establecen los horarios de trabajo, los días feriados y las vacaciones), y actuamos de la manera que ellos con sus mecanismos de control desean que actuemos (nos mantienen embobados con su poder y autoridad a base de miedo y de proveernos juguetes tecnológicos que nos entretienen y mantienen el control sobre nosotros).


Cuesta mucho ser diferente, salirse de la manda, romper el patrón y prescindir de los poderosos, de sus tretas, sus juguetes tecnológicos seductores, de sus redes, pues son los dueños de todo lo que se oferta, los grandes bancos les pertenecen al igual que las riquezas del mundo están bajo su poder, dominio y control, por eso todavía me queda esta duda rondando mi cabeza, ¿Quién quita que toda esta ascensión y salto no sea otro juego de matrix propiciado por ellos?

Aunque creo avanzar en mi propósito de gozar de claridad mental y consciencia despierta, y trato de mantenerme lo más que puedo al margen de muchas de las aberraciones y conductas del rebaño, me pregunto, ¿Cuánto tiempo se puede sobrevivir hoy fuera de la matriz sin sentirse solo, sin ser un bicho raro, sin tirar la toalla? ¿Acaso ese despertar no será también manipulado por ellos y llevado gradualmente en dosis pequeñas a nuestros pensamientos fuera de nuestros controles, y controlados por ellos a través de los medios de comunicación y las personas que ellos dirigen y controlan a su antojo, que son un número bastante significativo y a los que las masas siguen de forma inexplicable? 


Precisamente por esa duda estoy más alerta y antes de hacer, creer o afirmar y corroborar algo, le doy todas las vueltas posibles para tratar de ver con mayor claridad todos los ángulos y contornos, por supuesto claro está tratando de no perder la cordura y convertirme en una neurótica o sufrir delirio de persecución. Pero de que estamos viviendo tiempos muy difíciles y engañosos no me cabe la menor duda, de un tiempo a esta parte se han caído muchos altares y desmontado un sin número de postulados y creencias, nada es lo que parece y aunque el sol sale más brillante cada día, detrás de todo ese resplandor existe mucha oscuridad. 


Necesitamos una verdadera señal universal que nos confirme las tantas teorías de seres superiores, hermanos de la luz, jerarquías celestiales, ángeles y arcángeles, dioses y demonios, mundos paralelos y portales dimensionales, saltos cuánticos y fuente de todo poder, para que el despertar sea verdadero y se haga realidad, porque todavía no existe una teoría universal coherente, cada quien la acomoda según sus creencias y convicciones o su lavado de cerebro y no debería ser así si todos procedemos de una misma fuente de vida y sustancia y somos parte de un todo, una unidad.
Así que mientras no lo compruebe por mi misma y me queden dudas, mientras no reciba esa señal que nos quite esta ceguera universal, sigo mi aprendizaje por medio de los designios de mi intuición y del corazón y sigo pensando, razonando, indagando, cuestionando, evolucionando y diciendo como Sócrates; “Yo solo sé, que nada sé”…, y sigo aprendiendo. 

Harolina Payano. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.